Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
comenzábamos a creer- -frío el viejo romanticismo diecinueve- -indiferente a esa película documental que debe ser el mundo visto desde arriba. M á s allá de los aeroplanos. H a y siempre en estas competencias un sujeto activo y otro pasivo en apariencia. Como en l a nóvela de Julio Verne, un i n geniero que fabrica bombas, proyectiles, y otro que prepara muros, resistencias. E l guerrero conquista, guerrea. E l artista seduce con arte. Eisenstein ataca. Pondovkine, artista m á s puro, se mueve en regiones deferentes. P o r encima de l a vida misma. Romanza sentimental (Programa: Dibujos sonoros y dos films de Eisenstein: Romanea sentimental y Octubre. L a s butacas del entresuelo tienen aspecto de gradería universitaria. Sesión en honor de los congresistas de la U F E H Antes del cinc sonoro advertimos ya el paralelismo entre la música y el cine. Cuando las películas no tenían m á s ruido que el pestañear- -tictac, tictac- -nervioso de l a máquina, y los suspiros de las señoras sentimentales. Cuando Douglas nos mostraba su dentadura sana y poderosa de hipopótamo joven, mientras un hombre de melena encrespada se retorcía alrededor de un violín llenándonos el pecho de notas largas y trémulas como quien llena de serpentinas un cajón vacío. Lamentábamos perfectamente el divorcio de las imágenes y el hombre del violín. A veces se juntaban, pero volvían a separarse. E x p e r i m e n t á b a mos esa sensación automovilista cuando, después de una pista asfaltada, entramos de golpe en una zona de baches. L a orquesta, tan ajena entonces a la emoción de la pe- Gloria Swansori y Michael Farmer se han casado. El era, hasta hace pocos días, prometido de Marilyn Miller, y ella, -marquesa de la Falaise. Con esta foto llega la noticia de otra boda: la del marqués (ex Swansoji) con Constaría; Y no hace todavía un mes que Gloria y Henri de la Falaisc negaban los rumores de su próximo divorcio. lícuila, nos sonaba a ballestas mal engrasadas. Romanea sentimental ha sido una reconciliación perfecta de los dos amantes. E n medio de imágenes maravillosas. ¡Ese navegar rápido entre los árboles invertidos para chocar de súbito contra la muralla de espuma de las rompientes bravas! N o falta un detalle de agrado. Nubes, olas, el río, una mujer, los árboles, un galgo y la Juna al final. U n a luna irónica cíe puro poética. Luna. enorme- -como esas de las poesías de P u c h k í n- que al final cambia de itinerario para indicarnos el cambio de estación. L a primavera vuelve a surgir. U n a primavera nueva y blanquecina; de flor recién Lil Dagover ha causado un alboroto en Hollyzvood luciendo, las. últimas novedades europeas. He aquí el gracioso sómbrenlo con que hizo su entrada triunfal en Cinelandia. (Fotos Keystone.
 // Cambio Nodo4-Sevilla