Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Las dos grandes naves de los talleres donde se celebró el mitin- -sin sillas ni asientos de clase alguna- -ofrecían ese imponente aspecto. En primer término, cerca de la tribuna presidencial, se habían situado las damas. Todo el público no pudo tener cabida en el local, y los ecos de los altavoces del interior llegaban también a centenares de personas que se agolpaban a las puertas de Otra víctima de los ciernentos perturbadores. Herido de una pedrada. En su firme propósito de estorbar la celebración del mitin, los alborotadores no solamente acudieron, formando grupos, a las agresiones personales, sino que apedrearon algunos coches, rompiéndoles los cristales, y hasta prendieron fuego a dos. (Fotos Photo Club y Cacho.