Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 Triste muy triste: M a l pleito es ése, y mucho peor si usted demuestra, su contrariedad y ella apercibe, porque siendo como usted ¡a pinta, pudiera hacer de ello un arma que se volviera contra usted. bien, y q u i z á de efecto- el que él se aperciba del sentimiento que usted tiene, pero sin reproches, ni quejas, que no conducen a nada; actitud seria, sentida, si a usted le consta que él acude a l trapo, y, cuando esté a su lado, hacerle notar con sincero cariño la diferencia que existe entre usted y ella. Las lociones de alcohol alcanforadoes lo que se recomienda con m á s resultado. Úntelas con limón y glicerina a partes iguales, y lávelas luego con agua oxigenada de 12 volúmenes. ¡Que viva Erivolina muchos anos y que sea feliz! L i m p i a efectivamente, de un modo maravilloso; pero, si su cutis es graso, debe alternarlo con el licor de Hoffman y hace desaparecer la belleza y la juvenagua, destilada a partes iguales; esto es, el alcohol por las m a ñ a n a s y el aceite por las tud, aunque sea joven y bella la que la noches. L a humedad es lo que les hace lleve. Él color denota vida, sugestión brillar. ¿P o r q u é no prueba usted a humedecerlos con una pizca del Jugo de Rosas? y optimismo. Las mejillas arreboladas L o mismo la miel que la loción sirven para suavizar; pero repito que teniéndolo usted discretamente, los labios encendidos y graso le conviene m á s una crema astringente, como lo es la de Flores del Campo. frescos, van proclamando salud y desL a caja de jabón Sales de Archena vale tacando atractivos. 3,75, y el Pas (imel 3,50, m á s el certificado, si es que usted desea se lo envíe yo. -Ferrol. T. I Traspapelada encuentro su car- Por eso ninguna mujer moderna que ta, y aunque infiero innecesaria y a m i contestación quiero que sepa el motivo de no desee triunfar prescinde en su tocado haberla complacido X 2 Si. usted sabe de los magníficos secretos, a base vefundadamente que no es posible, lo leal getal, de la serie es admitir, v mejor por terceras personas o conductos ajenos a usted, para que obren con libertad; ahora bien, teniendo usted una sola probabilidad, entonces lo prudente es callar, porque después de todo pudiera usted ignorar lo que quiera que fuera. Si usted me envía la dirección que quiera, t r a t a r é de complacerla. -TJna i n quieta: Esas consideraciones las sugiereaquello de que todo tiempo pasado fué mejor ¿Qué es 3 a ostentación de nuestros días si miramos a las matronas de la R o m a de Pompeyo, N e r ó n y Calígula? ¡Créalo, hija m í a! ¡La vanidad hizo siempre de las suyas! Cuando niñas aspiramos a ser mujeres, amas de casa, reinas de un hogar; ya mujeres, a ñ o r a m o s los años infantiles, las risas locas, los juegos inocentes... ¡Siempre está nuestro corazón inquieto! TTua andaluza de M a d r i d Creo recordar contesté a su carta, aconsejándole no llegara á extremos innecesarios, dada su edad, y le decía t a m b i é n que, si me enviaba una R O J O- L I Q U I D O (3 ptas. 4,50 y 5 ptas. dirección, p o d r í a complacerla m á s amplia- C R E M A (3,50) y L A P I C E S (0,75, 1 peseta, mente. -F 3o r- Entma: ¿No leyó usted m i 1,20 y 1,40) para los labios. contestación? L e decía que para poderla complacer en sus deseos precisaba una d i- A R R E B O L (2,50 y 5 ptas. y P O L V O S r e c c i ó n -B l a n c a Nieves: Tome usted la C O M P A C T O S (1,25) para las mejillas. costumbre de pasarse los dedos untados de aceite, a modo de fricción, por las noches al acostarse, y después, naturalmente, de haberse lavado bien; y a verá cómo le suaviza mucho y retrasa las arrugas. Creaciones de ¿No ha oído usted hablar de la loción T h i lak? Dadas las poquitas que usted tiene, le servirá estupendamente; cada frasco lleva su explicación. ¡Si usted viera lo difícil que me h a resultado interpretar algunos conceptos y frases de su carta! Creo, sin embargo, aue se refería usted a las canas, no es eso? Y o estoy recompensada con que M a d r i d Méjico T S consultantes queden satisfechas Arroz í n leche. ¡m e quiero casar! Dije en un iempo que poseía usted una gentil alma de mujer, y a ñ a d o ahora que con su gracejo y donaire supo usted tejer un castizo, mantón madrileño, entre cuyos pliegues quedó prendida el alma de