Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
enemiga que le muestra Diderot en la G r a a Enciclopedia y recogía con fruición el j u i cio favorable y enaltecedor de M B o r e l emitido hacía poco en una confei encía sobre las matemáticas y la civilización, donde se formula una sugestiva comparación entre el ajedrez y las matemáticas superiores. Decía en ella así M B o r e l H a y también en el ajedrez muy bellas combinaciones, y ciertamente que este juego Sugestiva comparación entre el ajedrez y las matemáticas superiores. procura, aun para los que no le conocen a fondo, satisfacciones estéticas, que si, a m i A N U E V A J U N T A -E l día 10 del coC D- 2 D 10. D 3 A T i A 11. T D- i D juicio, so inferiores a las de las matemáticas, ello probablemente estriba en que y o s a X mente ha celebrado j u n t a general D 2 A 12. D 3 T A 3 D? 13. C X C he dedicado en m i vida menos tiempo a el Club de Ajedrez de Madrid, en su domi (véase el diagrama) abandonan. aquél que a éstas, siendo casi seguro que cilio social, Príncipe 27, para rendición de Negras: Andersen. un jugador poco aficionado a las ciencias cuentas y elección de nueva Directiva. E l exactas tendrá una opinión inversa. acto se desarrolló con la- cordialidad acostumbrada en aquella casa, que va a resultar Pero, entonces, ¿qué fundamento tengo estrecha ante el número considerable de a l como matemático frente a l ajedrecista que tas de nuevos socios que hay solicitadas. me permita decir a los Poderes públicos: L a gestión de l a Junta saliente mereció soy yo a quien hace falta subvencionar y. los plácemes de los concurrentes, siendo procurar alumnos; son mis libros los que muy aplaudida l a Memoria que leyó el sees preciso publicar y no los del ajedrecista, cretario, S r Carsi, y acordándose por l a porque encuentro inútil que el Estado conSociedad agasajar a dicho señor con un obtribuya a este fin, que haga comprar libros sequio, como recuerdo de aprecio por la i n del juego- ciencia para las Bibliotecas y otortensa y eficaz labor realizada. Después se gue becas a los estudiantes de ajedrez, en pasó a elegir nueva Junta, siendo aceptada tanto que me parece muy natural que las por unanimidad l a única candidatura predé a los estudiantes de Matemáticas? Creo sentada, que es como sigue: que la única razón que podría aducirse para ello, fuera de toda consideración de orden Presidente, D Ignacio Peñalver; viceestético, en el que n i aún puede invocarse presidente, S r D u a r t secretario, S r C a r el gusto de l a mayoría, pues seguramente si (reelegido) vicesecretario, Sr. N a h a r r o hay en Francia más personas interesadas tesorero, Sr. Martín L a n u z a primer vocal Blancas: Bogoljubow. en el ajedrez que en las matemáticas supedeportivo, Sr. Sanz A g u a d o segundo voriores, creo, digo, que la única razón es la cal, Sr. Anón. Posición después de 13. C x A de utilidad, atendiendo a que los trabajos L a elección de esta Junta, y especialmen E n efecto, las negras pierden ahora una del matemático tendrán quizá algún día te l a del S r Peñalver para l a presidencia, pieza y quedan en posición insostenible, una utilidad práctica. se considera como un gran acierto, pues toporque después de... 13. D X C, seguiría: Y M- Gavarry concluía el artículo tan dos recuerdan su entusiasta y perseveran 14. P X P A X P 15- A X C con ameatinadamente que renunció al acostumbrado te actuación en los primeros meses de la naza de mate imparable. colofón y le dejó hablar el último. A n t e fundación del Club, que ha permitido vaya esta cita huelgan los comentarios. H e aquí afirmando su prestigio y consolidando una un miembro del Instituto que eleva el ajeprosperidad que al principio no se creyó! f la C O M P A R A C I Ó N LAUDATORIA. -La drez al nivel de las matemáticas superioposible. Está, pues, de enhorabuena el simüa conferencia dada recientemente res, bastándonos comprobar el aserto. N o pático Club madrileño, y hago votos por en el Laboratorio Matemático por el emidesesperemos de ver organizar algún día en que no decaiga el ardimiento que aplica a el ministerio de Instrucción pública una secmantener y propagar l a más espiritual- de nente ingeniero de Caminos S r González Quiiano ha hecho que cobre actualidad el ción de ajedrez, ya que el Gobierno soviétilas