Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 3 DE, NOVIEMBRE D E 1931. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA 3 P A G 23. EXTRAORDINARIA NISTAS D E L BANCO DE DE ACCIO- ESPAÑA L a Junta de Accionistas y la conducta del Consejo en relación con el proyecto de ley que modifica la de Ordenación Bancaria. Extracto del informe presentado p o r el Banco a la comisión parlamentaria del proyecto. Intervenciones del gobernador, del consejero señor conde de Limpias y de varios accionistas. L a Junta ratifica su confianza al ConsejOc Después de la declaración del Gobierno en el Consejo celebrado el sábado, según la cual se muestra aquél identificado con el proyecto de reforma de la ley de Ordenación Bancaria, presentado a las Cortes por el ministro de Hacienda, era grande la expectación por conocer el resultado de la Junta general extraordinaria de accionistas, convocada por el Consejo del Banco para el domingo último. Se hablaba de determinadas actitudes, carentes de fundamento, según se vio en la sesión, y se decía que el ministro de Justicia había de intervenir en la discusión. Esta noticia tenía por base el hecho de haberse expedido la tarjeta de asistencia a favor de la Fundación Figueroa de l a que es juez protector el Sr. de los Ríos; pero éste no asistió. ña, a pesarde hallarse vigente un régimen de ordenación, a base de pacto entre el Estado y aquél, y termina advirtiendo que los consejeros acuden a dar cuenta a la Junta general de su gestión, poniendo sus cargos a disposición de los accionistas, y si éstos estimaran que deben permanecer en ellos, es necesario que puedan salir de la Asamblea con toda la fuerza moral que requieren los intereses del Banco, íntimamente ligados a los intereses económicos de E s paña. L a Junta acogió con aplausos las manifestaciones del conde de Limpias. Lectura del informe del Banco Comienza la sesión Desde las diez y media empezaron a entrar en el salón de Juntas los accionistas, previa compulsa de la tarjeta con los documentos del Banco, y antes de las once sra muy nutrida la representación de accionistas, entre los cuales se cambiaban impresiones respecto al resultado de la sesión. A las once abrió ésta el gobernador, señor Carabias, al que acompañaban en el estrado todos los miembros del Consejo. E l gobernador saluda a los accionistas E l Sr. Carabias, gobernador del Banco, d i rigió un saludo a los accionistas y expresó su confianza en que la Junta se desarrollaría en términos de serenidad, exigidos, en primer lugar, por el merecido prestigio del establecimiento. D i j o luego que con arreglo al orden del día, únicamente podría tratarse de l a gestión del Consejo, sin entrar a discutir el proyecto, ya que aquél había acudido, con su exposición verbal, ante la comisión de H a cienda de las Cortes, para, en representación del Banco, hacer presentes sus puntos de vista acerca del problema, que n o t ó l o a los accionistas, sino a toda la nación interesa. E l consejero conde de Limpias E l secretario general, Sr. Belda, leyó la convocatoria de l a Asamblea, y después, en nombre del Consejo, el Sr. conde de Limpias dio cuenta de que en cuanto éste tuvo noticia del proyecto se apresuró a v i sitar al ministro de Hacienda, quien recibió a los consejeros con toda clase de consideraciones personales y escuchó las objeciones que le formularon acerca de la cuestión que se ha suscitado. U n a representación del Consejo acudió después a informar verbalmente ante la comisión Parlamentaria que ha de dictaminar el proyecto, anticipando las razones que luego se han formulado y concretado en el i n forme entregado a la misma comisión, y que iban a conocer ahora los accionistas del Banco. Refirióse luego a la impresión desagradable que al Consejo produjo el proyecto, redactado sin consultar al Banco de Espa- E l subgobernador primero inició después la lectura del informe presentado por el Consejo a la comisión Parlamentaria. E l secretario general leía alternativamente los artículos del proyecto para que ios accionistas pudieran darse exacta cuenta de los reparos y objeciones que comprendía el escrito del Consejo de Administración. L a Junta acogió con fuertes rumores de protesta y desagrado los artículos del proyecto, que tienden a. establecer la inspección, de la. contabilidad del Banco, la reforma de la composición- del Consejo y la asignación al Estado de la diferencia en más que resulte para el valor de las reservas amarillas, si al fijar el patrón oro el precio legal del metal fino resultara superior al que tiene actualmente atribuido. Publicamos el extracto redactado por el Banco, que dice así: Sintetizando en pocas palabras los inconvenientes, peligros y defectos principales del proyecto de ley, ponernos de relieve los siguientes: Primero. L a publicación de un proyecto de ley sobre un contrato previo con vigencia legal hasta fin del año 1946, sin haber iniciado de ningún modo conversaciones con la representación del Banco de España, es, a todas luces, ilegal y carece de toda justificación. Segundo. L a falta de motivos para realizarzar un proyecto de esta naturaleza está reflejada claramente en la debilidad e inconsistencia de los razonamientos expresados en el preámbulo del proyecto de ley. Tercero. E l proyecto atiende con algún detalle a la ordenación bancaria, para el caso de implantación del patrón oro, precisamente, en momentos en que no. es recomendable tal implantación, no ya dada la situación financiera y político- social de E s paña, sino contemplando el panorama universal. E s de notar, a este propósito, que el proyecto no toma en consideración algunos extremos muy importantes de la política moderna de los Bancos de emisión verbigracia, el de las pignoraciones, contra lo que es elemental en materia de crédito en todo el mundo. Cuarto. Se asigna al Banco de España la obligación de mantener el patrón oro y regular el crédito, sin concederle los medios normalmente necesarios, según las prácticas corrientes e; ¡el mundo. Quinto. Que el Tesoro haya de participar j de modo excepcional en las ganancias excepcionales del Banco, siempre que las haya, justifica un impuesto progresivo sobre los beneficios extraordinarios, pero no el impuesto del proyecto dé ley, el cual, entre otros, tiene el grave inconveniente de que cuando el Banco de España preste servicios extraordinarios al Tesoro, mediante anticipos en oro, recibirá como compensación un mayor gravamen t r i butario. Sexte. Asigna al ministro de Hacienda y al Gobierno h s facultades de realizar la i n tervención monetaria, implantación del patrqn oro, manejo del descuento, etc. dejando al Banco la obligación de prestarle medios monetarios, aportar los mismos que el Tesor o sufragar la mitad de las pérdidas producidas por una gestión en la que no tiene n i n guna función directora. Esto pone en peligro grave la solvencia y el crédito del Banco de España. Séptimo. Adjudica ál Tesoro toda la plus valía del oro al hacer la estabilización legal, haciendo caso omiso de los gastos y pérdidas de la intervención y minus valía de la plata. Octavo. L i g a y subordina la solvencia del Banco de España a la política de cada nnnistro de Hacienda y de cada Gobierno, y, por tanto, a todos los vaivenes de. l a política, contrariamente a las prácticas corrientes del mundo, y esto, después de la dura lección recibida al realizar la operación de crédito con el Banco de Francia, asesta un rudo golpe al crédito nacional en el extranjero. Apéndice del informe El Banco de España, que siempre, pero especialmente desde hace algún tiempo, viene prestando m apoyo decidido al Tesoro, Corporaciones provinciales y municipales y a la. economía española en general, fijándose no tanto en la garantía cuanto en la necesidad y aplicación racional de las operaciones de crédito, a la vez que lamenta profundamente haberse visto sorprendido por un proyecto de ley, que pone en entredicho el crédito nacional en el extranjero, tiene la satisfacción de ofrecer al Gobierno su incondicional colaboración para estructurar y realizar un plan de conjunto económicofinanciero, monetario nacional, encaminado a iniciar primero y resolver satisfactoriamente después de un modo realista y objetivo, los graves problemas que en este orden están planteados hace algún tiempo, agudizándose cada día más, y para los cuales el país demanda solución urgente. Son momentos de crisis agudas y paralización económico- financiera excepcionales por el ambiente de desconfianza, que amenaza gravemente provocar el colapso; y el Banco de España, consciente de su función nacional, desea prestar su apoyo y colaboración, de un modo excepcional también, para resolver los problemas antedichos de manera plenamente objetiva y eficaz; y tal vez fuera un obstáculo para hacerlo la reforma de la ley vigente. E l Banco ce España, con sus r- cursos materiales, con su experiencia ya secalir y con sus medios de estudio, desea vivamente cumplir sü función social para lograr el mayor progreso y bienestar nacional. Se ha acusado al Banco de España de oponer resistencia al empleo de oro de sus reservas en la intervención del cambio de la peseta. El hecho es cierto; pero es de advertir que si se ha opuesto en tal sentido a las intervenciones realizadas por distintos Gobiernos, no ha sido por no estar convencido de a. función reguladora que corresponde a las reservas metálicas, sino porque todas las i n tervenciones monetarias se han hecho sin un previo estudio objetivo de las realidades eco 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla