Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
emplea como adotfno, en forma de lazo o de pompón; el primero se pone delante, dejando sobresalir del ala lazadas y caídas, y el segundo se coloca en el costado casi detrás. Se prevé la vuelta de los alfileres de sombrero, desaparecidos hace tantos y tantos años. Hay para ello dos explicaciones: primera, que las formas, menos encajadas, guardan mal el equilibrio sobre lá cabeza, y segunda, que las cabezas tienen pelo largo. Realmente, las ideas nuevas están tan a, la vista, que nuestra misión de periodista resulta bonitamente simplificada. Deseo decir algo acerca de la importancia, cada vez mayor, de los guantes en la moda femenina actual. Es preciso elegirlos de un modo juicioso, ett el cual pueda haber libertad de fantasía, sin que el mal gusto estropee el conjunto. Con los vestidos negros para el día, los guantes de tono Castaño hacen muy buen efecto; los trajes verdes deben ir acompañados de guantes de la misma tonalidad, o, mejor, negros si se opta por un conjunto tranquilo. En las horas nocturnas es cuando este adorno aporta un complemento admirable a la armonía de la mujer. Lo blanco exige guantes obscuros y lo negro, tonos vivos, la alegría que le falta. En mi humilde opinión no debe aconsejarse a nadie que use guantes rojos; a mí me recuerdan siempre las manos manchadas de- sangre, manchas de las cuales no pudo r Las influencias clásicas en la moda. MODELO MADAME GEORGETTÉ. Í A U P E M U SELINA MARRÓN CAPUCHINO, ADORNADO CON PLUMA MODELO MARIE ALPHONSINE. FIELTRO NEGRO C O N DOS P E QUEÑAS PLUMAS ROJAS Y N E GRAS. VELO D E T U L NEGRO verse libre lády Macbeth. En cuanto a las manos cubiertas de guantes verdes, me hacen el efecto de serpientes ¡lagarto, lagarto! tanto más cuanto que los brazos tienen la fprma del cuerpo de tales reptiles, ert cierto modo. Con ellos las mujeres, hijas de Eva, parecen ser presa de un par de reptiles. Las jóvenes no titubearán para adornarse con guantes de color de rosa, azul. celeste, etc. Todos los tonos pxstelizados sientan bien, a condición de acomodar los del vestido con los de los guantes, pues es privilegio de la edad juvenil la perfección del indumento. Las joyas se usan poco, y eso está bien. Las que se ven son másfinas, más delicadas, más artísticas, en una palabra: collares de longitud intermedia adornan el cuerpo del vestido, sin perjudicar a su encanto y dejando ver el corte y el trabajo de la modista, que son su cualidad principal. -En verdad os lo digo: la moda es cada vez más exquisita y refinada. i t I Y vamos con los sombreros. De ellos van desapareciendo todos los adornos de pedrería, que serán substituidos por el jade, el ónice, el pórfido, el mármol, el galalit y el cuarzo sonrosado, pero cuándo se usen agujones para sombreros todo deberá ser del mismo material; un descuido en este detalle puede revelar distracción, aturdimiento. Bajando desde la cabeza a los pies, veremos qué los zapatos se adornan con incrustaciones de piel, pero de pieles planchadas o recortadas. Un refinamiento nuevo inventado por un zapatero famoso, verdadero modisto del calzado, son los nudos denominados de chapelier (de sombrerero) colocados en el extremo del zapato. TERESA C L E M E N C E A U MODELO JANE FRANCE. TERCIOPELO NEGRO CON GRAN P L U M A BLANCA