Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Reportajes agrícolas LA CRIA CABALLAR U n a a f i c i ó n q u e es b a s e d e l a m e jora equina Declinaba la tarde otoñal. Los altos de Maudes, los del canalillo, sobre la carretera de Chamartín, destacaban la nota púrpura, de que el sol, ya traspuesto, teñía el ambiente del Hipódromo de la Castellana. Las sombras del crepúsculo invitaban a que el espíritu en su recogimiento hiciese desfilar, en cinta de recuerdos, tantos cambios del M a d r i d novecentista... L a transformación que origina la prolongación de la Castellana ¿se llevará consigo otra fiesta, las reuniones del Madrid de aquellas techas? N o es probable, ya que el deporte no es sólo diversión del señorío, pobre argumento defensivo hogaño, sino porque, a más de distraer al pueblo en todas sus clases sociales, es base para que exista y se mejore algo tan importante en la economía del país cual las razas equinas. A l respondernos a nosotros mismos con estas razones, considerábanlo el tema como de actualidad periodística para estas páginas agrícolas de A B C, cuando la oportunidad acudió al servicio de nuestro propósito, brindándonos ocasión de departir con los señores presidente y secretario de ¡a- Sociedad de Fomento de la C r i a Caballar, conde de la Dehesa de Vclayos y capitán don E m i l i o L de Letona, afables hasta la saciedad al responder las preguntas que rápidamente improvisamos como tenia o guión de la interviú, con sumisión de parlamentarios que votasen acuerdos de su minoría. L a r r i k i n por Máximum y L o u l i a nacido en Francia, en la yeguada de M. James Hennessy, el 6 de febrero de 1914, propiedad del señor conde, de la Cimera, cuyos productos ganaron desde el año 1933 al actual 242 carreras, con un totalde 1.478.275 pesetas. la influencia que ejerce en el mejoramiento de la cria caballar. P o r sus cualidades, fuerza, vigor y energía, está umversalmente considerado como el tipo mejorante por excelencia. La principal utilidad del pura sangre no es. como a primera vista creen algunos, disputar carreras en el hipódromo, sino hacer sentir su influjo como reproductor sobre otras casas caballares, creando, merced a sus admirables cualidades de raza cruzante, variedades como la anglo- árabe, anglo- bretón y anglo- normando, en F r a n c i a yorksires, hackney, claveland- bay y hunter, en Inglaterra; anglohispano y anglohispanoárabe, en España; además de otras alemanas, rusas, o norteamericanas. Las carreras de caballos- -prosigue- -representan un sistema de selección, cimiento de la rasa misma, y constituyen el procedimiento más eficaz para estimular la cría del pura sangre, ya que de ellas han de salir los futuros reproductores elegidos para perpetuarla y para ser padres de otras razas. ¿Cre usted que las pruebas de carreras debe servir como criterio exclusivo de selección? -E s t i m o que son indispensables para elegir los futuros sementales. Emplear un semental, sin pruebas, atendiendo únicamente a su conformación exterior, es inadmisible, y al decir pruebas debemos entender las públicas, tínicas que reunen todas las condiciones de contraste y regularidad. -A s í como en los pura sangre elegidos para perpetuar la rasa- -opina el conde de la L o s o b j e t i v o s d e) a cría d e l p u r a sangre C r i t e r i o selectivo -La importancia de Ja cría del pura sangre- -habla el Sr. Letona- -se desprende de