Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 16 D E D I C I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17 -Señores- -agregó- a partir de este momento soy el presidente de l a Asociación de la Prensa, cargo que me honra niás que ninguno. Como un fotógrafo quisiera tirar una placa del S r Lerroux rodeado de los periodistas, el jefe radical, sonriendo, le d i j o -Pero, ¿hasta en l a agonía? -H a y esta visita. ¿L e s parece a ustedes poco? ¿Y viene usted a resignar los Poderes? -No- -se limitó a contestar el S r A z a ña, entrando en las habitaciones presidenciales. A la una y veinticinco salió el S r A z a ñ a y volviendo a preguntarle los periodistas sobre su entrevista con el presidente de 3 a República. -l í e venido a decir al Presidente- -dijo el S r Azaña- -que en vista de que el partido radical no aceptaba el formar en el Gobierno, le dejaba en libertad de acción para que tomase la resolución que considerase más pertinente. E l Presidente ha tenido la bondad de ratificarme nuevamente el encargo de formar Gobierno. ¿Y volverá usted a Palacio? -No- -dijo el S r A z a ñ a pero añadiendo- hasta las ocho E n este punto l a conversación, salió el Sr. Azaña, el cual, dirigiéndose a los periodistas, dijo: -N o hay nada, ni hagan caso de este señor, porque a los ministros no hay que hacerles caso. ¿Q u é va usted a hacer esta tarde? -preguntó un periodista. -Esta tarde me voy a E l Pardo a pasear. -Pues allí nos encontrará usted- -dijo uno de los informadores. -Pueden ustedes hacer lo que quieran. U n periodista rogó al S r A z a ñ a que les diera alguna orientación sobre sus gestiones de por la tarde, y el S r A z a ñ a dijo: -Desde luego no i r é a Palacio. A l Presidente no le veré hasta mañana, por la mañana. ¿Es que no estará terminada la crisis esta t a r d é? -S í Quizá a última hora. Pero para que no se molesten ustedes, yo estaré en la P r e sidencia, porque en Guerra no tengo nada, que hacer, a las siete de la tarde. ¿H a b r á sesión de Cortes esta tarde? -N o L a comunicación está hecha desde ayer. Después de haber hablado con varios. miembros significados del partido de Acción Republicana, nuestra impresión es que no h a b r á ministros nuevos de Acción Republicana, que m a ñ a n a h a b r á Gobierno y que por la tarde se presentará a las Corles, y que, pese al anuncio del S r A z a ñ a éste visitará al presidente, de la República. Don Marcelino Domingo visita al señor Azaña A las doce y media llegó al Palacio de Buenavista el ministro dimisionario de Instrucción Pública, S r Domingo. Enterado de las palabras del Sr. Lerroux a los periodistas, dijo: -M e parece muy bien lo que ha dicho el Sr. Lerroux, sobre todo su impresión de que debe continuar el S r A z a ñ a encargado de formar el Gobierno. V o y a decírselo también así al S r A z a ñ a Esta conferencia duró quince minutos. -A h o r a v a el S r A z a ñ a a Palacio- -dijo el ministro- al salir. ¿A declinar los poderes? -M á s bien creo que dará cuenta al presidente de la República de las dificultades que ha encontrado, con lo que le planteará íntegramente l a cuestión. ¿Supone usted que le ratificará los poderes? -Entiendo que sí. Creo que esta tarde h a b r á Gobierno, porque en realidad l a nota de la minoría radical significa una colaboración, no una oposición hostil. E s simplemente un cambio de postura. El señor Azaña reúne al partido de Acción Republicana De Palacio fué el jefe del Gobierno, acomñado del subsecretario, S r Ramos, a l local de Acción Republicana, donde estuvo reunido el partido, desde l a una y media hasta las dos y media de la tarde. Mientras se celebraba la reunión, el señor Ramos salió con dirección al Congreso, para dar cuenta al Sr. de los Ríos, para que a su vez éste lo hiciera al partido socialista, de qué el S r A z a ñ a había sido ratificado en él encargo de formar Gobierno. E l primero en salir, terminada la reunión, fué el S r Giralt, el cual manifestó a los periodistas lo siguiente: -Y o no puedo decirles nada. E l presidente