Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 28 D E N O V I E M B R E D E 1931. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 21 L A CÁMARA APROBÓ E L U L T I M O A R T I C U L O C O N S T I T U C I O N A L Y U N A DISPOSICIÓN TRANSITORIA SOBRE ELECCIÓN POR ESTAS CORTES D E L PRESIDENTE D E L A REPÚBLICA Aprobación de dictámenes y de varios proyectos de ley. P r o y e c t o de Constitución. Proposición incidental. A l g u n a s propuestas. La sesión de ayer tarde Se abre la sesión a las cinco menos veinte con gran desanimación. O r d e n del día Sé aprueba un dictamen de la Comisión permanente de Hacienda, cediendo al A y u n tamiento de Gerona el baluarte de las mura Has denominadas del Gobernador, Santa Clava y San Basilio. Se aprueban asimismo otros dictámenes de la comisión de Peticiones. Se da cuenta de una proposición de ley del Sr. M E N E N D E Z (D. Teodomiro) proponiendo la modificación del artículo I I I del apartado I de! decreto de 13 del corriente sobre abono de años de carrera para los efectos de jubilación a los profesores de la Escuela de Artes y Oficios, l a cual se toma en consideración. También se toma en consideración otra proposición del Sr. A Y G U A D E modificando el decreto de 18 de agosto, concediendo a D Manuel Marzo el derecho al percibo de haberes durante el tiempo de suspensión y empleo decretado por la Dictadura m i litar. Se aprueban definitivamente varios proyectos ch ley. Toman asiento en el banco azul los ministros de Marina y Trabajo. v P r o y e c t o d e Constitución Continúa la discusión de este proyecto. E l Sr. E L O L A prosigue su interrumpido discurso de ayer, defendiendo una enmienda presentada ai artículo segundo. (118 del nuevo dictamen del título X nuevamente redactado por la Comisión) Se adhiere a la enmienda defendida por el Sr. Ortega y Gasset (D Eduardo) E l Sr. V I L L A N U E V A de la Comisión, muestra su extrañeza, porque entre ambas enmiendas existe gran disparidad. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T rectifica. E l Sr. C A S T R I L L O dice que la enmienda del Sr. Elola estaba encaminada a que formara parte del Tribunal de Garantías el presidente del Supremo el del Tribunal de Cuentas, etc. E l Sr. E L O L A interrumpe. E l Sr. C A S T R I L L O Permítanle que no admita discusiones, porque eso no tiene explicación. Dice el Sr. Ortega y Gasset que admita la hipótesis de que sea designado el Tribunal de Garantías en virtud de una ley especial, y que en definitiva dicho Tribunal sea enemigo de la Constitución. Entonces el problema no tiene remedio. U n órgano- -añade- cuya composición no podemos conocer por ahora, no puede ofrecernos garantías. L a Comisión puede estudiar si debe o no lestar constituido por magistrados, catedráticos o representantes de regiones, pero no dejemos en pie- -añade- -el problema y no corramos el riesgo de que un futuro Parlamento destruya ia carta constitucicBül. Se aprueba el artículo 118. A l siguiente defiende el Sr. B A L B O N T I N una enmienda en el sentido de que se conceda a los ciudadanos todo género de garantías ante la posibilidad de tenerse que defender contra leyes anticonstitucionales, caso que tanto en l a Monarquía como en la República puede darse con facilidad. Declara que no es sindicalista ni comunista, sino un demócrata que tiene el convencimiento de que todos los ciudadanos deben ser respetados en sus derechos. E l Sr. C A S T R I L L O le contesta. E l Sr. B A L B O N T I N declara que, a su entender, una ley anticonstitucional es peor que un robe y un asesinato. Pide que pueda Proposición incidental recurrir, no solamente la persona perjudicada, sino cualquier ciudadano. Se lee una proposición incidental del señor A L V A R E Z (D. Basilio) sobre la siE n votación ordinaria es aprobada la entuación por que atraviesa el proletariado mienda del Sr. Balbontín, en el sentido que del Clero. queda expresado. Queda aprobado el artículo 119. Pregunta si los humildes clérigos, con iguales derechos que los párrocos, serán Se pasa a discutir el 120, que es aprodespojados de sus consignaciones. Apela al bado después de aceptada una enmienda del corazón de la Cámara y á la flexibilidad señor Sánchez Albornoz. del Gobierno para hacer algo en favor de Y se pasa a discutir el último artículo del estos modestos sacerdotes. proyecto constitucional, señalado con el número 121. E l ministro de