Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 27 D E N O V I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 18 regidos por una ley especial, y, por tanto, propone que se deje este asunto para ser tratado después de aprobada, la Constitución, pues de lo contrario en ésta quedarán subsistentes bastantes contradicciones. Rectifica el Sr. X I R A U E l Sr. E L O L A hace algunas observaciones. También rectifica el Sr. F R A N C O Intervienen otros oradores y se procede a votar nominalmente la enmienda del señor X i r a u acordándose que la del Sr. F r a n co (D. Gabriel) se discuta artículo por artículo, según vayan sometiéndose a dictamen los correspondientes del difamen. L a enmienda del Sr. X i r a u es rechazada por 144 votos, contra 155, o sea por nueve votos de diferencia. E l Sr. B A R N É S que ocupa l a presidencia, pregunta si se aprueba un crédito destinado a los delegados regionales. E l Sr C R E S P O se opone y pide votación nominal, para que se sepa qué diputados son partidarios de que sean aprobados asuntos por medio de decreto, estando en funciones las Cortes, y cuáles son amantes, de las prerrogativas del Parlamento. Se produce un pequeño escándalo. E l S r G U E R R A D E L R I O hace constar que los créditos pedidos son sólo hasta primero de enero. E l dictamen es aprobado en votación ordinaria. proponer al Parlamento que en vez de ser el presidente del Tribunal de Garantías el del Supremo, lo sea uno designado por el Parlamento, sea o no diputado, y en sustitución de los dos magistrados del Supremo y de los dos profesores, cuatro catedráticos de las Facultades de Derecho, designados por elección entre todas las- de España. E l Sr. J I M É N E Z A S U A acepta esta propuesta y lee el texto del dictamen reformado en dicho sentido. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T rectifica. E l Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O estima justificado eliminar a los magistrados del Supremo en los casos en que hubieren de juzgar a un compañero, pero estima un error prescindir de estos elementos de i m parcialidad, acostumbrados a la interpretación de la ley, sin olvidar que es doloroso que el Parlamento muestre su desconfianza hacia ellos. E l ministro de J U S T I C I A cree que no queda agravio alguno para los magistrados, porque el apartarlos del Tribunal de Garantías no representa ningún recelo. Cree que nuestros jueces no tienen formación de Derecho público, y por eso cree que su actividad está reservada al Derecho penal y al civil, y no hay que olvidar que tanto la materia contenciosa administra tiva, como la del Tribunal de Garantías, son. perfectamente de Derecho público. E l Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O cree que quien está acostumbrado a hacer justicia la hace mejor que quienes, sin estar habituados a ello, conozcan el asunto sometido a su juicio. E n España no hubo justicia coñtencioso- administrativa hasta que ésta se entregó a las Audiencias y al Supremo. Cita el caso de que la Justicia ha dado la razón en el 50 por ioo de los casos al reclamante, en cotnra de la Administración, y esto es digno de respeto. E l ministro de J U S T I C I A rinde homenaje al Tribunal Supremo, pero entiende que restarle por una apreciación objetiva, una materia constitucional no es motivo del menor agravio. E l Sr. E L O L A rectifica. E l presidente de l a C O M I S I Ó N iee ei nuevo artículo redactado sobre la revisión Constitucional. mentación primaria, l a ganadería influye grandemente, en la salud pública y si no se vigila debidamente el sacrificio de las reses la carne puede. ser causa de propagación de múltiples y graves enfermedades. P o r eso se llevan a la Dirección los servicios de H i giene pecuaria, Sanidad veterinaria, Fomento pecuario e Industrias lácteas Aprovechamiento de lanas y cueros e Industrias varias. E l Sr. V E L A O defiende el voto particular, que coincide con el dictamen en la necesidad de crear la Dirección de Ganadería para recoger los servicios dispersos de varios departamentos, pero en el que se proponen tres secciones: una de Enseñanza veterinaria, otra de Labor social y otra de F o mento pecuario, reservando otra de enlace en el ministerio de la Gobernación. E l Sr. S A N T A C R U Z hace un estudio de la degeneración de la ganadería y afirma que el regadío es hoy toda la esperanza de los ganaderos. Propugna por que la ganadería no quede separada nunca de la Agricultura. E l Sr. S B E R T consume un turno en pro del dictamen. Se felicita por la presentación de este proyecto, pero cree que no deben llevarse las direcciones. de Agricultura y Ganadería a dos departamentos distintos. Analiza la situación actual de las industrias derivadas de la ganadería, que no han pasado de ser industrias caseras. Dice que es preciso averiguar si con este proyecto se trata de asaltar los derechos de un Cuerpo, y termina expresando su convencimiento de que la Escuela de Veterinaria debe depender del ministerio de Instrucción Pública. E l Sr. D Í A Z A L O N S O empieza confundiendo al ministro de Marina- -que se encuentra en el banco a z u l- -c o n el de la Gobernación. Combate el dictamen, después de dedicar, elogios al Sr. Gordón Ordax, a quien considera padre del proyecto; pero estima un error haber arrancado los servicios de ganadería del departamento donde radica la dirección de Agricultura. Cree que en la creación de dicho Centro ha influido el deseo de crear un nuevo Cuerpo. