Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEGUNDA LIGA DESTACO LA VICTORIA, EN CAMPO CONTRARIO, D E L OVIEDO F R E N T E A L CATALUÑA E l Betis hizo un magnífico partido Resultados Athletic. de Madrid- D. Coruñá Be tis- Murcia Cataluña- Oviedo Sporting de Gíjón- Sevilla... Celta- Castellón j- tunamente, ya que a él le era difícil tirar 4- 1 J. por encontrarse muy marcado. E l público, dándose cuenta de l a correcta actitud de 4- 1 García de la Puerta, ovacionó a éste en d i 2- 3 versas jugadas, suficientes a justificar los 1- 0 méritos del ex madridista. 3- 2 E n honor a la verdad, precisa. decir que el adelante hético pudo actuar con tal brillantez porque detrás tenía una línea media en cuyo eje actuaba un jugador inigualable: Soladrero, perfectamente ayudado por el ala Peral, pero teniendo que. cubrir muchas veces el puesto de Adolfito, que hizo un partido mediano en la primera parte, aunque se enmendase en la segunda mitad. Los millares de espectadores que llenaban el campo del Patronato Obrero comentaban el caso de Soladrero, sin acertar a explicarse cómo éste no ha merecido el honor de ser seleccionado. da vez mayor que acusaba el tanteador, los murcianos se. entregaron, declarando su impotencia. Las huestes de Planas tenían enfrente a las de Samperc, el entrenador inteligente Clasificación de Ja segunda división J G E P. F C. P. Betis Balompié Athletic de M a d r i d Oviedo F C Sevilla F C Murcia F C... Sporting de Gijón... D de la Coruña... Celta de V i g o D de Castellón Cataluña F C 21 11 11 21 21 21 2 1 21 20 2o 1 o o o 0 0 0 0 1 o 0 1 6 4 3 4 Timtmi marca el segundo tanto bético dé manera sorprendente Betis Balompié, 4; Murcia, 1 E l Betis ha conseguido, al fin, la formación de un buen quinteto delantero, que aún será mejorado cuando se incluya en su centro a Vallina, quien procedente del Stadium avilesino debió incorporarse para haber actuado en este partido frente al M u r c i a N o ha hecho, falta, sin emba- rgo, el nuevo elemento. Romero, quizás por la inmediata proximidad de su pase a segundo término, se ha superado, produciéndose contra los murcianos como excelente conductor de la tropa bética de asalto, en l a qué sólo há habido un fallo: el. de Sanz. ¿Apatjia? ¿Descenso en la forma? H a y quien dice que Sanz jugó febril. E l caso fué qué el notable extremo izquierda no hizo nada á derechas, desentonando muy acusadamente en su linea, que atacó siempre con brío y brillantez. Pero los verdaderos artistas- -como tales se produjeron- -de la vanguardia blanquiverde, lo fueron la pareja- canaria T i m i m i Adolfo I I Cuanto permite una perfecta forma física, lo pusieron a l servicio de i n teligente labor para encontrar el modo de burlar al contrario diestramente, esquivando la violencia de los defensores de! a inte- gridad de la meta contraria, y alcanzando ésta después en tiros precisamente dirigidos, algunos de tal calidad que los espectadores hubieron dé aclamar a los que- disparaban. A esté juego preciosista y práctico a l a vez, no fué ajeno García de la Puerta, quien se reivindicó ampliamente de su pasado yerro, mostrándose excelente compañero de los canarios, a los que cedió mucho y ópor; que labora despacio pero sin dar un solo paso inútil. Y a decir verdad, el once qua Sampere había opuesto a sus ex preparados, puede codearse- -por una vez esto no será fould- -con los primeros y más famosos del fútbol nacional. Así es, sin hipérbole. E l Murcia, sin embargo, tiene un equipo capaz de dar más de un susto a conjuntos menos hechos que el que el domingo les tocara en suerte. Destacaron el portero, Enrique, que hubo de parar cosas bien difíciles; el defensa Areso, Sornichero, A r a c i l y Palacios. Marcó el primer tanto b ático y de la tarde Adolfo I I de magnífico tiro, remate de una laboriosa combinación iniciada por Soladrero. Empató el M u r c i a en un rápido avance del interior derecha, que salió a. buscar Jesús. L o s jugadores se detuvieron por creer que el balón había salido fuera, pero no fué así, y el citado interior centró desde l a misma línea, rematando el delantero centro de cabeza, cuando Jesús marchaba tranquilamente a su puerta. E l segundo goal del Betis se logró a consecuencia de jugada personalísima de T i- Adolfo inaugura el marcador del Betis a, favor Los bétiGos, de todos modos, tan contentos, ya que no arriesgan l a posibilidad de que se les lastime en partidos que habrán de ser duros. A la labor de Soladrero no habría de oponer sino reparos leves el crítico más exigente. Porque; el domingo, después de servir espléndidamente. al. ataque, hubo de dedicarse frecuentemente a la defensa, ya que la pareja Aranda- Jesusín, por estar ambos tocados, fallaba muy a menudo. Pero en la brecha se encontraba siempre Soladrero, a quien ayudó en este menester, durante la segunda parte, Adolfito. Peral fué, en su sitio, un. muro y un gran servidor de la collera canaria. Soladrero fué premiado con una cariñosa ovación, a él especialmente, dedicada. cuando aisladamente saltó al campo. E L M u r c i a no obstante la clase del equipo que, tenía enfrente, supo desenvolverse en el primer tiempo, a pesar de que su línea media se quebró ante la enemiga. L a delantera consiguió escapar frecuentemente, en particular cuando el avance se llevaba por el lado izquierdo, donde. presentaron un extremo peligroso, por rápido. Los dos interiores se mostraron como buenos tiradores, qUe hicieron intervenir a Jesús repetidamente. E n la segunda mitad, ante el desnivel ca- Jesús entra en la portería detrás, del halón, en el únio o tanto q. ue le marcaron Oselito. ¡Ole por T i m i m i y Adolfo! ¡Mu ien los canarios! ¡Yo propongo un arpista de honor!
 // Cambio Nodo4-Sevilla