Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRA- DIARIO DO. ILUSTRA- D O A Ñ O VI G E SI M Q S E P T i M O 10 C T S N U M E R O A Ñ O V G E- SI M Q S E P T I M O 10 C T S N U M E R O F U N D A D O E L i D E J U N I O D E 1905 POR D. T O R C ü A T O L U C A D E T E N A LOS DRAMAS SIN NOMBRE En lo que va de año han desaparecido de la región parisiense 27.000 personas, cuyo paradero se. ignora. (El Intransigente. A FERNANDO POO El día 20 sale un barco para Fernando Póo. Y H 1 TLER LA BURGUESÍA E l empuje del partido Ixitlerista es irresistible. (Los periódicos. Albricias. Fernando Póo se ha puesto d a moda. E s el lagar preferido para confinamientos. Hasta en las Cortes Constituyentes se ha hablado de Fernando Póo. E l otro día encontré en la calle a un draP a r a los que nos hemos ocupado y prematurgo. Iba tan preocupado y absorto que, ocupado de Guinea, esto que ahora acontece no. obstante nuestras frecuentes relaciones, es sencillamente asombroso. Porque Guinea pasaba sin advertir mi presencia. -P e r o hombre, ¿qué le ocurre a usted... era la colonia abandonada, olvidada, casi reDetúvose con la actitud confusa del que pudiada por el Estado español. N o creíamos teme que su distracción sea interpretada que se acordara ya nadie de ella n i para como descortesía y se disculpó. H e aquí sus enviar deportados. M u y agradecidos. Adepalabras: más, nos apresuramos a declarar que vivía -Ando loco en busca de un ar- unto para mos en el error cuando hornos dicho que una comedia que debo entregar a la Empre- aquí se desconocía la Guinea española. Se sa teatral antes del 15, de diciembre... Y no conoce perfectamente. L a preferencia que se doy con él... Todo está escrito; nada queda le ha dado para las deportaciones acusa una por decir... visión exacta de Fernando Póo. Y explica Recordando la queja de m i amigo, he re- y justifica el abandono en que se tiene la cortado el suelto del Intransigente, que va colonia. E s fácil caer en la temeridad al en la cabecera de esta crónica y se lo he enjuiciar sin una total información. A s í remitido. aconteció a cuantos nos pareció l a colonia Póngase usted en la pista de ana de las retrasada y poco habitable. S i Fernando veintisiete m i l personas que han desaparePóo no fuera lo que es, no tendría ninguna. cido de la región parisiense y tendrá usted condición para el confinamiento. Y tal como la comedia hecha en breve tiempo. Cualquier la hemos conservado, resulta el lugar ideal vida, por humilde y obscura que sea, conpara estos fines. E s un caso admirable de tiene los elementos de un drama. previsión. Debiéramos hacer propaganda en ¿Cómo han desaparecido esas gentes? ¿Por qué? E s raro que transcurra un día sin este sentido. ¡Y pensar que estuvimos a punto la noticia, generalmente muy sucinta, de de malograr aquellas islas con una campaña una de esas tragedias que van de los hogaerrónea que creíamos bien orientada! res al Juzgado, pasando por la Policía, gara U n día fué el doctor Pittaluga a estudiar. desenlazarse en el olvido. Conflictos familiaEncontró la mosca del sueño en una cantires, ahogos económicos, rupturas conyugadad muy estimable. E l paludismo en sus ma. les, decepciones de amor, enfermedades que nifestaciones más interesantes. Y una variede pronto desarman al ser humano frente a dad de mosquitos como para competir con las agresiones de l a vida. ¿Dónde están los el resto de África. Afortunadamente, los esque, en un momento de duda, de flaqueza o tudios de l a Comisión se archivaron; no desesperación, se decidieron a romper con todo? D e cuando en cuando el Sena contesta pasó de un intento. a ese enigma devolviendo unos despojos que Otro día se nos antojaron las obras púel río ño quiere absorber por no parecer blicas. Menos mal que se hizo una concecómplice de un crimen. Otras veces, al cabo sión poco afortunada. de. cierto tiempo, remanece el desaparecido Más tarde acabamos con un Tratado que disfrazado con un nombre que le ha permitemamos con Liberia, que nos aseguraba tido rehacer su existencia sin el lastre de braceros para la agricultura. Y- se anduvo sus relaciones jasadas, pero, apenas lo desen tratos descabellados con chinos, y, por cubre la Policía, se apresura a restituirle al último, lo hemos dejado a la aventura: nunmedio; familiar que deserto, amarrándole al ca se sabe si se van a poder trabajar las grillete de las relaciones c, e él hubiera fincas. querido