Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 tra Inglaterra el próximo miércoles, llegó a Londres a las siete y treinta, de la tarde siendo recibido por el consejero de l a E m bajada S r Roldan, en representación del embajador, sir Frederick W a l l secretario de l a Asociación Inglesa de Fútbol, y por un público muy numeroso y entusiasta, en el que se encontraban nutridos elementos del fútbol inglés y una representación importante de l a Una serie de notas curiosas y a veces pintorescas colonia española, y el presidente y directivos del Centro Español en Londres. Llegó el tren con quince minutos de retraUno de los críticos deportivos destacapareja de club. Acostumbrada a jugar sobre so, motivado por el furioso temporal que: dos de la Gran Bretaña, M r F r a n k M C a- fango. desde ayer reina en el Canal de l a M a n rruthers, más nocido por Arbiteiy escribe N o hay nada m á s pequeño que M a r c u cha, y que hace unas horas puso en grave James Bellamy, el viejo jugador del leta. E s el Fanny Walden del esquip. o. N o apuro a un correo francés de l a línea de W o l w i c h Arsenal, del Dundée y del Burnley, creo que tenga m á s de cinco pies y tres Dieppe. me ha dicho: pulgadas, pero sorprende lo que crece en el E n condiciones normales, el fútbol de los juego. M u y pocas veces es batido en el aire También ha puesto en trance- -no grave, españoles asombraría en Inglaterra, pero pero sí desagradable- -a todos los viajeros este ídolo de San Sebastián. ellos tienen demasiado temperamento- -se Gorostiza, el, exterior izquierda, es tam- españoles, pues de los treinta que han lleexcitan pronto- y encontrándose en una gado, pocos son los que se han librado del bién un hombrecito. Cinco pies y cuatro atmosfera e x t r a ñ a es casi seguro qre no mareo y uno de ellos, Vantolrá, está a ú n pulgadas. E s el A l e x Jackson de los espapuedan dar su normal rendimiento resentido en estos momentos. E l mal es pañoles y un gran goleador M r Bellamy, que fué entrenador duransajero, y es de suponer qiíe pronto h a b r á n te tres años del primer club de E s p a ñ a E l artículo en el que se recogen las i m- desaparecidos sus efectos por complet tiene la necesaria experiencia para hablar, presiones de M r Bellamy. contiene otras Todos los jugadores y sus acompañantes con base segura, del fútbol de nuestros v i apreciaciones, que no traducimos por no han hecho un viaje agradable, si s. e excepsitantes. hacer internacionales estas notas, a veces túa l a travesía marítima, y todos están anipintorescas. L o s españoles- -agrega M r Bellamy- -mados del mejor espíritu. Se refieren principalmente al handicap vendrán a Londres convencidos de su vicE l momento de l a llegada fué un momento q- ue sufrirán los españoles ante principias toria y el once de Inglaterra cometerá un muy español, recalcado este carácter por l a de juego que ellos no practican en E s p a ñ a error si desprecia demasiado las posibilidapresencia en los andenes de numerosas boila carga con el hombro y el ataque al pordes de sus adversarios. E n cualquier caso, nas, prendas de uso no muy frecuente en tero. el equipo español juega en magnífico fútInglaterra. bol en su casa. Sobre esto último hay el juicio que sigue: Hubo su instante de confusión, pues los Cuando un gpalkeeper español recoce l a Ellos tienen dos estilos. E l practicado por jugadores venían en uno de los ultiméis copelota cada uno de sus adversarios debe i n los clubs dé Barcelona, cuyos terrenos tieches y el público que los esperaba se hallaba movilizarse y permitirle con toda claridad nen que ser regados d í a y nc che, es un juedetenido muy cerca de la máquina. que haga lo que quiera en el á r e a de pego típicamente escocés, y el que realizan U n grupo de colegiales ingleses, con el nalty hasta que haya lanzado su kick los jugadores del distrito lluvioso de Bilbao, álbum de autógrafos en una mano y l a estiE l propio Zamora sabe que esto no es que se asemeja al método abierto de Inglalográfica en l a otra, asaltó materialmente al exactamente cierto. L o sabe, además, su terra, con grandes pases de una ala a l a otra; gran pianista Arturo Rubinstein, sin duda a l clavícula. en ambos estilos, estos jugadores son muy. ver que descendía del tren y cambiaba un efectivos saludo efusivo con un amigo español que enEl equipo español, en Londres contró. Pero Rubinstein aclaró que él no j u gaba al fútbol y entonces los chicos rodea Zamora es el seis pies Adonis del marco. Londres 5, i madrugada. (Crónica terqn a Zamora y consiguieron de él l o que U n brillante jugador en su estilo. Los backs lefónica de nuestro redactor. E l equipo espretendían. Ciríaco y Quincoces forman una excelente pañol de fútbol, seleccionado para jugar con- FÚTBOL 1 STER B E L L A M Y H A B L A D E LOS ESPAÑOLES A N T E LOS INGLESES pil ¡i ¡lll! ¡lll! lin! W aza de Santo Tomás) -EMPRESA S. A. 6. E. Teléfono 25315, -Seviila ¡ÉXITO INMENSO de la grandiosa super- producclón UNIVERSAL, hablada en ESPAÑOL, por dobles 1 (MAÑANA, ULTIMAS EXHIBICIONES) Í! ill ¡i! íl! lí! ili. U! U iUUilüíiHi! t! l! Hi! ii!