Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 21 D E N O V I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 20. DE ECOS SOCIEDAD DIVERSOS Mujer Vean ustedes: A h o r a mismo se proyecta en Madrid una película en que la protagonista es una mujer que, indudablemente, tiene estilo Estilo en un sentido estético. Sus facciones, sin embargo, son incorrectas: la nariz, ancha de frente, parece de perfil va a lanzarse a un vuelo de altura; la frente es grande, los pómulos excesivamente acusados... Y ello no obstante, si oponéis esta mujer- a una belleza depuradamente académica y colocáis a varios hombres en el trance de elegir a una de las dos, el tanto por ciento más elevado de los votos daría el triunfo a la peliculera. ¿Por qué este parecer absurdo... ¡A h! ya saben ustedes aquello de que el corazón tiene razones que la razón no comprende. Feminidad. H e aquí la condición primordial a que debe aspirar toda mujer. Algo que no está sujeto a normas n i puede medirse por centímetros, n i siquiera admirarse con frecuentar el salón de los Institutos de Belleza. A l g o personal e intransferible. Algo que nace con l a persona o que la persona no tiene, pero sin que se sepa l a causa ni el por qué. Algo, enfin que con representar na indudable distinción tiene, sobre todo, colores de humanidad. Cerca de los hombres la estatua, por perfecta que fuese, nunca podría tener éxito, precisamente por su frialdad de estatua. Amorosamente, mejor que en otro terreno, el hombre aspira a vivir. Y vivir en cualquier sentido no consiste en deslizarse plácido porcuna levemente inclinada superficie lisa. Sería demasiado cómodo; pero, también, demasiado aburrido. V i v i r es sufrir v gozar a un tiempo; i r del alto al bajo cas i sin transición; saber del dolor, para que resalte aún más el momento feliz por la fuerza de contraste... V i v i r es luchar a brazo partido- -valga l a expresión- Y frente a una estatua, por bien concebida y terminada que esté, uno se sienta, l a contempla un rato, Heno, si se quiere, de una extasiada emoción estática, y acaba infaliblemente por renunciar a toda idea belicosa. Mujer. A mí me gusta una mujer, sobre todo cuando es muy... mujer. A l pensar en quererla l a quiero en enemigo, y estudio hasta sus más pequeños movimientos, como si de j i n verdadero enemigo se tratase. Espero siempre de ella lo mejor o lo peor, p e r nunca el término medio. Sé que en muchas ocasiones podrá engañarme, y en ninguna aburrirme; que su sonrisa más inocente es, a veces, máscara de su mayor instinto de ferocidad; que no llora por un sentimiento de dolor, sino cuando le escuece el ojo, porque se le ha corrido el r i me! Sé todo esto, y mucho más. Y sin embargo, no es solamente que me gusta así, sino que me gusta por ser así, precisamente: falsa, presumida, incongruente y, sobre todo, mujer. 0 razón. Porque se trata de una verdadera mujer, capaz de aparecer fea en un momento determinado, para resurgir al minuto más bonita que otra que, realmente, lo fuera mucho. Esto es: una mujer que lleva dentro de ella toda una multitud de mujeres. -Gil de Escalante. auxiliar da otras clases complementarias, f E n Médica segundo no se había dado n i n- guna clase en castellano desde que comenzó el curso hasta el 7 de noviembre; en Otori- ¡nolaririgología, por un acuerdo convenido entre el catedrático y los alumnos, se darán en castellano las clases hasta Carnaval, y L A S I T U A C I Ó N P O L Í T I- desde entonces, hasta el final del curso, en catalán; en Patología Quirúrgica, segundo C A Y S O C I A L D E C A T A- curso, el titular da las clases en catalán, y un médico, que no es auxiliar, en castellaLUÑA no, etc. Nos dicen también que en la Facultad L a U n i o n Catalanista pide al sede Medicina de Barcelona hay unos cien ñor Maciá que p o r patriotismo alumnos, actualmente, procedentes de todas las regiones, que no entienden- -o entienden se declare la verdad en el asunto imperfectamente- -el idioma catalán; y nos dicen que un cierto número de profesores, Bloch por lo que ellos pueden ver, proceden en l a Barcelona 20, 3 tarde. L o s periódicos, y forma que lo hacen, más que por convicción, especialmente La Publicitat, continúan decediendo a la coacción de un número de dicando extensos comentarios al asunto alumnos, sin duda el más numeroso. Bloch. También reproducen los comentarios Aparte las múltiples consideraciones a hechos por los periódicos de Madrid. E l heque esta situación se presta, nosotros quicho más saliente del día en este asunto es siéramos llamar la atención acerca del moel acuerdo adoptado por la Junta de la Unión Catalanista, la entidad de este carácter más do cómo se confirman las presunciones que expusimos en una nota hace mucho tiempo antigua de Barcelona. E l acuerdo se refleen relación con este vidrioso tema. ja en la comunicación dirigida con fecha Teóricamente, todo el mundo está aquí 18 al presidente de la Generalidad, y que conforme en que deben respetarse y se resdice así: petarán los derechos de los españoles de Honorable señor: L a Junta permanente habla castellana; pero en la práctica, estos de la Unión Catalanista, en sesión