su negro... que ya ha sabido lo que ha hecho. Dígale que necesita la fe de bautismo, el consejo paterao o materno y hacer mía declaración 5 de soltería en l a calle de la Pasa; usted, l a fe de bautismo y el consejo paterno, y IIMA CARA PÁLIDA E INEXPRESIVA cuando llegue el momento del equipo... cuente usted conmigo. -Carmina Alcalajreñ a ¿Quiere usted refrescarme la memes- ía diciéndome si di a su carta contestación? Me cabe lá duda, porque me l a he encontrado traspapelada, y yo acostumbro a romperlas en cuanto las contesto, y mucho m á s lo sentiría siendo tan interesante como la de usted. T. O. F B H (M a d r i l e ñ a P o r s i no leyó m i anterior contestación, le repetiré que, no siéndome posible el complacerle, le devolveré los sellos en cuanto reciba una dirección. -BIanq ¡ui- Mari: No son manchas que obedecen a tratamiento de pomadas; la causa radica en el interior; es el pigmentó acentuado, y eso únicamente con un tratamiento internó podría conseguirse algo. Después de lavarlas con el agua templada y buen jabón (ninguno mejor, a mi juicio, que el dé Flores del. Campo) fróteselas con lá siguiente composición: Almendras dulces y amargas, 125 gramos; jugo de limón, 30; aoeite de almendras dulces, 50, y alcohol, cien, y por las noches déjese puestos unos guantes, empapados en aceite de almendras dulces. Y o no entiendo nada sobre eso, y únicamente me atrevo a recomendar la loción Thilak, porque me consta que es inofensiva y muy buena. Altisidora: ¡Si viera usted qué curiosidad tengo por saber dónde fué su hermana! A m í me consta que la señora de l a tarjeta no la vio, y como podría repetirse el caso con usted, de lo cuál yo me a l e g r a r í a mucho, e s t a r í a encantada que no l a echa- j ra en olvido. Después de lavársela suelen? echar una cucharada de buen vinagre, que deja el cabello sedoso y brillante, sin ningún inconveniente. E l frotarlas con jugo de limón y glicerina a partes- iguales, y luego lavarlas con agua oxigenada de 12 volúmenes, es lo mejor. E s t á usted admirablemente proporcionada; no tenga preocupación ninguna, y- c r e a- q u e ese es el tipo que le gusta a l hombre. Su hermana se h a b r á abandonado quizá, y es necesario, no dejar dé hacer ejercicio, gimnasia y. huir de los alimentos grasos: carnes en salsa, embutidos, demasiados pasteles y dulces; chocolate y cacao; el excesivo pan y agua, y sobre todo el aPpltronai se después de las comidas. PERFUMERÍA FLORA LIA E x t r e m e ñ a admiradora de F r i v o l i n a L a de lechuga le iría perfectamente, porque refresca mucbí 3i mo; dado su color trigueño, le sentaría a maravilla un poquitín de Arrebol, perfectamente extendido, después de haberse puesto l a crema, y luego ya los polvos Fréya, mezclando los rosa n ú mero 1 con los rachel n ú m e r o 1. No crea usted que le sobran tantos: seis o siete, a lo sumo, y esos, con sólo prescindir de los alimentos feculentos, dulces, pasteles, guisados, vinos, él mucho pan y mucha agua en las comidas, y haciendo ejercicios después de cada una de ellas, y procurandolevantarse tamprano, creo podrá quitárselos de encimaba su edad no debe usted hacer otra cosa. -Xuz de guerra: L a electricidad farádica es el procedimiento de resultados seguros: despierta, mejor que todo otro agente terapéutico la, inactividad glandular, aprieta el pecho y contrae l a elasticidad de las fibras musculares; las ventosas suelen ser t a m b i é n convenientes, y las duchas frías, vienen a prestar: su concurso. E l agua oxigenada, mezclada con perborato de sosa, blanquea; pero hay que utilizarla con prudencia y ponerse por las ms ñ a ñ a s glicerina para conservar lá suavidad. Morena de oíos negros: Existen unas p i l doras, que ai decir dé muchas son de excelentes resultados; pero como nó todas las naturalezas son iguales, yo creo que sin el consejo de un médico no se deben tomar. Otro procedimiento de resultadospositivos, para m í e l único, es el de la. electricidad farádica; con diez minutos de faradización, practicados m a ñ a n a y tarde, durante varias semanas, bastan para obtener resultados buenos. Las ventosas (especiales para ello) son también prácticas, y las duchas frías, locales, ejercicios musculares y gimnasia, prestan su concurso a maravilla. Esto es todo cuanto puedo decirle. FnrvoLUíA