Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C J U E V E S 3 D E DICIEMBRE D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 22 los recursos que emplea. Basta señalar en su contra el colapso de producción que traerá consigo. Cree que el proyecto es un maridaje de burguesía y marxismo, y entiende que el problema agrario se puede resolver con patrimonios familiares, regidqs por un Código campesino, armonizando la producción con la distribución. (Grandes aplausos. E l Sr. Castillejo habla como obrero, pues empezó como agrícola y hoy es ferroviario. Va a pronunciarse contra el proyecto, pues cree que las tierras deben entregarse en propiedad a los trabajadores para que éstos la bren con interés. E l orador se extiende en consideraciones sobre la forma en que se realizan los cultivos en la provincia de Palencia. Defiende luego las Confederaciones H i drográficas, creyendo que su plan es superior en ventajas y de menos costo que la reforma agraria que se intenta. Rechaza la aseveración hecha acerca del número, que cree exagerado, de los terrenos sin. cultivo en España. Y cree que con las Confederaciones pudieran evitarse muchas importaciones de artículos agrícolas que se producirían perfectamente en nuestro suelo. Resume su discurso, diciendo que la tierra debe ser entregada en condiciones de ser explotada por el campesino. (Aplausos. E l presidente dice que la Asamblea continuará mañana, a las seis de la tarde. Por su parte el ministro de Instrucción Pública, refiriéndose al propósito de edificar rápidamente un palacio para la Presidencia, dijo que su arquitectura responderá al espíritu de nuestro tiempo y su construcción permitirá invertir la cantidad qae a ello haya de dedicarse en el empleo Se operarios y toda clase de manifestaciones artísticas. UNA INFORMACIÓN PUBLICA SOBRE E L PROBLEMA AGRARIO Duodécima sesión En el Ateneo continuó ayer tarde la información pública abierta sobre el proyecto de reforma agraria. Presidió el Sr. Bartolomé y Más, asistiendo numeroso público. La presidencia concede la palabra al señor Redondo, que habla como socio del Ateneo. Manifiesta conocer el problema, por ser propitario de muchas fincas pequeñas de la provincia de Segovia, donde se ha relacionado con gran número de labriegos. Cree que en Castilla se viene a obtener seis unidades por una de sembradura, y con este rendimiento no tienen los labradores para atender a sus múltiples necesidades. Esta angustia de los campesinos le obliga a tomar parte en el debate en nombre de ellos. Entiende que hay un problema de producción y otro de distribución. Los Gobiernos conservadores atienden preferentemente al primero, y los de las izquierdas, al segundo. Opina que deben ser atendidos los dos, conjuntamente. En España no hay un ideal agronómico, a pesar de la labor meritoria de los ingenieros agrónomos para perfeccionar los cultivos. Señala el hecho de que se paguen en España más caros los abonos- -por ejemplo el nitrato de Chile- -que en el extranjero. Analiza el problema de la extensión que debe tener la propiedad, en relación con su producción. Lee datos de la Dirección general de Agricultura, para demostrar que no puede precisarse si es la gran propiedad o la pequeña la que produce más, tratándose de tierras de secano. Cree que los latifundios deben desaparecer. E l régimen de arrendamiento es otra cosa que hay que reformar, para que la producción aumente. E l arrendatario debe llegar a ser propietario, y cree el orador que esto es posible, por medio del retracto, no sólo en Venta, sino en las transmisiones de herencias. De este modo, pudiera realizarse una gran transformación. L a expropiación, si se realiza, ha de ser más justa de lo que señala el proyecto. Alude a una reforma presentada por el Sr. Alba, creyéndola más equitativa, como modelo de reforma, por la realizada en Dinamarca. E l presidente, viendo la extensión del discurso del Sr. Redondo, le manifiesta que restan por hablar treinta señores. Añade que por. esta misma causa no se concederán ya nuevas intervenciones a no ser personas que representen organismos importantes que deban ser oídos. E l Sr. Redondo cierra su discurso abogando por una política de riegos, pagándosele los gastos por medio de la supervalía que adquieren las tierras al ser regadas, y llama Ja atención sobre el hecho de que la administración de la reforma traerá un desconcierto en la Hacienda pública. E l Sr. Redundo es aplaudido. La presidencia, a ruego de un señor asambleísta, concede la palabra al Sr. Rubio que se manifiesta como gañán que labra la tierra, aunque luego añade que tiene una pequeña tierra que labra él mismo. E l Sr. Rubio opina que el obrero del campo está en una situación de interiori- dad corí el obrero de la ciudad. Se deben