Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 1 ADR 1 D- SEVILLA 20 D E N O V M B R E D E 3 931. N U M E R O S U E L T O 10 CENTS. REDACCíONí PUADO OBSAfli ¿KBAST 1 AN. SUSCRIPCIONES Y ANUNCIOS, MUÑOZ O U V B CEROAJÍA A TETT 7 AN, SEVILLA BC DIAR 10 I LUSTRAr DO. AÑO V 1 GES 1 MOSEPT 1 MO N U M E R O 8.996 A LAS CUATRO D E L A M A D R U G A D A L A CÁMARA APRUEBA E L DICTAMEN DE ACUSACIÓN CONTRA D O N A L F O N S O XIII E l conde de Romanones, ante la respetuosa atención de Ja Cámara; p r o n u n c i a un razonado discurso c o m b a t i e n d o el dictamen. M a n t i e n e la acusación el S r G a l a r z a Otras intervenciones. Acto de persecución rencorosa e innecesaria es el dictamen acusatorio contra don Alfonso XIII. Con los insidtos que contiene y con los acuerdos que propone, no estará la República más firme; no conjura ningún peligro ni recaba ninguna garantía más de las que tenga el régimen. La tínica finalidad de la acusación es la de vejar y ofender al adversario caído, porque fué Rey. Pero lo fué mucho tiempo; más de treinta años lo ha tenido España al frente de los destinos nacionales, en quieta y pacífica posesión del Trono, y no se comprende que haya españoles empeñados en hacerlo pasar a la Historia, no comp el Rey que se equivoca y pierde la confianza y la adhesión de su. país, sino como un delincuente, merecedor de todas las execraciones, descalificado de todas las virtudes personales, al que se le perdona compasivamente la pena capital. ¿Qué nación es ésta, regida tranquilamente tantos años por un hombre tal como lo juegan los que para proceder así han tenido que aguardar la retirada y la expatriación del ex Rey, al que algunos de sus acusadores prestaron pleitesía y servicio, aunque menos servicio del que quisieran? Este aspecto de la cuestión, ya lo habíamos dicho, sólo a lá Asamblea y al régimen interesaba. Entra en eso que el Sr. Ortega y Gasset llama el tono y los modos de la República Para el juicio de los contemporáneos y de la posteridad sobre el reinado y la persona de D. Alfonso XIII, el documento no tiene ningún valor; es recusable en absoluto, con todos los motivos de recusación; pero sí vale como dato para juzgar de las circunslancias y de los hombres actuales, como reflejo espiritual de este período histórico. Don Alfonso XIII asumió claramente una responsabilidad moral y política, con la aceptación del golpe de Estado. Ni se ha podido, ni se. podrá imputarle otra. Hubiera sido más grave la responsabilidad de rechazarlo. Tenemos el deber y el derecho de reiterar ahora una conclusión demostrada muchas veces en estas páginas, con prueba luníinosa y abundante. D. Alfonso XIII se condujo en septiembre de 1923, como, en abril de 10.31; con iguales móviles, con igual allanamiento al mal menor y a la voluntad nacional; pero con mayor y más duro sacrificio en el primer tranca. ¿Interés personal del Monarca en el golpe de Estado? La Dictadura- -no hay quien lo ignore- -es el período en que la Corona estuvo sometida rígidamente (cruelmente alguna vez) a la mera función del refrendo. Él servilismo, las docilidades, las intrigas que provocaban la mediación regia, fueron del otro régimen. La Comisión acusadora no ha querido recoger en su informe los testimonios más eficaces para la ilustración de la Asamblea. Entre ellos el telegrama que el general Primo de Rivera dirigió al capitán general de Madrid, y que la Cámara conoció anoche por la lectura del conde de Romanones. He aquí el texto: M adrid- Barcelona. Capitanía General 0.096. -90. -14. -7,40. -Capitán general a ídem. Ruego V. E. haga presente respetuosamente S. M. el Rey urgencia dar resolución a cuestión planteada, respecto a la cual recibo continuas y valiosas adhesiones. Tenemos la razón y por eso tenemos la fuerza, que hemos empleado con moderación hasta ahora. Si por una habilidad se nos quiere conducir a transigencias qué nos deshonrarían ante nuestras propias conciencias, extremaríamos petición sanciones y las impondríamos. Ni yo ni mis guarniciones, ni las de Aragón, que acabo recibir comunicación en este sentido, transigimos con nada que no sea lo pedido. Si los políticos en defensa clase forman frente único, nosotros lo formaremos con el pueblo sano, que almacena tantas energías contra ellos, y a esta resolución, hoy moderada, le daremos carácter sangriento. ¿Qué cow miencia cabe