olvidar. U n pintor madrileño amigo mío emigró Así se ha preparado el país en condicioun día a la Argentina. L o sorprendente fué nes magníficas para la deportación. que hiciera eso en plena ooga de su nomU n diputado que debe ser bastante ingebre, cuando nada le apremiaba a partir. nuo, Guerra del Río, pedía derechos indivi -M e voy- -me dijo por tarta- -porque no duales. Señor diputado: ¿quiere usted acapuedo soportar a m i mujer ni a mis hijos, bar con las características de l a colonia? que están tan mal educados como su maSi existieran esos derechos, ¿qué iban a dre... hacer los gobernadores en Guinea? E n cuanÁ l cabo de treinta años volvió el artista to no pudieran ejercer su autoridad dictaa España. E n cuanto supo que sus hijos se torial, terriblemente dictatorial, encarcelanhabían casado v que su mujer se había do al blanco en cárcel de negros y dispovuelto sordomuda, el pintar sintió un irreniendo a su antojo, tendrían que ocuparse frenable despertar de su patriotismo. E r a de la sanidad, de las obras públicas, de l a un hombre de correctas costumbres que agricultura, y la colonia, mejoraría de tal odiaba las disputas, aunque fuesen con los suerte, que ya no sería lugar precioso v seres queridos. Y o me lo encontré una tárpreciso para deportación. Que es por lo ele en la biblioteca del Casino de Madrid, leyendo El Impara al, que fué e: periódico visto su destino. favorito de sus mocedades. MANUEL BUENO E l nuevo triunfo electoral del partido nacional- socialista, esta vez en Hesse, demuestra claramente que Alemania es un país pobre, qué carece de burguesía, en el sentido francés de l a palabra. E l crecimiento extraordinario del partido de H i t l e r desde hace año y medio se efectúa a costa de los partidos burgueses, incluso del nacionalista, y a que tenemos que suponer que los votos perdidos por los socialistas v a n principalmente a la extrema izquierda comunista. E n Hesse, los partidos burgueses quedan poco menos que aniquilados, excepto el católico; pero cabe preguntar hasta qué punto puede considerarse burgués un partido cuya fuerza principal reside en los Sindicatos católicos y cuyo programa contiene importantes reivindicaciones sociales. L a guerra, la revolución, la inflación y l a deflación han eliminado, al rentista; Alemania es realmente un país de trabajadores. L o s cuatro partidos que todavía cuentan son el nacionalsocialista, el católico, el socialista y el comunista; tres de ellos se titulan claramente partido obrero, y en cuanto al católico, lo es virtualmente. E l partido de H i t l e r se desarrolla mucho más rápidamente que el fascista en Italia antes de l a marcha sobre Roma. S i los resultados de las elecciones para l a Dieta de Hesse son significativos, indican que el partido hitlerista, que en septiembre del año pasado saltó bruscamente al segundo puest a ha llegado a ser él partido más numeroso de Alemania. E n Plesse y a no será posible formar mayoría sin la colaboración ds los católicos con los hitleristas, y no es i m probable que lo mismo ocurra pronto en el Reich. L a coalición democrática de Weimar, basada en los católicos, demócratas y socialistas, que gobernaba desde 1919, primero con 57 votos de un total de 70, y! en estos cuatro últimos años con 42, ya no dispone sino de 26 votos, de modo ue ha sido vencida por completo. L o s nacional- socialistas, que sólo tenían un representante en la Dieta disuelta, tienen ya 27, por haber obtenido muy cerca de 300 000. votos, de los 800.000 emitidos. v H a y que contar, pues, con la: probabilidad de un próximo advenimiento dé los hileristas, no sólo en Hesse y otros; países sino, en el mismo Reich. P a r a l a política exterior de Alemania, el acontecimiento tendría escasa importancia práctica; pero, por el contrario, transformaría radicalmente la políticainterior en un sentido antimarxista. Hasta es posible que algún día el partido nacionalsocialista absorba á los demás, como ha ocurrido en Italia. E n efecto, se considera tan nacional como el de Hugenberg y más socialista que el de Breitscheid: Ciertamente, tiene todavía cierto matiz anticatólico (corno lo tenía el fascismo primitivo) pero en el ejercicio del Poder pronto lo perderá. U n hitlerista, ministro, no será forzosamente un ministro hitlerista. Sólo lo; s bueyes- son tozudamente consecuentes, decía Bismarck, Mutaniur... ANDRÉS REVESZ G. CORROCHANO
 // Cambio Nodo4-Sevilla