implantar Bancos de crédito. Unas manifestaciones del Sr. Rubio dichas con ingenuidad psovocan aplausos y protestas, enconándose la (Jivergencia de opiniones hasti constituir un gran escándalo. L a presidencia, actuando con energía, corta el alboroto. Nuevas alusiones del orador, que se relacionan con sucesos y personajes de la actualidad, originan nuevos escándalos, dominados prontamente por la campanilla presidencial. E l Sr. Rubio habla contra los latifundios, y cree que se debe dar la tierra a los trabajadores para que no haya- -dice- -tierras paradas ni obreros parados (Aplausos. Don Cristóbal de Castro va a continuación a consumir un turno en contra del proyecto. Se ofrece como hombre, que ha sido labrador, pero no labrador señorito, sino militante, que ha convivido con los campesinos y conoce sus necesidades, que pinta con colores trágicos. L a primera condición en toda reforma agraria es atender al mejoramiento del factor humano. Alude a la reforma hecha en Checoeslovaquia, manifestando que no ha sido un fracaso, sino un éxito, contra lo expuesto en la Asamblea por otros oradores. L a realidad europea demuestra que aumenta la pequeña propiedad, disminuyendo la grande, incluso en Rusia. Lee datos, demostrando las grandes propiedades que han desaparecido en muchos países europeos, hasta constituir pequeños patrimonios familiares, hasta el número de nueve millones. E l orador refuerza sus opiniones acerca del repartimiento de las tierras, con citas de los grandes filósofos españoles y tratadistas agrarios, que se han ocupado de la política del campo. L a reforma agraria debiera l i mitarse a los latifundios, en relación con los obreros agrícolas, sin tocar para nada a la mediana y. pequeña propiedad, que pueden ser en el porvenir motivo de un florecimiento agrario. Dice que hay treinta y un millón de hectáreas incultas, latifundios que no dan nada para los hombres sin tierra. A l referirse a las cláusulas leoninas de los contratos de señorío, hay protestas, distinguiéndose un señor asambleísta, que se manifiesta como juez, y que quiere hablar a todo trance, hasta el punto de subir a la tribuna presidencial. Ello origina un gran escándalo, que corta la presidencia. A l fin habla el citado asambleísta, que dice ser no válidas las cláusulas leoninas de esos contratos, y que sólo pueden aludirse con miras a las galerías. (Aplausos y protestas. E l escándalo dura largo rato, en el que los dos sectores en que está dividida la Asamblea, se increpan de banco a banco. E l presidente logra serenar el ambiente, y sigue el Sr. Castro su discurso. E l orador alaba el espíritu del proyecto gubernamental, pero está disconforme con NOTICIAS. N E C R O L O GI C A S D o n Juan F T a l t a r u l l y Galéns Mahón 2, 3 noche. Esta tarde falleció en esta ciudad D. Juan F Taltarull y Galeus, ex director de la Compañía de vapores L a Marítima y delegado de la Transmediterránea al fusionarse las empresas. E l Sr. Taltarull, personalidad relevante de esta localidad, era cónsul de Alemania y presidente de muchas Sociedades religiosas y culturales, entre ellas la Adoración Nocturna, Conferencias de San Vicente de Paúl, Liga Marítima y Consejo de los E x ploradores de España. En Mahón ha producido la muerte del señor Taltarull hondo pesar, pues puede decirse que pasó los setenta años de su vida haciendo bien. L a marquesa viuda de la C o n quista En Madrid ha fallecido la ilustre dama doña María de los Dolores Ulloa y Dávila Ponce de León, marquesa viuda de la Conquista, personalidad que gozaba en los círculos sociales de unánimes simpatías. Pertenecía la finada a una ilustre familia de Granada, y estuvo casada con D. Agustín de Orellana y Pérez Aloe, marqués de la Conquista, y perteneciente a una de las más nobles familias extremeñas. Hija de este matrimonio es doña María de Órejlana y Ulloa, actual marquesa de la Conquista, y por su matrimonio marquesa también de Villarreal de Álava. Hermanas de la finada eran la anterior marquesa de Torre Milanos y la condesa de Torreflorida. E l cadáver de la marquesa viuda de la. Conquista ha sido trasladado a Trujillo, donde recibirá cristiana sepultura en el panteón de familia. Acompañando al cadáver marcharon a dicha ciudad extremeña varios de los familiares de la finada. Descanse en paz la ilustre dama y reciban su hija y su hermana, así como el resto de la familia, el testimonio de nuestro sentido pésanw, Anunciadas 200 plazas. No se exige título. Exámenes en marzo. Programa oficial que regalamos, CONTESTACIONES y preparación en el INSTITUTO REUS, Preciados, 23, y Puerta del Sol, 13, Madrid. Ultima oposición obtuvimos 25 plazas para 34 presentados. Tenernos residencia- internado. Franeiseo Alvarez. Constantina. LEA USTED
 // Cambio Nodo4-Sevilla