Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á 3 C, S A B A D O 5 D E D I C I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 30 Todo ello hasta el instante actual. Y es Que, momentáneamente, se ha complicado todavía m á s el problema. A ú n no hace mu cho tiempo, en cierta reseña, ajena a mi pluma, yo leí, estupefacto, las siguientes palabras: T a n encantadora desposada lucía jin elegante vestido de pean d auge. Recuerdo que me llevé las manos a la cajbeza. ¡D i o s de mi v i d a Gracias al francés que aprendí cuando estudiaba el Bachillerato, pude llegar a traducir tales palatoras: piel de ángel Pero, ¿cómo sería ¡aquéllo? ¿Sería brillante, como el raso... ¿Mate, como el crespón... ¿Se referiría semejante piel de ángel a un tejido espec i a l ¿H a b r í a querido el cronista aludir á la propia piel de la novia, que, en realidad, tenía rostro de angelito... H e aquí l a s preguntas que entonces me formulé a mí mismo, y de las que aún aguardo contestación. E n estos tiempos de democracia, yo me atrevo a suplicar a las futuras novias que no me compliquen con exceso la vida. C á sense en buena hora, si así es su gusto. Y o no me opongo; pero cásense sencillamente. Uno, por muy cronista de sociedad que i n tente ser, es, ante todo, hombre. Y un hombre, en cuestiones de trapos, lo más que llega a distinguir son los colores. Dice que una mujer v a vestida de blanco, cuando la v é vestida de blanco; pero sin penetrar en Jos distintos tejidos que en blanco puedan fabricarse. Y naturalmente, se arma un lío ¡en su cabeza con esto de los rasos, de los crespones y de las pieles de ángel, m á s o Írtenos falsificadas. Se me dirá, tal vez, que un cronista que kspira a especializarse en relatos de boda, debiera hacer sobre el caso un minucioso estudio. Pero se me dirá en vano. L a verdad, no. S i para conseguir el título de cronista he de verme forzado a entender de jtelas, prefiero dedicarme a dependiente de comercio, lo que, dicho sea de paso, puede que fuera bastante más lucrativo. -Gil de Escalante Apadrinaron a los contrayentes la señora de Ruiz de l a Prada (D Manuel) madre del novio, y el Sr. Pelegrín, padre de l a novia. Como testigos figuraron, por la novia, don Juan Manuel Palacios, D Joaquín A l b u r querque, D Juan Antonio Alberca y D A l varo de Blas. Y por el novio, su hermano D Manuel, su hermano político D Javier Ferrero, su tío D José Guncio Muñoz de Baena y D Luis Ortiz de la Torre. L o s i n vitados que asistieron al acto fueron obsequiados, en una dependencia del mismo templa, con una bien servida merienda. Los recién casados, que recibieron muchas felicitaciones, han salido para P a r í s y Bruselas. Les deseamos todo género de felicidades. en el Comercio, en la Industria y en la A g r i cultura. E l envilecimiento de valores, especialmente mercantiles e industriales, y la paralización bursátil, acusan m á s que nada la situación financiera que se atraviesa y la grave crisis que el capital padece. Las emisiones están paralizadas. Comercio. -El Comercio, lazo de unión entre productores y consumidores, languidece y se paraliza ante la situación en que le colocan, de uña parte, la crisis de- la producción, y por otra, el decrecimiento del consumo. L a importanción sufre las consecuencias de nuestra depreciación monetaria y de las fluctuaciones del cambio, que originan quebrantos imposibles de prever y difíciles de remediar o compensar; y la exportación no se beneficia de aquella situación monetaria y está estacionada o decrece. Muchos censos acusan numerosas bajas industriales y comerciales en el último semestre, y bastante en n ú m e r o han sido producidas por quiebras y a p e n s i o n e s de pago de establecimientos de importancia. Industria. -Sufre las dificultades para el aprovisionamiento de primeras materias tanto nacionales como extranjeras; las consecuencias de nuestra crisis monetaria; l a irregularidad y anormalidad de la producción por huelgas y conflictos constantes; l a escasez de demanda en el interior por paralización de la construcción y de otras industrias las dificultades de la exportación; las exigencias de los Sindicatos; la inobservancia de pactos y convenios... todo lo cual explica la inquietud de las Empresas, el. cierre de establecimientos, la paralización parcial de talleres, l a disminución de jornadas y el despido forzoso a que se ha llegado o se llegará en fecha no lejana. Navegación. E l comercio marítimo viene desde hace años agobiado por los g r a v á menes y gastos de explotación que sobre él pesan, y por l a competencia que a nuestra flota hacen los buques extranjeros en el mercado internacional de fletes; y esta situación se ha agravado por disminución del t r á fico al extenderse a él l a crisis de la importación, de la exportación y de todas las actividades mercantiles. H a y muchos barcos amarrados. Transporte terrestre. E n él se hace sensible la paralización comercial e industrial y disminuyen consecuentemente los ingresos y los beneficios de las Compañías. Cuestiones sociales y paro forzoso. Las cuestiones, sociales no son problema, hasta ahora, en Galacia, León, Castilla y