distracciones con que pueden llenar y nombre de un francés ilustre, M Emi le co ha creado en análogo departamento una ennoblecer jóvenes y viejos gran parte de Borel, miembro del Instituto, profesor de Dirección de Ajedrez, y sobre este punto sus ratos de asueto, sin consagrarlos por enla Facultad de Ciencias y ministro de M a- la Federación francesa se encuentra de tero, como ahora es de moda en nuestra j u rina que fué de l a gran República vecina acuerdo con los Soviets. ventud, a los deportes físicos- L o s juegos en 1925. C o n este motivo he recordado un y los deportes, legitimados en su origen por articulo publicado dicho año en el Bolela necesidad fisiológica de variar de actitín de la Federación Francesa de Ajedrez, t áül S O L U C I Ó N A L P R O B L E M A N U M E R O 21. vidad, debemos tender a legitimarlos tampor su presidente entonces (creo que cono Este problema de L o y d es consibién en su finalidad, no considerándolos extinúa siéndolo) el culto e inteligente diploderado como una obra maestra del genial clusivamente como una diversión, sino que mático M F Gavarry, a quien tuve el guscompositor americano, y en él se desarrosu difusión e importancia ha de basarse en to de conocer y tratar cuando el torneo lla l a idea de dar caza al alfil negro con estimarlos como fuentes de nuevas energías. olímpico de París, en e l q u e desempeñanla dama blanca. E l afán pegajoso con que P o r ello los deportes físicos que desarrollan do las funciones de presidente del Comité, esta señora persigue a l gentil pajecillo s i predominantemente l a vitalidad animal dese granjeó por su tacto, imparcialidad y exmula el asedio amoroso, y de aquí el título ben complementarse con los intelectuales quisita cortesía las simpatías de todos los con que esta composición es conocida en en una concepción profunda y armónica de torneístas. E n aquel artículo Gavarry coinglés, the ¡ove chase, o sea l a caza amolos papeles que representan en la civilizamentaba el resurgimiento del noble juego rosa. L a clave es 1. D 1 A R. E n el primer ción moderna. en Francia, y después de eruditas consideacto del drama este movimiento representa Jf PARTIDA RELÁMPAGO. -Así puede el aparente desvío con que l a dama trata raciones sobre ios largos períodos de auge 2 titularse la jugada en el último de encubrir su pasión por el alfil. Ahora, que se registran durante l a E d a d Media, el torneo de P r a g a por Bogcijubow contra si el negro hace una jugada de alfil o de Renacimiento y los reinados de L u i s X I I I Andersen, que a continuación inserto. E n peón de torre, entramos en el segundo acto, y L u i s X I V para llegar a la decadencia en ella puede verse l a influencia terrible que y entonces seguiría 2. D 1 C D o D 3 D que cayó en el de L u i s X V combatía l a o D 5 A R, movimientos con los que l a dama ejerce el caballo blanco en 5 R sostenido marcha decidida a colocarse en l a casilla por el peón en 4 D y el alfil en 2 C D y adyacente a l a que ocupa el alfil, conteniencuya acción además se conjtiga con el otro do aún su deseo de comérselo. E n cualquiealfil y l a dama blanca. E l tratar de libertarE l público debe leer diariamente ra de estas casillas amenaza, claro esta, i r se de esta presión, obligando a las blancas a ocupar l a casilla 7 T R, donde, sostenida con. l a amenaza de un cambio, a jugar P 4 A R y crear un hole en 4 R aprovechanuestra sección de anuncios p o r por el caballo, daría mate al rey contrario. P a r a evitarlo no hay otra defensa posible ble por el C R negro, fué lo que indudaque obstruir esta amenaza en diagonal con blemente indujo a Andersen a efectuar su palabras clasificados en secciones. 2. P 3 C. Y con el tercer acto entramos falso movimiento 12, que le costó una pieen el desenlace ...3. D X A en que l a enaza y la partida. Blancas, Bogoljubow. N e E n ellos encontrará constantemen- morada, como el lobo con Caperucita, desgras. Andersen. 1. C R? A C R 3 A 2. cubre que su afición es meramente gastroP 4 D P 3 C D 3. P? R A 2 C 4. A 3 D nómica y se come a l objeto de sus ansias, V 3 R 5. 00, A 2 R 6. C D- 2 D P 4 D te asuntos que pueden interesarle. dando de paso mate a l monarca enemigo. 7 C 5 R! 0 0 8. P 3 C D P 4 A 9- A 2 C AJEDREZ UNA PARTIDA RELÁMPAGO E N E L ULTIMO TORNEO D E PRAGA
 // Cambio Nodo4-Sevilla