Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E s c e n o g r a f í a m o d e rn a Federico García Sanchis, según una caricatura de Dameson, el original artista bonaerense. pura sangre Mingral, ganador del Gran Premio, el triunvirato de los vencedores de este año. E l anuncio de sus charlas ha congregado ero el Odeón unos llenos tan rebosantes, que han sido el asombro de las gentes de teatro. Y es de tener en cuenta tanto la cantidad como la calidad de las personas que ocupan las localidades. A este respecto hemos oído decir a personas de indiscutible autoridad social, como D T o m á s de Estrada, D Julio Roca y otros, que desde las grandes épocas de la Guerrero y F e raudi no se había congregado en el Odeón una tan completa representación dé nuestro gran mundo social, politico y artístico. E n Montevideo se ha repetido el mismo caso, según puede verse en la Prensa de la capital uruguaya. Copiamos de El Plata: Las conferencias. de Federico García Sanchiz del Odeón, de Buenos Aires, constituyeron reuniones de un alto significado intelectual y social. A l g o análogo ha ocurrido también aquí. Pero lo curioso es que idéntica fortuna acompañó a García Sanchiz cuando se alejó de los escenarios. Llevado a la Facultad de Filosofía y Letras, pudo escuchar la declaración de que sólo Ortega y Gasset y el conde Keyserling habían conseguido un auditorio semejante, igual en n ú mero y representación de oyentes. Y este resultado se obtenía en circunstancias que no eran favorables para el conferencista español. Su presencia en Buenos Aires coincidió con la de grandes prestigios franceses, ingleses, alemanes e italianos, cuyas jiras financiadas por instituciones poderosas hizo posible su aparición en las tribunas en actos absolutamente gratuitos. Sanchiz cobraba en el Odeón cinco pesos la platea, y logró siempre reunir auditorios infinitamente superiores en n ú m e r o al del resto de los conferencistas presentados, verdadero milagro en toda época y mayor a ú n en la presente, en que la crisis obliga desde luego al examen de ciertos problemas. De vuelta ya en España nuestro ilustre compañero inmediatamente fué requerido por varias Empresas madrileñas para que reanudase sn comunicación con este público que le es tan adicto. Pero parece s í r que Dos escenarios para el Enrique V I I I de Shakespeare, v la A n t í g o n a de Só fortes, dados a conocer este año en el festival escénico de Cambridge. Las obras de Shakespeare siguen siendo en todo el mundo materia de experimentación para los escenógrafos modernos. He aquí una escena de night, tal como la representan los estudiantes de la Universidad de Ohío, aprovechando, en cierto modo, las enseñanzas del cine en cuanto al uso de fuertes contrastes de luz y sombra.