suponer entre D. Alfonso y los que así le hablaban? El golpe de Estado, que no era antimonárquico, ni siguiera político en su iniciación, sino imparcialmente nacional y moralizador, iba a ser, si D. Alfonso lo rechazaba, Un movimiento popidar y revolucionario, al que se hubieran sumado inmediatamente contra la Monarquía los mismos elementos que antes alentaban a las Juntas militares y que también maniobraban en la tentativa dictatorial del general Aguilera; los mismos que después han hecho la revolución, porque la Monarquía no pudo rechazar la Dictadura. Que así se labore contra un régimen, que se hagan así las revoluciones, no es muy moral; pero que la dobles se lleve a los extremos de saña que hay en la acusación contra D. Alfonso- XIII, es algo que repugna la conciencia pública. El discurso que anoche pronunció en la Asamblea el conde de Romanones, resume, con lógica formidable, todas las tachas de que adolece el dictamen. de acusación. Es un acto de lealtad que enaltece a su autor, y a su vez, una reivindicación séretla y noble de Id justicia, que lia impresionado a sus enemigos y encontrará en la hidalguía española el eco simpático que merecen tales ejemplos de probidad y consecuencia, más meritorios entre la ingratitud y el silencio de los renegados. La sesión nocturna E l debate. Lectura del dictamen y del voto particular C o m i e n z a! a sesión a las once menos c u a r t o c o n los escaños completamente l l e nos y las t r i b u n a s abarrotadas de público. L a a f l u e n c i a es e x t r a o r d i n a r i a E n e l b a n c o a z u l todos los m i n i s t r o s m e nos los señores L e r r o u x y N i c o l a u E l P R E S I D E N T E m a n i f i e s t a que v a a d a r c o m i e n z o el debate sobre el acta de a c u sación de D A l f o n s o de B o r b ó n U n s e c r e t a r i a d a l e c t u r a del a c t a y a CCH nocida. E n el b a n c o de l a C o m i s i ó n figura a l á cabeza el S r C o r d e r o L o s señores G u e r r a del R í o y M e a e n d e z T e o d o m i r o) desean que consten t a m bién sus firmas en el d i c t a m e n pues s i n o figuran es p o r n o haber p o d i d o a s i s t i r a la, reunión e n que aquél se firmó. E l S r B A L B O N T I N pide l a palabra. U n a cuestión incidental S e lee el v o t o p a r t i c u l a r de los señores R o y o Vilíanova y Centeno. (E l conde de R o m a n o n e s o c u p a el c u a r t o escaño, debajo del r e l o j) T e r m i n a d a la l e c t u r a el P r e s i d e n t e r u e g a al S r S o r i a n o que había pedido l a p a l a b r a que l a r e s e r v e p a r a e l m o m e n t o o p o r t u n o o sea en el de e x p l i c a r s u voto. E s p e r a que t i debate se desarrollará c o n l a o a l m a y s e r e n i d a d que a c o n s e j a el m o m e n t o- -d i c e- -a n t e todos los que nos m i r a n E l S r S O R I A N O se aviene a h a b l a r después, s i esta m i s m a noche el presidente se l o ofrece. Se lee u n c o m u n i c a d o del defensor de d o n Federico Berenguer, Sr. Pita Romero, p i diendo que se t e n g a en cuenta antes de f a l l a r sobre e l acta de acusación, que en é s t a se preestablece u n hecho que pesa sobre los generales del D i r e c t o r i o p o r darse p o r c i e r tos hechos n o p r o b a d o s y que p r e j u z g a n e l proceder de dichos generales, toda vez que se da p o r establecido que h u b o u n delito en l a constitución de aquel D i r e c t o r i o E 1 S r C O R D E R O presidente de l a C o misión, dice que el acta c o n t r a D A l f o n s o f o r m a p i e z a aparte de todos los procesos y cree, p o r tanto, que no h a y p a r a qué h a b l a r de l a cuestión, pues e l f a l l o sobre el acta n o puede p r e j u z g a r hechos. E l S r P I T A R O M E R O d e c l a r a que. e n el acta dé a c u s a c i ó n se fijan unas r e s p o n s a b i l i d a d e s de. v a r i o s generales, entre ellos l a dé su defendido, D F e d e r i c o B e r e n g u e r p o r a n t i c i p a r s e hechos que c o n s t i t u y e n l a base de esa r e s p o n s a b i l i d a d Ja c u a l queda p r e j u z g a d a S o l i c i t a que no se adelanten las cosas. É l Sr. C O R D E R O v u e l v e a d e c l a r a r que consutuye artísticas u n H c o m u s e o Óa a r t e p o r sus portadas y p l a n a s en c o l o r y- en a los más reputabebidas huecograbado, dos a r t i s t a s