Levante. E n Andalucía, con relación al campo, tales cuestiones han producido y están produciendo daños irreparables. E l alojamiento de obreros ha producido la ruina de la cíase agrícola modesta, y atemoriza a las clases pudientes. Las zonas industriales de E s p a ñ a singularmente la catalana, padecen una situación insostenible; subida de salarios y ventajas desproporcionadas, pretensiones de monopolio sindical, propósitos de intervención en la marcha de las fábricas y talleres, huelgas constantes, imposiciones, intento de apoderarse de establecimientos fabriles, exigencias y coacciones sindicalistas, indisciplina obrera y en algunos talleres mediatizadas ¡a dirección técnica y aun la gerencia, por delegados sindicalistas, y que sólo persiguen fines revolucionarios. También en el campo catalán empiezan a provocarse conflictos que extienden el malestar entre las clases agrícolas. t LA S I T U A C I Ó N ECONÓMICA Y LAS C A M A RAS D E C O M E R C I O E s interesantísimo desde todos los puntos de vista el copioso y documentado i n forme que a propósito de la situación económica nacionai. y después de estudiados los informes parciales de cada sector y las conclusiones que de ellos se derivan ha elevado al Gobierno el Consejo superior de las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación. Perfectamente sistematizados y en subdivisión de grupos genéricos se examinan en ese luminoso trabajo los factores correspondientes a- las materias fundamentales. Primeramente se analizan: el régimen j u rídico de la vida nacional, la libertad de contratación, la propiedad privada, la agricultura, la necesidad de un plan de Gobierno, el crédito público y l a tributación. Después como relieves los más urgentes y próximos del problema social la organización paritaria, la relación entre patronos y, obreros y el paro forzoso. A seguida, las cuestiones monetarias: circulación de billetes, evasión de capitales, problema del oro, revalidación de la plata, intervención en el cambio. A continuación los asuntos de comercio y Banca, producción y transporte, el problema ferroviario, las obras públicas, etcétera. Cada zona o sector que representa una Cámara ha ido concluyendo en forma categórica sus observaciones y sus propuestas; el Consejo, reduciendo en lo posible esas conclusiones en cuanto tienen de carácter general, formula las siguientes, que nosotros sintetizamos todo lo posible. Orden público, autoridad, confianza. -U n á n i m e la apreciación de que. para el normal desenvolvimiento de la producción nacional y de todas las actividades mercantiles es indispensable el restablecimiento del respeto a la ley y al principio de autoridad. Banca, crédito, capital, etc. -Til desorden jurídico y social es, indudablemente, l a causa principal, si no única, de l a huida de los capitales y del creciente retraimiento que en ellos se nota, y contribuye igualmente, a la desaparición o disminución del crédito con todos sus desastrosos efectos. L a vida- de la Banca en estas: condiciones se hace cada vez m á s difícil. L a restricción del crédito a que se ven forzados los establecimientos bancarios por falta de numerario produce situaciones de muy difícil solución LEA USTED Noticias E n l a iglesia parroquial de San Antonio de la Florida, de Madrid, se celebró ayer, a las once de l a mañana, la boda de la bellísima señorita M a r í a V i c t o r i a F de Gamboa y Pellón con D Federico González Boada. L a señorita F de Gamboa, que estaba encantadora, vestía un elegante traje taitteur, negro, con adornos de astracán. Se tocaba con sonibrero, también negro; lucía magníficas joyas, y llevaba en la mano un lindo ramo de flores. Apadrinaron a los contrayentes la señora doña B á r b a r a Pellón y F de Gamboa, ma dre de la desposada, y D Jacinto A Boada, hermano del novio. Como testigos firmaron el acta, por parte de l a novia, sus tíos D Luis F de Gamboa, D José O ñ a t e y D Juan Peñíscola, y D Fernando Bianchi. Y por parte del novio, D Ramón Argote, D R a món Montero, el S r Rodríguez Alonso y D Alberto S. de Boada. illna vez terminada l a ceremonia religiosa, los numerosos y distinguidos invitados que a ella concurrieron trasladáronse a la residencia de los Sres. F de Gamboa (don César) padres de la novia. Allí fueron espléndidamente obsequiados con un cock- tail, que sirvió Perico Chicote. Los nuevos Sres. de G Boada, que recibieron muchas felicitaciones, han emprendido un viaje de novios. También recibió muchas felicitaciones y regalos l a dueña de la casa, señora de F de Gamboa, que ayer celebraba su santo. E n la capilla de los Sagrados Corazones, de M a d r i d se celebró ayer por la tarde, la boda de la bella señorita María de los A n geles Pelegrín con D José M a r í a Ruiz de l a P r a d a y Muñoz de Baens. te eende en toda España %i precio. -de- Cosechas. Salvo excepciones como las de Galicia, León y algunas comarcas de Levante, el año a g r í c o l a h a sido desastroso. L a lucha en el campo, las restricciones del crédito agrícola y las pérdidas sufridas por el agricultor, agravan para el porvenir la situación y exigen especial atención por pwte del Gobierno.