Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I E R N E S 20 D E N O V I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 25. E L A L C A L D E D E BARCELONA EXPLICA COMO L E F U E H E C H A LA PROPOSICIÓN BLOCH PARA Q U E BAJARA E L VALOR D E L A PESETA El Ayuntamiento rechazó Ja proposición de que se aclare la turbia cuestión y declaró ver con disgusto la actitud del proponente. Según el señor Maciá el asunto Bloch no tiene la importancia que da el apasionamiento político, que perjudica al Estatuto. Comentarios de Prensa. Manifestaciones del Ayguadé señor El Ayuntamiento rechazó la proposición de que se aclare la turbia cuestión y declaró ver con disgusto Ja actitud del proponente Barcelona 19, 3 tarde. Cerca de las tres de la madrugada terminó la sesión del A y u n tamiento en la que se discutió larguísimo rato, en tonos apasionados, la proposición presentada por el concejal de derecha republicana S r Sola Cañizares, que decía: E l suscrito concejal lamenta que en el asunto relativo a M r Bloch, que tanta gravedad reviste, se mezclen los nombres de compañeros de Consistorio en los comentarios de los ciudadanos, justamente indignados por una maniobra que se intentaba contra nuestra divisa. E l Ayuntamiento de Barcelona no puede dejar pasar en silencio esta anómala y equívoca situación en que se encuentra. L a s cosas han de ser aclaradas. S i se comprobase la denuncia nada impediría que todos cumpliéramos C ti nuestro deber, y si como yo deseo no fuese así, será esta una satisfacción de la cual por propio decoro de nuestra Corporación entiendo que no nos podemos privar. P o r lo expuesto se somete a la aprobación del Consistorio: Primero. Que se nombre una comisión integrada por un representante de cada fracción política, a fin de que practique una i n formación referente a la conducta de los d i versos concejales a los que se acusa públicamente de haber tenido intervención en el asunto. Segundo. Que l a citada comisión presente un dictamen al Consistorio esclareciendo los hechos, calificándolos y averiguando la intervención de las personas en el citado asunto. Intervinieron en el debate para explicar, quitándole importancia al alcance de sus relaciones con M r Bloch, el alcalde y los concejales señores Comas y Casanellas. E l Sr. Giralt anunció que renunciaba a la jefatura de la minoría radical del A y u n tamiento, renuncia que no le fué aceptada por sus compañeros y aunque el Sr. Sola Cañizares, discutiendo con los elementos de izquierda catalana y los radicales, insistió diversas veces en que él entendía que los más interesados en que las cosas se aclaren son quienes tienen sus nombres en entredicho, se rechazó finalmente la proposición por 25 votos contra nueve, y se aprobó por 23 contra ocho otra en la que el Ayuntamiento declara haber visto con disgusto la actitud del Sr. Sola Cañizares. 1 Barcelona 19, 12 noche. E l alcalde, señor A y g u a d é al recibir a los periodistas comenzó por justificar que no les hubiera recibido en días anteriores, según dijo, porque sufría una indisposición que le molestaba mucho. -S i hubiera podido recibirles- -ha añadido- -hubiera explicado l a escasa intervención que he tenido en el asunto de que tanto se viene hablando en estos días, en el asunto Bloch. L a intervención m í a se ha reducido a una entrevista que dicho señor tuvo conmigo en este despacho después de haberla intentado inútilmente ocho o diez veces, y aun al recibirle advertí al secretario que me llamara a los quince minutos, para tener así pretexto para terminarla. E n d i cha entrevista me expuso el Sr. Bloch unos planes financieros, los que contesté que a aquí no podrían realizarse. -Pero, concretamente, ¿qué planes eran esos? -le preguntó un periodista. E l Sr. A y g u a d é ha hecho ademán de concentrarse, alegando que no recordaba bien, porque no entiende nada de finanzas. F i n a l mente ha dicho: -E r a n unos planes, por lo que recuerdo, cuya finalidad consistía en que b a j a r a e l valor de la peseta mediante l a adquisición de oro que los Bancos franceses poseen en abundancia, y conseguida la baja, al saberse que en Cataluña había gran existencia de oro, acudirían aquí las potencias europeas y con su concurso y cooperación quedaría resuelta para Cataluña l a crisis económica, y, por consecuencia, la de trabajo. Después ¡de aquella entrevista no he vuelto a ver a M r Bloch, y lo único que de él he sabido es lo que estos días ha publicado la Prensa. -Y esa entrevista- -le p r e g u n t a r o n- ¿s e celebró antes que l a comida en el hotel Oriente? -Tampoco en esto hubo claridad, porque al hablar conmigo M r Bloch parecía que estaba en relación con otras personas, y, sin embargo, resultó que la comida se celebró al día siguiente de la entrevista que tuvo conmigo y a la que me he referido. y ¿Y usted advirtió a los que habían de asistir a la comida los planes que le había expuesto M r Bloch? -N o no tuve tiempo de verles, porque tampoco sabía si les había invitado a la comida. Después, ya han visto ustedes cómo se expresan los que asistieron a la comida. E l Sr. Ayguadé ha añadido que M r Bloch le fué presentado en Marsella por el alcalde de aquella ciudad, y por lo que pudo apreciar, se trata de un señor que en su país goza de cierta popularidad. e s ñor Jové, que salía del despacho del rU mero. ¿Q u e d a r á usted de consejero en la Generalidad? -le han dicho. -Desde luego- -ha contestado el Sr. Jové- Luego daré una nota. A l recibir a los periodistas, el Sr. M a ciá ha dicho que él designó en principio a Jové, como consejero de la Generalidad, teniendo en cuenta que había formado parte del Comité revolucionario; que le sustituyó, por indicación suya, con el Sr. V i d a l Rosell. A h o r a sencillamente, se ha vuelto al primer acuerdo. A mi no me importan las disidencias internas de los partidos- -ha dicho el Sr. Maciá- Todo lo que yo hago, por lo demás, es mirando a la aprobación del Estatuto. Creo que hay algunos periódicos que aprovechan este asunto para maniobrar contra la aprobación del Estatuto. Ninguno de ellos es, desde luego, barcelonés. Estos diarios creen, sin duda, que combatiendo el Estatuto defienden a España. Y o creo lo contrario, porque entiendo que Cataluña ha de salvar la República, ya que es aquí donde hay un verdadero estado de opinión republicana. H a terminado rogando a todos los partidos que esperen l a aprobación del Estatuto, y entonces, si verdaderamente hay un estado de opinión contra los que hoy gobiernan, se encontrarán en el terreno favorablemente preparado para gobernar a Cataluña dentro de la autonomía ya lograda. Se ha referido, por último, a la agresión de que fué objeto el jefe del Servicio de Prensa de la Generalidad, y ha dicho que su impresión es que se trata de un incidente de carácter personal, añadiendo que se han adoptado las medidas necesarias para que no se repita, y que a los agresores se les ha prohibido durante una larga temporada el acceso al Palacio de la Generalidad. La Vanguardia y. otros periódicos continúan comentando el asunto Los periódicos locales continúan dedicando cada vez mayor extensión al asunto Bloch. E l diario La Vanguardia publica un artículo titulado El mal paso de un ave, en el que dice que es indudable que a este asunto se le han dado proporciones exageradas, y que se ha equivocado el tono de la Prensa al tratarlo. Reconoce, sin embargo, que es también indudable que el consejero de la Generalidad y el diputado jefe de la minoría catalana en el Congreso, principales inculpados n este asunto, han dado un mal paso. Entiende que todo lo ocurrido en torno del caso es consecuencia de l a falta de preparación y de la incompetencia de los hombres que ahora dirigen la política catalana. A ñ a d e que el actual consejero de Hacienda de la Generalidad no entiende nada de lo que trae entre las manos, lo cual no obsta para que haga declaraciones financieras con el mismo aplomo que si fuera monsieur Quesnay o el propio Sr. Poincaré. E s cosa tan sabida como que muchos otros consejeros de ramos menos importantes están a idéntica altura que el rotativo recién fundado por el jefe de la minoría parlamentaria catalana, y anunciado modestamente como uno de los mejores de Europa, haya resultado uno de tantos órganos pueblerinos como desgraciadamente pululan por nuestras latitudes. Tampoco es cosa que haya sorprendido a nadie que el consejero, el diputado y su órgano, y no sabemos cuántas personalidades políticas y cuántas cosas más, hayan sido víctimas de su propia ligereza y de su incompetencia, su falta de previsión, su i m provisación y otras calamidades que caracterizan nuestra vida pública, regida por las izquierdasi a nosotros nos parece, pura y Según el señor Maciá el asunto Bloch no tiene Ja importancia que Je da eJ apasionamiento político que perjudica aJ Estatuto Los periodistas trataron hoy de entrevistarse con el Sr. Maciá, encontrando al se-
 // Cambio Nodo4-Sevilla