Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La actualidad escénica en Madrid. iD E E L CASO E NAYENTE E n otro lugar de este número publicamos el artículo, breve y dolido, con que el glorioso Benavente, primer dramaturgo español de nuestros días y una de las figuras más eminentes del teatro mundial, se despide del público. ¡Como si e l público, que lo admira con idolatría, fuera responsable de los atropellos c ¡ue tan claramente denuncia en sus cuartillas! E s lamentable que los sectarismos políticos hayan motivado, en forma tan ostensible, el desencanto del autor de Los intereses creados, en la época de su vida en que son más fértiles y espléndidos los frutos de su talento e imaginación. E n los teatros de Fontalba y Calderón siguen triunfando diariamente sus dos últimas comedias, La melodía del jass- bemd y Cuando los hijos de Eva no son los hijos de Adán, comparables, si no superiores en calidad, a las mejores obras del gran escritor. Y es tanto más lamentable cuanto que esc trato de disfavor a que alude Benavente, sobre no estar justificado por la índole de ninguna de sus dos obras ni por la sincera exposición que en varias ocasiones ha hecho de sus ideales políticos, por encima siempre de las luchas mezquinas y vulgares de los partidos. al uso y por encima de la realidad inmediata, con visión noble y generosa de los intereses de E s p a ñ a y del mundo sobre no estar justificado por la obra total ni por la existencia, siempre alejada del politiqueo de intrigas y ambiciones, del admirable dramaturgo, contrasta dolorosamente con la protección policíaca desplegada en homenaje a una comedia que lesiona los sentimientos religiosos de una gran parte del pueblo español. E l principio elementa! de la igualdad de derechos ciudadanos lia sido nuevamente infringido. Y aunque tínicamente se hubiera respetado ese derecho, sin consideración a la gloriosa obra de Benavente, que a todos debe inspirar un especial respeto, el autor de La malquerida no estaría hoy herido como mero ciudadano por la irritante, desigualdad de trato. N o podemos, sin embargo, creer que Benavente mantenga su actitud mucho tiempo. M á s que nunca le sigue, con respetó unánime y admiración ilimitada, el gran público de España, que le es deudor de tantas obras geniales. L o s regímenes políticos arbitrarios son siempre fugaces, y aquel respeto y aquella admiración generales por su obra son perdurables y ajenos a la intromisión de la política en cuestiones artísticas. E n lo que se refiere a la denuncia concreta que D Jacinto hace sobre violación de su correspondencia, esperamos que este asunto se aclare a la luz pública. EL T R I U N F O D E GARCÍA S A N C H I Z E N L A ARGENTINA Federico García Sanchiz ha regresado de Buenos Aires y Montevideo, donde el éxito de las charlas ha sido tal, que ha motivado comentarios periodísticos como los que siguen: G a r c í a Sanchiz- -dice el gran rotativo de la noche Noticias Gráficas, que se publica en Buenos Aires- -ha constituido, con L i l y Pous, la diva francesa procedente del Metropolitan, de Nueva Y o r k y con eí EN EL TEATRO FÍGARO Eugenia Ziiffoli y Juan Bonafé en una escena de la sátira política de Francisco Serrano Anguita, Juan de las Viñas, estrenada el pasado lunes. (Fofo Alfonso.
 // Cambio Nodo4-Sevilla