Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 2 D E D I C I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 21 A N T E LA ELECCIÓN D E L PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Y LA CRISIS T O T A L E L GOBIERNO SE INHIBE D E FIJAR LAS LEYES COMPLEMENTARIAS Y E L PLAZO D E DURACIÓN D E LAS CORTES, Y A C U E R DA Q U E E L 1 E F E D E L ESTADO VIVA PROVISIONALMENTE EN E L PALACIO D E ORIENTE U n día p o l í t i c o La fijación de las leyes complementarias deja de ser un problema para el Gobierno actual. E n la Cámara. Interesantes manifestaciones del señor M a r t í n e z Barrios. E l proyecto de ley que fija la organización de la Casa Presidencial y la dotación del Jefe del Estado. Otras U n día político F u é el de ayer un día de intensa actividad política. E l Gobierno resolvió el problema de la duración de las Cortes y el índice de las leyes complementarias de la Constitución, endosándolo al Gobierno que lia de sustituirlo; se terminó el debate constitucional y se llegó de este modo a l a aprobación de la ley fundamental del E s t a d o a falta tan sólo del trámite de la votación definitiva y se fijaron fechas para la elección y promesa del presidente de la República, con el ceremonial de ambos actos. A pesar de todo no se llegó a vislumbrar la solución. del problema político. E l nuevo presidente de la República, a partir de la declinación de Poderes del Gobierno. actual, ha. de consultar con los jefes de los partidos representados en el Parlamento, y 1 de resolver con arreglo a l a posición de las m i norías. formador, añadió que el nuevo Gobierno presentará la ponencia sobre esas leyes complementarias, de acuerdo, desde luego, con las ¡minorías. ¿Y qué impresiones hay sobre el nuevo Gobierno? -Ese es asunto del que menos pueden saber los ministros. ¿Saldrá alguno? -Puede que los once- -contestó el señor, Martínez Barrios, humorísticamente. -L o más probable es que sean los once los que se queden- -rinsistió el periodista. -Esto quien lo ha de decir es el presidente de la República. P o r último dijo el Sr. Martínez Barrios que en la semana próxima y probablemente antes del día 11 será la elección de presidente de la República. E l jefe del Gobierno dice que las Cortes estarán en funciones mientras éstas sean un instrumento de Gobierno Conferenciaron esta tarde, durante una media hora, el jefe del Gobierno y el Sr. A l calá Zamora. A la salida interrogaron los periodistas al Sr. A z a ñ a sobre el motivo de la entrevista. D i j o -E l Sr. Alcalá- Zamora no había oído la lectura del proyecto de la Casa Presidencial, y es lógico que quisiera conocerlo. Y o se lo he explicado y hemos aprovechado la ocasión p. ara concretar detalles relativos a la ceremonia de elección, toma de posesión y promesa del presidente de l a R e p ú blica. ¿E s t á n ya perfilados esos detalles? preguntó un periodista. -H a y algo. Todo, no. L a elección será uno de los días de la semana p r ó x i m a dependa de lo que fijen las Cortes y de. la. promulgación de la ley constitucional. Desde luego, lo acordado es que un día se celebre l a elección, y al siguiente la ceremonia de promesa, que será lo m á s solemne posible, y al inmediato, la declinación de poderes del Gobierne. -Y al otro día- -dijo un informador- ¿será la ratificación de poderes? -Preguntas capciosas, no. Se h a r á lo qug el presidente decida. ¿H a b r á desfile? -preguntó otro perio dista. -H a b r á lo que usted quiera- -dijo el presidente humorísticamente- Desde luego, puedo decirle que el presidente promterá. Antes h a b r á ido a su domicilio una comisión de las Cortes para recogerle, y después será acompañado a la residencia presidencial ppr todo el Gobierno, algunas representaciones y la Escolta. ¿Y las leyes complementarias? -preguntó uno de los informadores. -Se ha hecho lo que era lógico. E n M a drid hay la costumbre de lanzar una frase y luego ya no hay m á s que repetirla. Eso ha ocurrido con las leyes complementarias y sólo se oye: leyes complementarias. Leyes complementarias que no lo son, porque su verdadero nombre es leyes orgánicas. Este Gobierno tenía su programa único, que era el de aprobar