Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Desde que en el año iSgo dimos a conocer a la clase médica la fórmula de nuestro E l i x i r Estomacal Sáiz de Garlos, ha sido ensayado por millones de enfermos del estómago e intestinos, lo mismo en afecciones agudas que en crónicas, algunas de más de treinta años de antigüedad, rebeldes a todo tratamiento, y ha, sido tan inmenso el éxito obtenido por médicos y enfermos, agradablemente sorprendidos por sus efectos rápidos y seguros, que bien pronto pasó a ser un medicamento de fama, abriéndose camino en el mundo entero por su bondad y superioridad a todo lo conocido para el tratamiento de las afecciones del aparato digestivo, llegando a ser de uso universal, como lo demuestran las siguientes cartas espontáneas de algunos enfermos, que no son más que una ínfima parte de las aue constituyen nuestra colección, C O L O M B I A -D o n Faustino Pulido R. comerciante, Restrepo. M e complace certificar que, después de haber estado resuelto a someterme a una intervención quirúrgica, por tener una úlcera en el estómago, diagnosticada por los más eminentes facultativos del país, me he curado completamente al medicinarme con el Elixir Estomacal Sáiz de Carlos. M É J I C O -D o n Ubaldo M Pérez, farmacéutico, de Panindícuaro, Mich. refiere que un hijo suyo padeció una diarrea que le d u r ó cinco meses, sin haber encontrado alivio con n i n g ú n tratamiento, hasta que tomó el Elixir Estomacal, y en menos de quince días se puso bien el enfermo, renaciendo el apetito v ganando en carnes. Convencido de la eficacia de este preparado y agradecido a los resultados obtenidos en su hijo, lo recomienda siempre que l o cree indicado, y entre varios casos que le constan de vista, refiere el siguiente: U n niño, A u relio Torres Vergara, de dieciocho meses de edad, hacía un a ñ o que padecía una diarrea crónica, y en quien habían fracasado los métodos curativos de esta enfermedad. Sus padres, a pesar de haberles recomendado las bondades del Elixir Sáiz de Carlos, no quisieron dárselo, por apatía para las medicinas de patente. Después de fracasados diversos tratamientos, y ya en el último período, en un montón de ruinas, bien delineadas todas las costillas, señalándosele todos los huesos, con edema en los pies v di snea y albuminuria; en fin, con los signos precursores de una cercana muerte, vinieron a por un frasco, diciendo lo consideraban todo perdido. Días después, cuando ya lo creía sepultado, me refirió la madre que ya dormía bien, que las deposiciones eran normales y que, en fin, había resucitado y comienza a andar. P E R Ú -D o n Camilo Nieto, de Lima. M e es grato darles las m á s expresivas gracias por el maravilloso remedio Elixir Estomacal Sáiz de Carlos para el estomago. Desde hacía diez años estuve sufriendo esa n- íble enfermedad; me sometí a un sana ¡o. pero todo fué inútil, llegando a ser desahuciado por los facultativos. Hasta que resolví comprar una botella de vuestro Elixir Estomacal Sais de Carlos para enfermedades del estómago. F u é un remedio ma- ravilloso; con la primera botella se me quitó el dolor casi por completo, y con l a segunda quedé completamente sano hace seis meses. N o les he escrito antes, para saber si estaba sano radicalmente, y hoy les digo que el Elixir Sáiz de Carlos, para el estómago, se lo aconsejo a toda persona que sufra esa terrible enfermedad. C U B A -D o n Francisco G. Rosales, de L a Habana. Por la presente quiero hacer constar mi eterno agradecimiento por l a rápida cura que he obtenido con el Elixir Sáiz de Carlos, que me curó al segundo frasco una ú l cera de estómago que padecí por espacio de ocho años, y que no roe retenía nada en m i estómago, habiendo recuperado las veintiocho libras perdidas cine tuve en los tres últimos meses de mi gravedad. A R G E N T I N A -D o ñ a M a r í a H de F e riando, de Buenos Aires. M e es grato comunicarles que después de veinticinco años he encontrado remedio a mis dolencias con el Elixir Sáiz de Carlos (Stqmalix) que he tomado durante cuatro o cinco meses, y que sigo tomando. Padecía yo un vómito diario, a veces dos, o de. un agua de gusto ácido. M e recomendaron ei Stomalix, y el efecto fué sorprendente; desaparecieron los vómitos, y de los cincuenta y ocho kilos que pesaba he llegado a setenta y uno. Tengo sesenta y ocho años, y habiéndome curado ahora por completo, he querido manifestar m i reconocimiento a ustedes, que han sabido encontrar remedio tan eficaz. í: comprender que su persona es un cene tactor para la Humanidad. T a l es así, que al encontrarme enfermo por más de cuatro años de un malestar al estómago, después de haber ensayado muchos remedios sin resultado, recurrí a usar su Elixir Estomacal, cuyo reclamo aparece en una revista de nuestro país, y me dio un resultado tan bueno, que con un frasco mejoré por completo. C O L O M B I A -D o n L M Guerra, de Ba Tranquilla. Les informo de una operación que sa ha operado en una chiquita mía, de dos años, y medio de edad, por medio de su maravilloso preparado. A consecuencia de una infección intestinal aguda que sufrió en los meses de octubre y noviembre del a ñ o pasado, quedó de tal manera aniquilada, y el estómago en tan completo desarreglo, que todos los alimentos que tomaba los d i gería intactos, sin digerir nada en absoluto, y había necesidad de mantenerla con líquidos. P o r recomendación del doctor Carlos A Manotas, notable médico de esta ciudad, decidí darle el Elixir Estomacal de Sáiz de Carlos, y hoy puedo informar a ustedes, en honor de la verdad, que se encuentra completamente restablecida, come bien, digiere perfectamente y es la alegría del hogar. 1 C O S T A R I C A -D o n Miguel M Herrera, de L a Cuba, Alajuela. Lleno dé sincero agradecimiento, rae dirijo a la casa productora del famoso Elixir Estomacal Sáiz de Carlos, pues m i madre se encontraba grave, muy grave de salud: tenía un vómito terrible, no podía retener absolutamente nada en el estómago, tenía una debilidad completa; m á s bien se creía hacia la tumba que hacia la v i da. N i n g ú n d o c t o r acertaba a curarla y aun la habían desahuciado pero hizo la casualidad que el doctor M Fiquérez le recetó el famoso Elixir, y con tres botellas se encuentra completamente curada de su dolencia. C H I L E -D o n Gustavo J Anedondi, de Lota. T a l vez le e x t r a ñ a r á recibir esta carta de estas lejanas tierras; pero, movido por un deber de persona agradecida, lie creído necesario felicitarle al El E L I X I R S A I Z D E C A R L O S ayuda a las digestiones, abre el apetito y tonifica. Suprime la pirosis, hiperacidez, vómitos, diarreas, etc. etc. Cura la úlcera del estómago, porque desde el primer día del tratamiento, unido al régimen lácteo, disminuye la acidez gástrica, y, al poco tiempo desaparece el dolor; el enfermo aumenta de apetito, varía de color y se nutre. LABORATORIOS SAIZ DE CARLOS Brasil, 29 Saltador, O BUENOS R E S S N m M O CHILE C 49 Chile, 1981 R.
 // Cambio Nodo4-Sevilla