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L ¿Y para decir todo esto ha venido su señoría de chan quet? E l Sr. D Í A Z A L O N S O muestra los faldones de su americana. (Grandes risas. Continúa el orador, y como el Sr. Pérez Madrigal sigue interrumpiendo, el orador dice que se está conteniendo para no decir al Sr. Pérez Madrigal una frase que tiene en la punta de los labios. E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Los labios no tienen punta. E l P R E S I D E N T E llama la atención del Sr. Pérez Madrigal, a quien ruega que no abusé de las interrupciones. E n los radicales: Que no use. E l Sr. D Í A Z A L O N S O dice que es tin viejo republicano que. luchó por venir a las Cortes el año 1905, y como entonces no lo logró, no es conocido de algunos diputados, que no tienen derecho a usar de frases como las escuchadas por el orador, que éste no se halla dispuesto a tolerar de ninguna manera, porque él está tratando el asunto seriamente, y como el Sr. Madrigal le ha calificado de ministerial, se sienta. Ur homenaje del A t e n e o a Pí y Margall E l P R E S I D E N T E (Sr. Barnés) lee una lista de diputados que habrán de asistir a un homenaje organizado por el ateneo de Madrid, en memoria de D Francisco P í y Margall. Continúa él debate Se lee la enmienda del Sr. F R A N C O y éste, en vista de lo ocurrido con la anterior, la retira. Queda con esto rechazada una vez más la propuesta de creación de un Consejo N a cional, o segunda Cámara. E l Sr. P I A R S U A G A defiende una enmienda, que es desechada, después de contestar a su autor, el Sr. C A S T R I L L O de la Comisión. E l Sr. E L O L A defiende otra, solicitando la creación, con función general y soberana sobre todo el territorio nacional, de una alta jurisdicción constitucional, con competencia para estatuir definitivamente sobre la inconstitucionalid ad de las leyes, competencia entre el Estado y las regiones, y de éstas entre sí, etc. Se desecha la enmienda por 26 votos contra 24. Terminada la discusión de enmiendas, el Sr. R O Y O V I L L A N O V A consume un turno en contra de la totalidad del artículo 117. Insiste en que no es necesario el Tribunal de Garantías, porque los jueces, cuando adviertan que una ley no es constitucional, no la aplicarán. E l Sr. C A S T R I L L O dice que admira la tenacidad del Sr. Royo, que defiende siempre la misma doctrina, pero estima que ésta es errónea, toda vez que a los jueces sólo les compete aplicar las leyes, pero de ninguna manera oponerse a ellas. E n caso de tropezar con una ley anticonstitucional, lo que deberán hacer es poner el hecho en conocimiento del Tribunal Supremo de Justicia. Rectifican ambos oradores y a continuación se aprueba el artículo 117 con una ligera modificación. Artículo 118. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T pide la supresión del dictamen, y que se diga que una ley especial estudie la organización del Tribunal de Garantías. E l mhistro de J U S T I C I A interviene para El dictamen de la comisión Agraria E l Sr. M A R T Í N E Z (D. Luis) pronuncia algunas palabras y el presidente manifiesta que queda retirado el dictamen de la comisión A g r a r i a para ser modificado. Se levanta la sesión, a las nueve. L a sesión nocturna Se abre la sesión a las once, bajo la presidencia del Sr. Besteiro. E n el banco azul el ministro de Fomento. Las tribunas aparecen llenas, pero en los escaños escasa animación. Creación de la Dirección de G a nadería Se lee el dictamen de la Comisión creando la Dirección general de Ganadería e I n dustria Pecuaria. H a y un voto particular de los señores Velao, Segovia, F e c e d y San Andrés. E L Sr. P R A D A L que preside la Comisión, justifica, la presentación del proyecto, encaminado, a la redención económica de España, llevando a. un solo centro los servicios, distribuidos. en varios departamentos -pues con ello se. trata de mejorar una riqueza de abolengo tradicional. en España. Estima qué es perjudicial para. la. buena marcha administrativa l a creación de centros exclusivamente especializados. JEstima qué como elemento importantísimo (Je la ali- Escándalo y cuestiones personales E l P R E S I D E N T E dice al Sr. Madrigal que es peligroso excederse en los chistes. E l Sr. M A D R I G A L afirma que él no se ha excedido. Voces: Y lo del chaquet? E l Sr. P É R E Z M A D R I G A L Y he d i cho que el Sr. Díaz Alonso ha traído un ridículo chaquet de corte monárquico. Se produce ante estas palabras un íormi dable escándalo. 0
 // Cambio Nodo4-Sevilla