Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. S Á B A D O 28 D E N O V I E M B R E D E 1931. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA. P A G 33 T E A T R O S C I N E M A T Ó G R A F O S Y CONCIERTOS E N E S P A Ñ A Informaciones teatrales. En Madrid: Jaime el Conquistador La fuga de Bach y Tolín, Tolón Función homenaje a Benavente Informaciones musicales. Cartelera sevillana. Informaciones y noticias teatrales En Madrid E n Eslava: a Jaime el Conquistador Mafirid 28, t madrugada. Para presentación en Eslava de la compañía de vodevil de Ramón Peña se estrenó Jaime el Conquistador en tres actos, del propio Ramón Peña y de Guillermo Hernández Mir. E l vodevil no es, probablemente, un género fácil del teatro. Hay que partir de una situación ingeniosa que dé fronda de embrollo con alguna lógica, con un cierto orden y con? a mayor claridad. Los conflictos no se plantean porque los actores aseguren que la desgracia o el equívoco les persiguen. No se trata tanto de convencer al público con palabras, sino con situaciones. En Jaime el Conquistador la escena fundaipental es equivocada. Una muchacha va a casa de un primo de su seductor, para contarle su desgracia; en aquella casa extraña se siente repentinamente enferma y da a luz dos niños enjtre bastidores E l dueño de la casa oculta a su mujer lo ocurrido, por temor a que ésta suponga que él tiene algo que ver en la edición. L a esposa, menos experta en infidelidades ajenas, sabe que no hay marido en el mundo que, después de habej. ocultado su pequeño amor suplementario, ceda su domicilio para la catástrofe de la recolección. Y el público no entró en el engranaje. Los conflictos sucesivos no existieron sino en el diálogo, pobre y modestísimamente ingenioso. Luchó la compañía por el éxito con verdadero brío y entusiasmo. Rajnón Peña y Guillermo Hernández Mir pueden ofrecernos obras mejores. Lo creemos sinceramente y lo esperamos. En Eslava se ha reunido un grupo de artistas muy completo, en el que destacan Carmen Sánchez, Irene Guerrero de Luna, Luisa Puchol, Ramón Peña, Mariano Ozores, etc. Cuenta esta excelente compañía con los siguientes estrenos: María Antonieta E l timo del portugués La ganzúa E l ella y el otro La debilidad del sexo Los. náufragos Sin novedad en la frente A flor de piel y otras. E l conjunto que se ha reunido en Eslava merece el éxito y ha de lograrlo. Zarzuela. Tolín, Tolón TJh caso de adulterio, el triángulo famoso sobre el que se han construido tantas comedias, pero que aquí tiene originales variantes en la presentación del esposo burlado. Ni ea éste el marido de rastro calderoniano, que en su encrespado furor mata a la adúltera; ni el que la abandona y desprecia, diciéndole con gesto teatral: ¡Me das asco... Ni tampoco el que no puede sobrevivir a su drama conyugal, hace lá tontería de suicidarse; ni siquiera el que perdona, en el último acto, al volver ella arrepentida y acompañada del viejo amigo de la casa, que interviene éii la reconciliación; no, el protagonista de lá farsa de García Hidalgo, es muy otro en su ondulante psicología, que va desde el cínico a una reacción romántica a convertir en un ideal de abstracta belleza a la mujer que fué causa de una vituperable acción, acometida en represalia de su honor ultrajado. En la órbita de este personaje, y en extraña moral, hay felices atisbos de au- tor que dan cierta categoría a la farsa, elevándola sobre la vulgaridad conceptiva. Basta esto, a nuestro juicio, y la claridad y soltura del diálogo, para estimar en cuanto vale lo conseguido en ¡Tolín, tolón... Suficiente para obviar cuantos reparos pudieran hacerse. El auditorio, entendiéndolo así, no fué remiso los aplausos que dedicó al señor García Hidalgo al finalizar todos los actos. El Sr. García León supo infundir a su papel, de pirandellanos reflejos, el tono y la expresión que exige, con. la más sobria naturalidad. Socorritos González, exteriorizó la peligrosa ingenuidad de su inconsciente personaje con ágil gracia y desenfado. Lino Rodríguez completó él terceto, con la m á s recomendable discreción. -J? e n na vente que. hablará. Ante la insistencia de la petición, el insigne autor se adelantó a las candilejas, diciendo que, por encontrarse viejo y cansado, no seguía escribiendo para el teatro, agradeciendo en el alma el homenaje que se le dedicaba. E l público no se conformaba, pidiendo que no dejara de escribir, para el teatro, y entonces D. Jacinto, con una emoción que no podía disimular, dijo que después. de una temporada de descanso, prometía seguir escribiendo obras para que se representaran. Las últimas palabras de Benavente fueron ahogadas por una clamorosa ovación. E l público de todas. las localidades, puesto én pie, aplaudió durante unos minutos, y dando vivas a Benavente. En suma, la velada de ayer fué de indescriptible emoción, inolvidable para todos aquellos que la presenciaron. El insigne autor de Señora ama ofreció seguir enriqueciendo con su pluma la escena española, y el público madrileño tributó al gran escritor el homenaje justo y merecido que sólo está reservado a aquellos que con sus obras enaltecen a España, y a las letras patrias. cV 0 informaciones musicales Ateneo. Sección de Música. Rafael A l fonso Velada musical de exquisiteces fué la que nos ofreció anoche la incansable Sección de Música, cuya labor en el presente curso promete superar a la ya célebre del pasado año. Un. barítono, un gran cantante, Rafael Alfonso, español y andaluz, por añadidura, tuvo el poder de tener pendientes los ánimos de la numerosísima concurrencia durante un par de inolvidables horas. De todos los instrumentos musicales es la voz humana el más difícil de manejar; necesita estudios prolongados y pacientísimos, y cuidados tan especiales que de no llevarse a cabo con gran sabiduría y método pueden dar al traste con las facultades más brillantes y excspcionales. Tal o cual cantante, poseedor de agudos brillantes y sonoros, flaquea en los graves, perdiendo por ello gran, parte de su valor; otros, al contrario, poseen admirable voz en su escala grave, siendo débil en la parte aguda; los más tienen el defecto de la desigualdad en, los medios, el más. peligroso escollo de todo artista lírico, y en el que los maestros fracasan las más de las veces: el cantante completo es tan difícil de encontrar, como lo es un mirlo blanco, pues aparté, lo ante- María Isabel. La fuga de Bach Al tipo de obras de Pascuas, y como anticipo de éstas, pertenece La fuga de Bach que recibió el público con manifiesto regocijo, aplicándole el protector arancel de la benevolencia. Y su actitud fué justa. La fuga de Bach no aspira a otra cosa que a facilitar una plácida digestión, dada su finalidad- eutrapélica, sin mayor propósito trascendente, lo que se logró a satisfacción del autor y de los espectadores. Juguete cómico de inexplicable enredo, aglobación de hilarantes peripecias y de astracánicos proclives, no carece en su hábil desarrollo de una relativa lógica, aceptando el punto de partida como un supuesto verosímil. Por tanto, el juguete cómico de Fernández del Villar obtuvo un éxito fácil y reiterativo, que el autor pudo comprobar al personarse en el proscenio varias veces a la conclusión de los actos. Coadyuvó al franco resultado el idóneo concurso de la compañía del María Isabel, destacándose Manolo G. Collado, Isabel Garcés, Angelina Villar, Concha Ruiz, Manrique, Tudela y la Saijtaularia. Calderón. Función homenaje a Benavente Madrid 28, 2 madrugada. Muchas son las ovaciones y triunfos obtenidos en su gloriosa carrera por el ilustre Benavente, pero el homenaje de ayer superó a todo. E l teatro Calderón, uno de los más espaciosos de Madrid, completamente lleno de distinguido y selecto público. Las primeras figuras de nuestro teatro, Rosario Pino, Irene López Heredia, Carmen Díaz, E n rique Borras, Emilio Thuillier, Ricardo Calvo, Simó Raso, Juan Bonafé y Ricardo Puga, prestando su valiosa cooperacin al acto. Por si algo faltaba, los ilustres A i varez Quintero, en unas bellísimas cuartillas, que leyó uno de ellos, se adhirieron al homenaje, que fué de admiración y respeto, al mismo tiempo que de desagravio, a la figura procer de Jacinto Benavente. Se puso en escena el primer acto de La melodía del jazz- band y la comedia titulada Cuando los hijos de Eva no son los hijos de Adán Borras y Calvo, con su proverbial maestría, recitaron hermosas composiciones poéticas. Bonafé representó el precioso monólogo de Benqívente Por qué se quitó Juan de la bebida y Puga dijo, como él sabe, el prologó de Los intereses creados- Al terminar la representación de la comedia Cuando los hijos dé Eva no son los hijos de Adán Emilio Thuillier, con voz entrecortada por la emoción, leyó unas sentidas cuartillas del Sindicato y Montepío de Actores, pidiendo a Benavente, en nombre de los actores españoles, que siga honrando la escena española con su peregrino ingenio. L a ovación hecha al maestro fué enorme; el bíblico, puesto en pie, pidió a Be- EAFAEL ÁLFONSp. ÍDIBUJO DE ON
 // Cambio Nodo4-Sevilla