Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 3 D E DICIEMBRE D E 1931. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 14 Tenemos en l a imaginación tan unidos el nombre del héroe a l a acción extraordinaria, que nos lo figuramos toda su vida con este mismo gesto, conio l a estatua de un monumento. L a idea de que ese hombre, que en algunos momentos pudo ser un pobre diablo, sufrió con los mismos pequeños apuros que nos asaltan a diario, es tan est r a ñ a a nuestras ideas que le sonreímos si cruza por nuestra imaginación, igual que a un ente estrafalario que pasa por l a calle. P o r descontado- que no bastaría presentarnos un Aníbal o un. Felipe I I entregados a menudos afanes diarios, para reputar esta obra como de humor. H a de ser obra de humorista, y no todo el mundo nace con este don. Se dijo mucho tiempo que el orador se hace y el poeta nace; se ha de decir, mas justamente, que el humorista nace; porque, aparte l a emoción del verso, en lo rítmico y orquestal l a poesía tiene algo de mecánico, y en el humorismo todo el arte viena desde dentro hacia afuera, igual a un defecto óptico nacido con l a persona, como aquel sublime defecto de visión de D ó m e m eos Theotocópuli. Ha de ser, pues, obra de humorista nato la de humor en l a novela, en el teatro y en el c i n e m a t ó g r a f o y el campo de l a otra verdad histórica, l a no descrita en poemas y prosas heroicas, encierra una mina inagotable de humor. Este Norteamericano cu la Corte del rey Artur provoca en muchos momentos nuestras carcajadas por el fácil procedimiento del anacronismo; pero el anacronismo, ya excesivamente explotado como motivo de. comicidad en la novela, en el teatro y en el artículo, estará agotado también en el cinematógrafo en cuanto se. haya empleado como recurso de u n par de películas nuevas. E l verdadero humor, el que no usa ni abusa de estos procedimientos fáciles, no encuentra sus límites y horizonte sino en. el talento de quien l o concibe. Aquella adaptación cinematográfica que de Troya, se acerca a esa pureza artística, libre de trucos de saltimbanquis; sería perfecta si alguna vez el adaptador no se marchara por los campos de l a eutrapelia, o l v i dando el texto, acaso excesivamente r e t ó r i co, de l a obra de John Erskine. A u n con esos leves defectos, esta película es muy superior al Norteamericano Artur. en la Cor- te del rey MARIANO T O M A S antes recordé, La vida privada de Helena Griffith, el glorioso maestro, cayó ruidosamente, arrastrando en su caída 2 la nueva estrella, y poniendo en grave peligro a M e n jou, otra de las primeras figuras del reparto. N o sirvió el recuerdo del gran éxito de caiit. L y a era una fracasada en la Meca del cinc, y sus empresarios, sin averiguar las causas del fracaso, sin ofrecer a l a actriz otra oportunidad, se apresuraron a licenciar a l a orgullosa m u c h a c h a- -neurasténica, morfinómana y extravagante- que no había sabido proporcionarles un mediano éxito de taquilla. Luego rodó por otros estudios m á s modestos. Y hasta nosotros llegaron, sin propaganda ya. silenciosamente, algunas de las cintas que L y a de Putti filmaba sin ilusión en ios tristes días de su rápido descenso: Así, obscuramente, se hundió en el olvido la gran actriz que, según los telegramas, acaba de morir en Cinelandia. Pero que, en realidad, murió en plena gloria hace algunos años. Se llamaba entonces Berta María, y acababa de filmar Varíete. ANTONIO B A R B E R O Rosa de medianoche, tín de paz, Adelante Un don Juan, El bopor el principe... Variete, ni el m á s reciente de Manon Lcs- este conjunto con sangre y con lágrimas. Pero la vida, aparte los diferentes matices de la moral que son sólo exteriores al i n dividuo y se traducen en trajes y costumbres- -tan unidas una y otra cosa que tienen el mismo nombre común de h á b i t o s no sufre grandes variaciones al saltar de un siglo a otro siglo; por debajo de sus galas y por encima de sus. costumbres, el hombre sigue siendo, el- hombre, con sus apetitos y flaquezas de todos los días. E l momento histórico es esto sólo: un instante, y la vida, aunque breve, está compuesta de muchos momentos. Tratar de mostrarnos esos otros instantes que el historiador dejó en l a sombra no es obra de rebuscador de archivos sino de humorista; porque el humorista, que tiene algo de loco y de niño, ofrece a- la Verdad, en una sola vez, los dos vasos con que sacia su sed seg ú n el r e f r á n el del loco y el del niño. ROSITA MORENO La deliciosa actriz española de l a pantalla- -española, aunque nacida en Méjico- que saborea en M a d r i d el éxito de su película Gente alegre, realzado por su extraordinaria simpatía personal, fué obsequiada EDITORIAL REOS, S- A. ayer por Edgar Neville con un almuerzo Academia: Preciados, 1. -Ijbrcría: Precia. dos. 6. -Apartado 12.250. -Madrid. íntimo en un restaurante típico de Madrid. El excelente escritor humorista y produce) cinematográfico invitó también a la madre de la artista y a su manager, M r CorSorteos para la amortización de obligaciodón, y a Federico García Sanchiz, al dipunes fi por 100 de l a Unión Eléctrica Madritado por Málaga D Pedro Armasa y a los leña y 5 por 10 í de l a Sociedad de ElectriSres. Salado, M i h u r a y otros. cidad del Mediodía. Se pone en conocimiento de los señores F u é un almuerzo íntimo, en el que se accionistas y obligacionistas de esta Socieprodigaron el ingenio y el buen humor. Gardad y de l a Sociedad de Electricidad del cía Sanchiz, sin llegar a hacer una charla, Mediodía, respectivamente, que el día 18 entretuvo a los comensales evocando, con del próximo mes de diciembre se celebrarán Edgar Neville, sus recuerdos de la vida de en el domicilio social de l a Unión Eléctrica Hollywood. Rosita Moreno expresó contiMadrileña, Avenida del Conde de Peñalver, n ú m e r o 25, ante el notario del Ilustre. Conuamente su gratitud hacia el público malegio de Madrid, D Anastasio Herrero drileño, que tan calurosas muestras de simMuro: primero, a las once de l a m a ñ a n a patía le ha dado. el sorteo para amortización de obligaciones hipotecarias 6 por 100 emitidas por l a Unión Eléctrica Madrileña en los años 1923 y 1926, que corresponden serlo en este a ñ o y seEL CINE E N R O M A gundo, a las doce de l a m a ñ a n a el sorteo para amortización de las obligaciones h i potecarias 5 por 100 emitidas por l a Socie Un norteamericano en Ja Corte dad de Electricidad del Mediodía en el año 1902, y que corresponden igualmente serlo en el presente a ñ o del rey Artur Madrid, 30 de noviembre de. 1931. -VaSi alguna vez se ha hecho humor- -enlentín Kuiz Senén, consejero y director- gerente. tiéndase humor y no disparate grotesco- -sobre asuntos históricos en los estudios c i SE H A P U E S T O A L A V E N T A nematográficos, es con La vida privada de Helena de Troya. Aparte esta obra, yo no conozco otra cosa que l a comicidad buscada, como algunos teoremas, por reducción al absurdo. E n el teatro y en los tiempos monovela, por M A R I A N O T O M A S dernos, sin ser muchas, hay unas cuantas obras de perfecto humor histórico como l a Interés, emoción, estilo. editadas en el mes de noviembre de 1931. L A C A S S A G N E -M a n u a l del médico forense. Segunda edición, corregida. E n tela, 7 ptas. CASTE. IOK -Derecho penal. 1 G ptas. S O C I E D A D E S C O O P E R A T I V A S -Ley de! de septiembre de 19 31 y Reglamento para su aplicación. Elución oficial, con índice alfabético. 2 ptas. B A T L L E -E l derecho a l nombre. 3 ptas. GARCÍA VELASCO. -Contestaciones al programa de auxiliares de Economía. 12 ptas. ULTIMAS PUBLICACIONES IIMON ELÉCTRICA MADRILEÜA CINEMA CIENTÍFICO A la décima sesión de las organizadas por la Sociedad Española de Historia Natural, y que se verificó el domingo por la m a ñ a na en el cine de l a Opera, concurrió n u merosísimo público, a l cual satisfizo por completo el programa. F u é éste ameno, v a riado e interesante en grado superlativo, y lo constituyeron cuatro proyecciones: las de Al pie del Mont Blanc, serie magnífica de panoramas ideales; la de Arácnidos, vida y desarrollo de l a a r a ñ a campestre; la película de dibujos Mickey y el gorila, que regocijó a l a gente menuda, y De Londres al Cabo, visión minuciosa y artística del viaje aéreo de A l i a n Cobhan, que atravesóÁfrica, de Norte a S u r en un vuelo de 13.000 kilómetros. Las vistas de Egipto, las pirámides, el INilo y sus cataratas, los lagos V i c t o r i a Nyanza y Tanganika, y el rio Zambeze, coa sus maravillosos saltos de agua, fuero elogiadisimos, y l o serán en cuantas partes se proyecten. P o r días aumenta, y es plausible, l a concurrencia a estas interesantes sesiones matinales, SEMANA DE PASIÓN Santa Juana, de S h a w el Amphitrión de Giraudoux, y el Aníbal ante porta Ahora esta obra, Un norteamericano 38, latina. en L u j o s a p r e s e n t a c i ó n 5,50 e j e m p l a r Nueva Colección Hogar. sentimiento de que en el cinematógrafo se tenga abandonado ese filón de arte puro que nos ofrece l a leyenda, y aun lo que tenemos por real, para tratarla en tono de verdad, despojada de sus galas líricas con que la vistieron los siglos; que esto, y no otra cosa, es el humor. En ías páginas de l a Historia han ido quedando los gestos ampulosos, las actitudes gallardas, las frases sonoras, amasado todo la Corte del rey Artur, me ha despertado el
 // Cambio Nodo4-Sevilla