Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B G. MIÉRCOLES 25 D E N O V I E M B R E D E x i EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 24. g 3 La hija. -Y yo te había dicho, mamá, que para encontrar a la última chula, tendrías í que ir a buscarla en el corazón de una señorita. S í las señoritas- imitan a rato la manera de hablar de las chulas, como éstas D i á l o g o sin importancia copian los vestidos de las señoritas. Y el La madre. ¡Niña! ¿Cómo te atreves a todo se mezcla, se confunde en un fondo presentarte de semejante modo ante mi uniforme. P o r ello aseguraba que los chulos vista? habían desaparecido de la circulación. La hija. (Alzando, instintiva, un pie y La madre. -No. Mientras tu peinado exismirando hacia el dorso de su media. ¿Qué ta, siempre habrá un motivo para pensar en pasa? A lo peor es que se. me ha corrido la moza de rompe y rasga. de los barrios un punto en la media y exhibo una carrebajos. rilla La hija. ¡Y dale con mi peinado... Te La madre. -Un poco más alta está la caadvierto que soy casi una precursora de él rrerilla a que yo me refiero. en España. Y a verás dentro de poco: se van La hija. -Palabra de honor, mamá. N o a peinar así hasta las ratas. comprendo lo que quieres decir. La madre. ¿Hacia delante y con caracoLa madre. -Tu peinado me parece indelillos... coroso. La hija. -Con caracolillos y p alante, si La hija. ¡Ah... E r a mi peinado el que quieres que te. sirva la expresión en madrilellamaba tu atención. Pues m i r a n i siquiera ño. Y será un peinado todo lo chulo que tú me acordaba ya de habérmelo variado. Y dices; pero desde luego, no me va maL. JDessi me apuras hasta confesar la verdad, te cuida, mamá: antes de adoptarlo, me he estudiré que a mí tampoco me gusta con exdiado bien en el espejo. Y sobre todo, que ceso. esta mañana, en la calle, cuando debutaba La madre. ¿Entonces... con él- -aunque a ti no te guste- -me han La hija. -Es una variación a la moda y dicho más cosas que nunca. -Gil de Escal a he aceptado, precisamente por eso: por variar. La madre. -Todo el cabello de los lados Noticias echado hacia adelante para que cada pelo termine en la patilla en una especie de caraMañana jueves comenzará el Club de colillo. Campo su temporada. de sociedad. Se celeLa hija. -En efecto: así lo he copiado brara, pues, en el citado Club el primer dande un figurín, y por lo visto 110 he copiado cing- tea, para el que ha sido contratada una mal. N o te creas: me costó bastante trabaestupenda orquesta. jo y un tarro casi entero de gomina. M i pelo estaba acostumbrado a ser peinado en E n la Embajada de Bélgica se ha celebrado un almuerzo, con el que los barones de un sentido inverso. Borchgrave invitaron a las siguientes perLa madre. -En mis días, únicamente los sonalidades: Embajador de Francia y señochulos se peinaban así: con chuletas cora de Herbette, de Méjico y señora de Pañi, mo se decía entonces. ministro de Suiza, Sr. Stóutz; de Polonia, La hija. -El chulo y la chula, mamá, han S r Perlowski, y diplomático español conde desaparecido actualmente de la circulación. de Bulnes. La madre. -No. La hija. -Como quieras. Pero yo te aseA partir del próximo día 4 de diciembre, guro que para biscar una verdadera chula, el ministro del Uruguay y la señora de Caspor ejemplo, hay que ir a encontrarla en el tellanos recibirán todos los viernes a sus corazón de una señorita. La madre. -Es absurdo lo que dices. La hija. -Es lógico. L a llamada chula en otros tiempos, como ha nacido en esfera humilde, aspira, muy comprensiblemente, a POBEDA mejorar de condición. Estudia una. carrera Cura quemaduras, eczecorta, se hace mecanógrafa u oficinista. Con mas, erisipela, hemorroides y piel. Precio, 1,60 el primer dinero ganado, lo primero que y 4,15. Por correo, 2 adquiere es un sombrero. U n chapín copesetas. Lab. Campillo, Beas de Segura mo decían despreciativamente las chulas de (J a é n) Madrid, Gayóse Sevilla, Urbano. tus días. U n a vez con el sombrero, helas ya convertidas en señoritas. Las señoritas, en cambio... La madre. -Las señoritas, desde luego, no se peinan como tú, como tú te has peiD e s a r r o l l a r é i s vuestras ventas y alcannado. De esto sí que no vas a convencerme. zaréis un volumen importante de neLa hija. -Se peinan, mamá. Y hasta de un gocios, obteniendo representaciftn exmodo más raro todavía, con tal de que paclusiva de importantes f á b r i c a s francesas, especializadas en motores de sen, con ello, por