Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL CANTO DEL CISNE LAS DE E l cisne antes cantaba sólo p a r a morir... C FERNANDA DE VALARI lidad, n i sarcasmo, n i grosería, n i violencia; todo es m u y papi (RUBÉN DARÍO. üon, muy leve y alado. T a l vez ésa fué la ACE a n o s e n causa de no gustar. plena g u e r r a V o y repasando sus e u r o p e a me comedias; l a gran mallevaron u n a yoría s o n c o m e d i a s tarde a tomar el té a francesas, ligeras, alacasa de una mujer endas, desenfadadas. Y o cantadora, F e r n a n d a asistí a l estreno, que de Valarino. N o e r a tuvo l u g a r con gran e l l a solamente b e l l a éxito, en París, de Je era, sobre todo, muy veux un duc. Otras, i n t e r e s a n t e de rara con verdadero succés, cultura y p e r e g r i n a se han r e p r e s e n t a d o independencia. Alta, también. delgada, armoniosa de Después de muerta gestos, tenía misterioFernanda de V a l a r i n o sa euritmia de m o v i se han hecho ediciomientos, que, al r o m nes muy perfectas de per la pose estatuaria sus obras, entre otras de la inmovilidad, lo la Livrerie theatrale. hacía con rara eleganE n ella figuran Mucia estética. A l g o me guette, Le petit leves habían hablado en P a de J tiles César, L inrís de ella, de su arte, fante s amtise, Frivode su peregrino ingela, -Chimere, Nerón, nio, de su dominio en l histrion; H er odios la técnica teatral y de picure, Pain de la lo que los f r a n c e s e s mort. L a p r i m e r a llaman sus lis arries. Muguette, u n p r o d i Busco la equivalencia gio de fácil gracejo española del vocablo y y desenfadada ironía; no doy con ella: exotras, como Nerón, travagancia no es grál histrion, más crueles fico aquí; p i n t o r e s c o y profundas. es vejante; excepcioT o d a s ellas iluminal, sería quizá la panadas por una clarilabra p e r o p e c a de dad de exaltación espresuntuosa. Creo que tética, son muy interefué Osear W i l d e quien s a n t e s P e r o en las d i j o E l solo hecho evocaciones de lances de l l a m a r la atención y personajes remotos dignifica o da superioencuentro como un varidad a un ser humalgo convencionalismo, n o ú n i c a m e n t e los que se empeña en evoborregos y los necios car figuras y hechos, son iguales E s el catópicos manidos de un so que F e r n a n d a de d e c a d e n t i s m o que se V a l a r i n o había destava pasando de moda; cado del gris vulgar, en cambio, las comey eso solo la magnifidias modernas t i e n e n caba a mis ojos. una agilidad amable y graciosa de c o m e d i a Estaba entonces, francesa modernísima, muy joven aún, con el que en nuestra tierra sarampión de l a i l u no tienen paridad sino sión teatral. Toda mucon las aladas producjer atacada de fiebre FERNANDA D E VALARINO EN E L HALL D E SU VILLA D E NIZA LES LOTUS ciones del maestro de artística tiene un moEN EL AÑO 1921 maestros J a c i n t o B e mento en que realiza l a fábula de la lechera: navente, comedias que, muchos, muchos planes maravillosos, éxitos fracasó. Entonces leí muchas obras de ella repito, no sé por qué no fueron estrenadas. próximos... Fernanda de V a l a r i n o estaba y el fallo me pareció muy injusto. A Fernanda de V a l a r i n o no se le hizo en ese momento. Traía concluida una labor Años después, en París, asistí al estreno justicia en v i d a l a revisión de su obra coteatral completa; eso sí, escrita en francés, de Je veux un duc, con gran éxito- repremenzó después de muerta ella, fué el canto y soñaba con que autores españoles contemsentado. del cisne. poráneos la tradujesen. Leí más obras, y me parecieron encanLeyendo las obras teatrales de la maloLas peripecias de su estancia en M a d r i d tadoras, hasta el punto de no explicarme grada señorita de V a l a r i n o acude a mis l a y del estreno de Papillon no es éste el lugar por qué Irene López Heredia, tan chic, tan bios una pregunta: ¿por qué, dada fe escade dar cuenta de ellas. Sucedió lo que aquí elegante, tan graciosa, inteligente y modersez de obras y autores, la falta de original sucede siempre, algo muy acorde con. el cana, una de las poquísimas actrices completas y ambiente, no recurren las Empresas a rácter español, que comprende la devoción de habla castellana, no estrena La infanta este teatro? fanática, la burla sarcástica, el amor o el se divierte. Y pienso el éxito en el teatro Isabel, en odio, pero que no siente l a ironía n i la leve Todas estas obras, algunas de una filosoel Muñoz Seca, en. todos los templos o temgracia desdeñosa. Se trataba de una señofía sociológica muy moderna y desenfadapletes del género vódevilesco, y no acabo rita rica, guapa, bien colocada en el munda, otras de una gracia irónica y cascabelede comprender... do y que n i había dado escándalos ni podía ra, tienen un leve defecto: que son muy inventársele gran cosa. Como además incufrancesas, pensadas y escritas en francés. ANTONIO D E H O Y O S rría en esas minúsculas extravagancias de N o hay en ellas nada dé l a rotundidad, la Y VINENT los que están atacados de mal de literatura, crueldad o la violencia española; n i brutar
 // Cambio Nodo4-Sevilla