J U S T I C I A dice que sus palabras no pueden satisfacer los deseos del Se lee el dictamen nuevamente redacSr. Alvarez, porque en el articulo 24 de la tado. Constitución hay un párrafo que dice que E l Sr. G O M A R I Z pide que se revise auuna ley especial fijará las normas para extomáticamente la Constitución cada veinte tinguir el presupuesto de Culto y- Clero. Si años, para evitar los males de una carta al discutirse ante la Cámara acuerda favoconstitucional, que con el transcurso del recer la situación de los clérigos, por parte tiempo quede anticuada. del orador no habrá inconveniente. Esto es E l Sr. V I L L A N U E V A dice que, implícilo único que puede decir. tamente, está contenido en el texto constitucional su revisión automática. E l Sr. A L B A pide a los presentes que sean compasivos y transigentes en favor de Se desecha la enmienda del Sr. Gomaris esos pobres ecónomos y se aprueba el artículo. E l Sr. B O T E L L A dice que si el T r i b u nal de Garantías resulta hostil a la Constitución, dentro de ésta 110 tiene arreglo el problema, y, en cambio, si el Tribunal dé Garantías creado por una ley especial adolece de aquel defecto, puede corregirse modificando l a lev. E l Sr. C A S T R I L L O rectifica y njde al Sr. Ortega y Gasset que retire la enmienda y. acepte el artículo en la forma propuesta por la Comisión con las. modificaciones i n troducidas ayer tarde por el ministro de Justicia. E l Sr. -E L O L A rectifica. E l Sr. S Á N C H E Z A L B O R N O Z interviene brevemente. E l Sr. O R T E G A Y G A S S E T rectifica también y habla del intento de restablecer el antiguo Senado. E l Sr. G U E R R A D E L R I O E l Senado ha muerto definitivamente. Puesta a votación es desechada la enmienda por gran mayoría. Los Sres. C O R N I D E E L O L A y L Ó P E Z G O I C O E C H E A retiran enmiendas a! artículo. E l Sr. J U A R R O S defiende brevemente otra, que también es retirada. Intervienen nuevamente los Sres. E L O L A y C A S T R I L L O así como el Sr. B A R R I O BERO. Se rechaza otra enmienda d e l S r E L O L A ampliamente discutida. E l Sr. A L V A R E Z (D. Basilio) presenta otra enmienda, pidiendo, que vayan al T r i bunal de Garantías los presidentes de varias Academias y dos académicos. Defiende calurosamente la propuesta de creación de este Tribunal. E l Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O se lamenta de que se resucite el viejo pleito, y dice que lo que es preciso es evitar un T r i bunal al que se lleven semillas y rencores, porque con ello se inferiría un grave daño a la República. L a enmienda queda desechada. E n los socialistas: ¿L p fuisteis vosotros? E l Sr. A L B A Y o sí. Los combatí cuando estaba en la izquierda, pero hoy me siento hombre y pienso en las torturas del hambre. E n los socialistas: Y los católicos ricos, ¿qué hacen? Él Sr. A L B A vuelve a expresar su confianza de que el ministro de justicia no dejará desamparados a estos modestos funcionarios del Clero. E l ministro de J U S T I C I A dice que, partiendo de íntimos sentimientos, habrá de sujetarse al acuerdo de las Cortes. Declara que los ecónomos serán pagados por el E s tado hasta el primero de enero de 1932 para después resolver lo pertinente. Pero declara que no puede adelantar nada, ni en su nombre n i en el del Gobierno, de lo que se haya de hacer con los sacerdotes. Por otra parte- -añade- -pienso que los católicos realizarán el esfuerzo a que les obliga un deber y estoy seguro de que no regatearán lo preciso. Y desde luego el m i nistro de Justicia no será obstáculo para cualquier resolución que acuerde la Cámara, por generosa que ésta fuera, porque en generosidad no quiere ir a la zaga de nadie. E l Sr. A L B A L e basta saber que se va a traer a la Cámara una propuesta antes de primero de enero, porque está seguro de que entonces se exteriorizará este sentimiento de generosidad. E l Sr. O S S O R I O Y G A L L A R D O recoge la alusión dirigida a los católicos y pregunta si éstos podrán sistematizar sus aportaciones en un plazo de dos anos para atender a los funcionarios eclesiásticos. (Rumores. Por altos motivos de humanidad y otros de interés político, siempre se deben escuchar las reclamaciones del tipo de la defendida por los Sres. Alvarez (D Basilio) y Alba. E l Sr. A L V A R E Z (D Basilio) en vista de ello, retira la proposición. 1 Sigue la discusión del proyecto constitucional