la idea de que han de gasolina y aceites. Grupos e l e c t r ó g e estar más guapas o más a la moda. Les nos, marinos y motobombas, para basta columbrar un figurín de revista, o ver riegos e incendios. Tractores a g r í c o cruzar por la pantalla a una de esas- eslas de gasolina y aceites pesados. M a trellas del cielo de Hollywood. terial sanitario y de limpieza para servicios p ú b l i c o s Dirigirse al AparLa madre. ¡Jesús, ya apareció el eme... tado 9.022. M A D R I D otra escuela de malas costumbres. Por mi gusto, desde luego, no lo frecuentarías nunca. La hija. -Por. tu gusto, mamá, me quedaDERESHOS Y ¡ÜEBEÜES B E LOS ría eternamente en casa hasta ser pasto de la polilla. ü i UlT 0 ft! S La madre. -Puede que a lo largo fuera Propietarios, arrendatarios y obreros. mejor. Se ha puesto a l a v e n t a u n interesante l i La hija. -Es posible; pero a lo largo, bro, con c e r c a de 300. p á g i n a s c o m p e n d i o como tú dices, también me aburriría mucho. de todas las disposiciones d i c t a d a s h a s t a l a La madre. -Una señorita decente no se f e c h a por e l G o b i e r n o de l a R e p ú b l i c a reaburre nunca en casa. Tiene sus libros piaferentes a l p r o b l e m a de l a a g r i c u l t u r a P r e c i o 4,50. P e d i d o s C e n t r o P e r i o d í s t i c o dosos, sus labores... calle V i c t o r i a n o Pavera, 6, C Ó R D O B A Se La hija. ¡Que te crees tú es e n v í a desde u n e j e m p l a r en adelante, r e m i La madre- ¡Niña! Te he didso hace un d i e n d o su i m p o r t e por G i r o p o s t a l momento que me repugnaban las chulerías. DE ECOS SOCIEDAD D 1 V E RSO S amistades en su residencia de la calle é Príncipe de Vergara, número ¡6, Madrid. L a marquesa viuda de Martorell ha llegado de San Sebastián. Mañana jueves, a las cuatro de la tarde, en la iglesia de San Ginés, en Madrid, se celebrará la boda de la bella señorita Carmen Santugini y Parado con D Manuel García- Patos y Recio. LA SANCIÓN ABC CONTRA Nuestro estimado colega El Noticiero Sevillano, ocupándose de la sanción impuesta a A B C dice lo siguiente: E n otro, lugar de este número encontrarán nuestros lectores la noticia de haber confirmado el Consejo de ministros la sanción impuesta por el titular de Gobernación al periódico A B C Dicha sanción, como es sabido, consiste en el pago de una multa dij m i l pesetas y en la impublicación del periódico por tres días. Los principales periódicos de Madrid, de las más diversas tendencias, desde La Época hasta Crisol, se han expresado en contra de la aplicación de dicha medida. Nosotros, desde nuestra modesta esfera de publicación provinciana, nos adherimos a esa protesta, por considerar que la vida de los periódicos debe merecer los máximos respetos, aunque sólo sea por el inmenso número de familias que encuentran el diario sustento en el libre desenvolvimiento de esta actividad periodística. Aparte de estas razones, nuestro criterio, ampliamente liberal, nos impide estar conformes con la suspensión de ningún periódico, sea el que sea su matiz pojítico. P o r todo esto no vacilamos en situarnos al lado del importante colega en este momento. M u y agradecidos al querido colega por su manifestación de compañerismo. LA LABOR DE LA COMISIÓN D E R E S P O N SABILIDADES La vista d e las r e s p o n s a b i l i d a d e s se a p l a z a E l Sr. Serrano Batanero manifestó a los periodistas que el defensor del general F e r nández Heredia, D. Antonio Goicoechea, había desistido del recurso de apelación ante la Cámara. Añadió que los defensores de los demás procesados no sólo de Jaca, sino del golpe de Estado, habían pedido la apertura de numerosas diligencias, lo que retrasaría mucho la vista de los dictámenes en el salón de sesiones. Cádiz 24, 10 noche. E l gobernador, señor Taltabull, manifestó a los periodistas que había recibido la visita del periodista sevillano D José Andrés Vázquez que, en representación de la Diputación y del gobernador de Sevilla, venía a gestionar la adhesión de Cádiz a la celebración de una Asamblea de Diputaciones Andaluzas, para la estructuración del Estatuto regional. E l presidente de esta Diputación, a quien luego visitó el Sr. Vázquez, prometió a éste enviar a un representante, dada la i m portancia de la reunión, que no tenía otro carácter que velar por los intereses de A n dalucía y, especialmente, por sus industrias PARA LA E S T R U C T U RACIÓN D E L E S T A T U TO ANDALUZ
 // Cambio Nodo4-Sevilla