Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Las estancias de LaHuerta están llenas de un espléndido sabor señorial. Su decoración y los muebles que, las adornan responden al gusto que presidió la creación de los jardines, poblados de pequeñas, avenidas y bellos parterres Hay en los salones cuadros de valor, artísticas lámparas, mármoles y estatuas que convierten en íntimos sus rincones. En La Huerta se celebraron las famosas reuniones políticas de la Restauración. Ahí formó Cánovas su biblioteca particular, de 30.000 volúmenes, que hoy an dan desperdi gados por el mundo entero, casa deliciosa de bibliófilos. La marquesa de Arguelles invirtió mucho dinero en el arreglo de los interiores, hasta ponerlos en el estado que se ve en las fotografías adjuntas. (Fotos V. Muro.
 // Cambio Nodo4-Sevilla