Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Los heridos han sido llevados ál hospital Clínico Én el depósito están los cadáveres: el de la joven Dolores Boleda, hija del dueño de la tienda de Aragón, 15 muerta por uno de los disparos hechos desde el interior del coche; el del inspector de Policía y el del pistolero. El Juzgado de guardia sale del hospital, con D. Inocencio Ferrer, dueño del automóvil utihsado por dos de los malhe. chores. Este es el cierre metálico del bar que durante el tiroteo permaneció echado. Se observan claramente en él muchos impactos de los disparos. Simultáneamente con el tiroteo en el bar se desarrolló otro por varias caites de ta población. De los cuatro atracadores que había en el establecimiento at entrar los agentes, dos echaron a Correr. Vieron venir un automóvil particular y lo ocuparon a la fuersa, obligando a su conductor, que era precisamente el dueño del coche, a huir de prisa. Con las portesuelas abiertas, los dos malhechores dispararon a mansalva. Un agente llegó a cogerse a la parte trasera del vehículo e hizo uso de su pistola. Los malhechores dispararon a su ves desdé dentro. Abandonado por ellos el coche en un despoblado, muestra ahora cinco impactos. Una de las balas disparadas desde et interior del bar hirió en el muslo izquierdo al guardia de asalto Verísimo Rodrigues. A ta derecha: El agenté de Policía D. Mario de La i Heras, que resultó gravemente herido al perseguir a los dos ocupantes del automóvil. (Fotos Brangulí Torrents.
 // Cambio Nodo4-Sevilla