ha dado cuenta de su visita a Palacio y de la tramitación de l a crisis. El señor de los Ríos lleva al señor Azaña te adhesión de la minoría socialista Minutos después de l a salida del señor Domingo llegó a l ministerio de l a Guerra D Fernando de los Ríos. H a b l ó brevemente con el S r A z a ñ a y a l a salida dijo que éste no. le había pedido consejo n i tenía el por qué darlo. Y o en cumplimiento de un acuerdo de l a m i n o r í a socialista, he venido a reiterar al S r A z a ñ a l a adhesión del partido, no sólo para el Gobierno que forme, sino para el que pueda formar. El señor Azaña permanece durante la tarde en su casa A pesar de las manifestaciones hechas por el. jefe del Gobierno dimisionario de que daría un paseo por E l Pardo durante la tarde, los periodista se situaron de guardia en la puerta de la casa. E l S r A z a ñ a a las cuatro y media de l a tarde, permanecía sin haber salido dé su domicilio particular. A dicha hora salió de la casa del presidente el subsecretario de la Presidencia, don Enrique Ramos. Los periodistas le rodearon, tratando de inquirir las gestiones que el Sr. A z a ñ a p u diera estar realizando, incluso telefónicamente, pero el S r Ramos se negó rotunda. mente a dar cualquier género de noticias, l i mitándose a anunciar que, les sería facilitada; una nota a las siete de l a tarde. a j F U M A D O R E S! Las PASTILLAS BOMAID evitan los efectos nocivos del tabaco. El señor Azaña, a Palacio A l a una en punto de l a tarde tomó su automóvil el S r A z a ñ a para dirigirse a P a lacio. N o habló con los informadores. ¡Una imitación DÉ tSs FA 8 RONTE 9 INQl S ¡E 9 A tGS COMERCIANTES E S P I D E S 2? de Fcbrer íe I92 K ía gBr BH 9 S I 13. FefTaSOTatt (Jo taSusítiS Bf iJJfllíSSi A los B hjo í t a M? Q Feri 1 ofloa es. n Kaisaosme ae ei? OSEÜSS tíBSRM Kffp. isríB las JfSSSÍ pt Una nota de la minoría radicalsocialista L a minoría radical socialista estuvo reunida con asistencia de los señores A l b o r noz y D Marcelino Domingo. A las dos de l a tarde terminó l a reunión y fué facilitada a los periodistas la siguiente nota: L a minoría socialista, en sesión permanente, durante el proceso de l a crisis, después de estudiado lo s últimos aspectos de ésta ha acordado por unanimidad seguir prestando a l S r A z a ñ a las facilidades que le o t o r g ó desde un principio, con objeto de llegar rápidamente a la solución. te h itgg tmga 8 tcasaas erar- Te esPBfe) 5 e a ajar Kart ea (1 eonSU ¿3 de flq i cowBéBiwáas tor el t 65 ulfj 99 ¿s S B visitó. El señor Lerroux define claramente su actitud en el presente y para el futuro El presidente de la República ratifica el encargo de formar Gobierno al señor Azaña íia. A l a una y diez minutos de ayer m a ñ a visitó el jefe del Gobierno dimisionario a l presidente de la República. Los periodistas le preguntaron: ¿H a y algo, S r Presidente E l S r A z a ñ a contestó: A la caída de la tarde D Alejandro L e rroux recibió a numerosos informadores q u é fueron á visitarle en su domicilio. FACtUSADES P Bft Et VtftJB Repitió ante ellos la explicación que de t ferrcK tí tigíísts missia b íiimi 1 0 a su actitud diera por l a m a ñ a n a a sus amigos f. ero y ísüs B Ü É I J ¡nforaiíKe rs? Eístp 3 las mismis de la minoría parlamentaria, y agregó a l g ú n ta tes di ímiss sanies í pirfiá detalle interesante, porque dijo que en el Consejo de ministros que acordó dar a l a crisis un carácter de fondo, todos los ministros estuvieron unánimes en el dictamen. E l Sr. A z a ñ a entendió que la crisis no podía ser formularia, y yo, que estaba colocado a su derecha, por orden y categoría de carteras, lo. afirmé del mismo modo. L o s demás coincidieron, algunos sin razonarlo, y. el sePara mía ífessgr. jfótflsse Sr. PJÜ ñor Giral, que lo intentó, fué atajado pot el propio S r A z a ñ a E n cuanto a l señor. Prieto, se mostró totalmente de acuerdo con el Sr. Lerroux. U n periodista dijo a l jefe radical, que eni la opinión había producido buen efecto s j apartamiento del Gobierao, BB 1 TISB