Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿N o hemos dicho que el Racing vino a ganar? Pues había que ganar, pese al arbitro, que no estuvo muy benévolo con ellos, digámoslo en honor a la verdad, y pese también a la presión que el Deportivo le hacía, no sólo deteniendo, sino atacando. Que momentos hubo en que bien pudo i n clinarse la balanza a favor de los locales. Pero en justicia lo merecieron los cántabros. Fué un minuto antes de terminar, y cupo tal honor a Cisco, que logró el tanto de la victoria, en forma que n i éí mismo sabrá explicar a ciencia cierta. Comentario final: E l Racing jugó con mas cabeza, es decir, con una mayor inteligencia. Y con más brío y entusiasmo. E l Deportivo, en general, gris y muy triste. U n a buena adguisición del equipo santanderino, el medio centro García. U n a gran cosa Larrinaga. B i e n la defensa, bien Télete, y los demás secundándoles. Arbitró Ostelés. Y los equipos se alinearon así: R a c i n g S o l a Ceballos, Mendaro; Ibarra, García, L a r r i n o a Santi, Loredo, Télete, L a rrinaga y Cisco. Deportivo A l a v é s G a r a y Arana, D e v a UrquirÍ, Fede, A r a m b u r u Paco, Trillo, Ibarrarán, Lecue y Juanito. A r e n a s 2; D o n o s t i a 1 Bilbao 23, 4 tarde. E n el fútbol se produce un fenómeno de sobra conocido de los expertos y entrenadores, y que, a pesar de su vulgaridad, se repite con frecuencia. M e refiero al caso de que, poi iaíta de un j u gador de clase para determinado puesto, se busca para ocuparlo a ptro jugador del mis- mo equipo, pero que venía actuando en l u gar distinto, y ocurre generalmente en esos cambios que el jugador trasladado realiza un esfuerzo el primer día, para salir airosamente, y lo consigue en su nuevo cometido; pero, si no está capacitado para el caso, poco a poco va cediendo a la tendencia natural de evitar un desgaste que le resulta penoso, para fracasar de mala manera. Este fenómeno se ha dado ahora en el Arenas, al colocar a Calero en el centro del ataque. Este jugador tuvo una tarde inspirada en el primer día: que actuó en este puesto, y después se le ha visto descender hasta apagarse, como le ocurrió el domingo en el partido que jugó contra el Donostia. Que Calero no rinde como centro delantero se pudo apreciar claramente en. el citado encuentro, cuando el Arenas, volcado sobre su rival, no marcaba goals por falta de ese don especial que debe atesorar un delantero centre para ser eficaz. E l Arenas salió al campo con una gran dosis de moral, aportada por la presencia de Cilaurren, quien, dicho sea de paso, fué el mejor de los veintidós, aun cuando en algunos momentos, muy pocos, evidenció su desentrenamiento al hacer unos pases a su ala, paralelamente a la línea de toque, y en los cuales el balón salió fuera por falta de presión en el ejecutante de las jugadas. Con esa buena moral y una mayor rapidez de los donostiarras, el encuentro se deslizaba favorablemente para el equipo local, pero los goals no. venían, n i siquiera se vislumbraban, debido a que los componentes de la línea delantera del Arenas necesitaban unas fracciones de segundo, -más de las convenientes, para batir a la defensa contraria, que entraba fuerte al despeje. Poco a poco fué cediendo el Arenas y creciéndose el Donostia, hasta el punto de terminar el primer tiempo con juego nivelado, como lo reflejó el tanteador, con un empate a cero. Después del descanso se retiró el sol, contra el cual tuvo que luchar el Arenas en l a primera parte, si bien continuó la brisa algo fuerte, que disfrutaron anteriormente los donostiarras por la espalda! Durante los doce primeros minutos el juego se hizo monótono y parecía como que los jugadores de ambos bandos se habían hecho a la idea de repartirse los dos puntos en litigio, hasta que, inesperadamente, Albéniz marcó el primer goal, recogiendo con la cabeza, un centro de Garmendía. Despertó el Arenas del letargo en que se había sumido, y apretando de firme, consiguió dos corners seguidos, siendo el último ejecutado por Emilín, el causante del nuevo empate. Cobraron nuevos ánimos los vizcaínos, no dejando descansar a la defensa contraria, hasta que nuevamente G a r cía obtuvo el goal del triunfo de un soberbio tiro que Beristain llegó a desviar, aun- i. que no lo suficiente para evitar el tanto. E n el último cuarto de hora la meta del Arenas se vio asediada por los donostiarras, que buscaban afanosamente el empate, el cual no llegó a producirse por dos afortunadas intervenciones de Zarraonaindía, que hizo un buen papel. Los equipos se alinearon en la siguiente forma: Arenas Zarraonaindía; Llantada y A r r i e t a Cilaurren, Urresti y Gerardo; Saro, García, Calero, Menchaca y Emilín. Donostia: Beristain; A r a n a y Pérez i Amadeo, Marculeta y A z p e i t i a Insausti, AL. béniz, Ayesterán, Bienzobas y Garmendía. Olascoaga. sernos, caí En cuanto sienta dolor de esg molesto y peligroso, o dolores causados por la fatiga, e x c e s o d e trabajo o de ejercicio, V E N 2 Á A L D O L O R h a c i e n d o que le extiendan, sin frota Lifiintento ele ¿loan. 5 f r ÍV W Acttva ia c i r c u l a c i ó n produce una agradable s e n s a c i ó n de calor y, bienestar y elimina el dolor. Compre mismo un frasco. 4 5 t S illi De venta en tas farmacias, droguerías y centros de específicos de todo el mundo. sí? Al g a A.
 // Cambio Nodo4-Sevilla