celebrada en el día de hoy, después de examinar de- derechos quedarán tan disminuidos, como tenidamente todo lo que se ha puesto de ma- puede verse, a pesar de que no estamos más nifiesto de un modo público respecto a la que al comienzo. Y la consecuencia para Alguien, al leer lo que antecede, pensará nosotros es que, por la voluntad de los que que uno tiene alma de esclavo. N o es esto. existencia de M i Lázaro Bloch en Barce L a esclavitud es resignación, y yo no he na, ha acordado dirigirse a usted, como pre- hoy gobiernan Cataluña, o contrariando l a consideración de los intransigentes, del cashablado de resignaciones, sino de lucha. sidente de la Generalidad de Cataluña, en tellano sólo quedará en la Universidad lo ¿Luchar y ser vencido entonces... E s po- la forma siguiente: suficiente para mantener la teoría, y las sible. Pero mientras el momento llega o no Que este asunto, de suma trascendencia, cosas no irán más favorablemente en la E n llega, se va pasando la vida. 110 sólo para los intereses materiales de Ca- señanza primaria, con las naturales conseL a heroína oV una película, al aparecer taluña, sino, sobre todo, por el prestigio cuencias. Negarlo es negar l a evidencia. -sobre una pantalla de cinematógrafo madrimoral de nuestra Patria, porque, según co- Pedro Pujol. leño, ha suscitado la discusión. Unos asemo derive esta cuestión, podrá atraer un guran que es mujer más fatal, que la que perjuicio gravísimo a nuestro crédito nacioE n el local social de Palestra, Sociedad ostentó por mucho tiempo en los cinenal, que esta entidad se honra en velar, por de Juventud Catalanista, se celebró un i m matógrafoss la supremacía de las lla- encima de todos los partidos, y, de no obrar portante acto, organizado por l a entidad, en madas mujeres fatales. Otros dicen que en la forma debida por el Gobierno de su favor de la Universidad catalana, pronunrepresenta únicamente una imitadora. H a y presidencia, deteiyninr. ría el desprestigio de ciando discursos representantes de distinquien exalta su belleza hasta las ilunuestro pueblo ante las obras nacionales y tos grupos escolares, entre ellos de la A g r u des, y quien no le reconoce siquiera una disminución de fe en la capacidad del pación Escolar de Palestra, del Nosaltres belleza. E l éxito, en. suma. Y el caso es que, Gobierno autónomo, y que, de consiguiente, Sois, de l a Asociación Catalana tu- al filial, puede que todos tengan un poco de sin que nuestra actitud sea inspirada por diautes, etc. Después de su reciente boda en Portugal han regresado a Sevilla, donde fijan residencia, nuestro amigo D Alberto MagnoRodríguez y su distinguida esposa, doña María Laura de Campos Paiva. ningún prejuicio ni por ninguna finalidad política, la Junta permanente de la Unión Catalanista estima necesario dirigirse a u s- i ted, expresándole la conveniencia, por p a- i triotismo y por austeridad, de que por u n medio adecuado, que no deje lugar a dudas, se dilucide y evidencie la verdad intrínseca I del hecho y se proceda dignamente en con- Noticias secuencia. i V i v a usted muchos años, por el bien de E n la iglesia de San Fermín de los N a Caia uña. Siguen las firmas del presidente varros, de Madrid, que estaba- bellamente y del secretario general de la entidad, adornada, se celebró ayer, a las cuatro y media de la tarde, la boda de la encantadora señorita Manolita Benítez de Lugo y RayA B C en Barcelona niundo, hija del subsecretario de Hacienda, Barcelona 20, 12 noche. (Crónica teleD. Félix Benítez de Lugo, con el joven i n fónica de nuestro redactor. U n a comisión! geniero industrial D José Eduardo Gónde estudiantes de habla castellana nos ha gora y Visconti, hijo del coronel D José visitado para facilitarnos nota detallada d a Góngora. lo que acontece en la Enseñanza superior, Llevaban la cola del vestido nupcial dos en relación con el problema de las lenguas. encantadores niños: Paloma Alvarez V i l l a Se han referido concretamente a l a F a c u l amil y José Antonio Raymundo. tad de Medicina, en la quedos comisionados Apadrinaron a los contrayentes la señora siguen sus estudios, y en ella- -según la nota doña María del Pilar Visconti de Góngora, de que hablamos y obra en nuestro p o d e r madre del novio, y el ya citado padre de l a la situación es la siguiente: novia, D Félix Benítez de Lugo. E n la asignatura de Patología QuirúrgiU n a vez terminado el acto religioso, l a ca el titular da la clase en catalán, y cada numerosa y distinguida concurrencia que a quince días hace un resumen para los alumdicho acto asistía trasladóse al hotel Ritz, nos castellanos; en Fisiología se dan cuatro donde fué obsequiada con una bien servida clases semanales a los alumnos catalanes y merienda. una a los castellanos; en Anatomía TopoLos nuevos señores de Góngora, que recigráfica, el titular da las clases en catalán, y bieron muchas felicitaciones, han salido para el auxiliar en castellano; en Obstetricia, el Valencia, desde donde proseguirán su viaje titular da cuatro clases semanales en catade novios por las Islas Baleares. lán, y un día a la semana en castellano; u n r 1 1 I
 // Cambio Nodo4-Sevilla