l a Constitución, y el que ven ga tendrá el suyo, que es el de traer a las Cortes las leyes que crea deben aprobarse. S i ese Gobierno acierta con lo que las Cortes desean, seguirá, y si no, dimitirá y vendrá otro. Pero, desde luego, es el trámite fijado en un régimen parlamentario. Y o oigo hablar de muchas cosas y me callo. V e o cómo se l a n z a m i nombre y la agradezco, pero tengo algún derecho a tener mi opinión y a nadie se la he comunicado. También hay. error al hablar de la vida dé las Cortes. D u r a r á n cinco semanas a informaciones. Interesantes manifestaciones del señor M a r t í n e z Barrios M a d r i d 1, 6 tarde. Esta tarde, a primera hora, al llegar el ministro de Comunicaciones al Congreso, fué abordado por los. periodistas, quienes le pidieron una ampliación de la nota oficiosa del Consejo de m i nistros celebrado estji mañana. Los informadores le preguntaron qué había acordado el Consejo en lo que respecta a la residencia del presidente de la República. E l señor Martínez Barrios contestó que es el ministro de la Gobernación el que ha de resolver este asunto entre mañana y pasado pata ver si p próximo viernes puede el Consejo de ministros decretar un acuerdo. -Hasta ahora- -dijo el Sr. Martínez B a rrios- -la finca que cuenta con mayores probabilidades para su adquisición es la H u e r ta. Faltan pequeños detalles de tasaciones. Por lo que respecta a la asignación del- presidente esta tarde el jefe del Gobierno leerá probablemente el oportuno proyecto de ley a las Cortes. L a asignación será aproximada l a ya anunciada, es decir, 1.800.000 pesetas de sueldo y 800.000 para gastos de representación. Preguntaron, los periodistas qué podía decirles sobre el asunto ferroviario, contestando el ministro que la nota oficiosa, estaba bien explícita y no necesitaba ampliación. U n periodista le i n t e r r o g ó -i H a n Hablado ustedes durante él telefónicamente con el Sr. L e r r o u x? -No- -contestó el ministro. Y o sostuve anoche con. él una extensa conferencia sobre 1 a actualidad política y las leyes complementarias. Antes el señor A z a ñ a h a b í a t e n i d o con el ministro de Estado, varias. conversaciones telefónicas. E l Consejo de esta m a ñ a n a ha acordado que sea el nuevo Gobierno eL que fije cuántas y cuáles sean lus leyes complementarias que han de aprobar estas Cortes, de cuyo acuerdo yo me congratulo. Añadió que vi Sr. Lerroux no regresará el viernes, como se había dicho, ya que dicho día la Sociedad de Naciones celebra sesión pública, pero inmediatamente después el señor Lerroux se pondrá en camino hacia Madrid. -1 N o se habló algo sobre cuáles pueden ser esas leyes complementarias? -preguntó un informador. -N i una palabra, pues lo contrario hubiera sido iniciar una coacción sobre el presidente de la República. Contest- ando a otra- pregunta de otro in; La fijación de las leyes complementarias deja de ser un problema para el Gobierno actual E l Consejo de ayer se esperaba con expectación. Se sabía que el Gobierno, había de abordar el tema de la duración de las Cortes Constituyentes, relacionándolo cotí el de la presentación de las leyes complementarias de urgencia. L a referencia oficiosa de la reunión m i nisterial, en este punto, fué redactada del siguiente modo: Pía deliberado el Consejo sobre la posible duración de las Cortes constituyentes y respecto a la presentación de aquellas leyes complementarias que deban ser sometidas a su examen y resolución. Se convino por unanimidad que, respondiendo al compromiso contraído en la convocatoria de las Cortes actuales éstas han de procurar que su duración se extienda hasta la aprobación de aquellas leyes complementarias consustanciales con la vigencia efectiva y el espíritu de la Constitución, pero se resolvió también que el número y carácter de estas leyes corresponden, determinados, ai Gobierno que se constituya. A las Cortes incumbirá aceptar l a propuesta en su integridad, restringirla o ampliarla. 1 Estas leyes complementarias constituirán seguramente, respondiendo a la voluntad de las Cortes, el programa- del- primer Gobierno que nombre el presidente de la Renública.
 // Cambio Nodo4-Sevilla