Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mente dos pesetas y mi -i Quietos, quietos! céntimo diario. Esto es ¿Q u é te p a s a a t i lo que vale, con bueAntonio; es que has na administración, el llorado? ¡A h te acaalimento completo, los ban de bañar y te has sueldos del personal, la restregado los o j o s! calefacción y el lavado ¿D ó n d e está Pedrito? y planchado de ropas. ¿E s que no ha veniLos pequeños oyen do hoy? T i e n e s las hablar a Consuelo y se manos sucias, María asoman a mirarla senL u i s a corre a que te tados en las cunas. E s Jas laven... preciso ir uno a. uno, Y en medio de la acariciando una frente, ruidosa pollada avantapando unas pierneciza Consuelo sonrienllas inquietas, echando te, i n e f a b l e pero a t r á s un rizo... hondamente p r e o c u Dentro de hora y. pada. media volverán a ju- -Tenemos sesenta gar por el jardín, hachicos donde sóio car á n gimnasia rítmica y ben cuarenta. E l vec e n a r á n un plato de rano se h a p a s a d o puré, leche y mermebien, todo el día en el lada. Sus madres venj a r d í n pero, ¿dónde d r á n a recogerlos a las vamos a tenerlos este sieteymedia. invierno? ¡Las tardes -saltan y son tan cortas! gritan locos de alegría- -T e n d r á n que deal verlas llegar otros, 1 v o l v e r a sus c a s a s en cambio, lloran porveinte niños. que no quieren irse... ¡N o! ¡F. s o n o La señorita Gloria reparte juguetes, que son de todos y entregarán sin protesta y esto es lo m á s copuede ser! ¡Pobrecial irse a su casa. rriente. nes! Y a se han acosY a han sido dados tumbrado a bañarse, a de baja algunos n i estar vestidos fon deños por haber cumplido la edad, y en su rreno de la Casita del j a r d í n público, una cencia, a comer todos los días... ¡U n a gamayor parte han sido admitidos en grupos mujer con dos niños Hora viendo comer a lería de cristales y unos metros m á s de coescolares donde también hay cantina. los hijos de otras mujeres, pobres como ella, medor cuestan cuatro mil pesetas! pero más afortunadas. Los pequeños, ajenos a estas angustias, Algunos padres han mejorado de fortuna Interviene Consuelo, y las muchachas sirjuegan al corro. y también les han sido devueltos sus n i ven sendos platos de puré a los hijos y a la ños, pero, ¡a y! que esto ha ocurrido poCerca de Ja ventana de la Casita madre, que comen sentados en el suelo... cas veces. Son muchísimos los que espetodos los pajaritos pían que pían... -Esto es de todos los días... Siempre hay ran el ingreso y que tal vez cumplan los cini A comer! Las muchachas ponen babeque dar comidas suplementarias... ¡S i puco años sin haberle alcanzado... ros y. sirven el puré de guisantes y zanahodiéramos hacer todas las Casitas que neceSólo de suscripciones y donativos se funrias, que corresponde al inenn de los lunes. sitamos para recoger a todos los niños i n dó y vive hace casi tres años L a Casa de De todas las mesas salen pequeños g r i felices... los Niños. ¡Y a es p e q u e ñ a! ¡Placen falta tos demandando ayuda. Y a han acabado de comer los pequeños. más casitas para que ningún niño se quede- -S e ñ o r i t a Gloria, pártame el pan... Después del puré, huevos escalfados; luego, sin comer! fruta y un caramelo de extraordinario, por- -S e ñ o r i t a E m i l i a que la niña nueva no que hay- visita... Lectora, lector: la cosecha ha sido mala, sabe comer. hay muchos hombres sin trabajo el. invierA dormir. ¿N o ocurre algunas veces que- -Señorita P i l a r Señorita Gloria... Seno se duerman? N o nunca. A fuerza de ñorita Carmen... no será duro para los hijos de los pobres, i acuérdate de que puedes hacer la felicidad H a y que dar de comer a Juanita, que sólo mirar a los árboles desde su cuna limpia y caliente, acaban por dormirse. quiere las uvas del final, y ayudar a María de un niño durante todo un día por dos Teresa, que ha metido una pierna por el- -N o dan guerra- -dice Consuelo un poco pesetas! asiento de la silla y no la puede sacar. enternecida- N o son mañosos, ni apenas se ELENA F O R T U N les oye llorar. ¡Son absolutamente felices! ¡Vamos, bobita, no llores; si no es nada! (Fotos V M u r o Y la felicidad de cada niño cuesta exactaJunto a la tela metálica que separa el te 1 Las mayores, ¡cuatro años! ayudan a poner la ropa en las cunas y a tapar a los chiquitines antes de acostarse ellas a dormir la siesta.