Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
X B C. MIÉRCOLES 16 D E D I C I E M B R E D E 1931. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G DE SOCIEDAD ECOS DIVERSOS M i nueva especialización Está visto que, momentáneamente, conviene especializarse en algo. E l mundo evoluciona decidido hacia las especializaciones. Y a un médico, por ejemplo, no es un médico propiamente dicho, sino un especialista que se dedica a l a observación de cierto órgano de la anatomía humana. E l ideal de todo deportista consiste en batir el record que sea y establecer y poseer así un nuevo record. H a y quien baila durante ochocientas, toras seguidas para especializarse como bailarín de resistencia, y quien- trepa hasta l a copa de un árbol con el anhelo de acabar e n especialista de hombre que pudiera v i v i r eternamente al lado de la fronda. L o que sea, y por absurdo que sea, con tal de tropezar al fin con una especialización. Confieso que esta manía universal de las especializaciones me seducía desde hace tiempo. Y o también ansiaba encontrar algo en que especializarme, pero no daba con ello y eran vanas mis pesquisas e inútiles mis investigaciones. Se me dirá que en el periodismo poseía ya una especialización. N o era eso lo que yo quería, sin embargo. P o r que entiendo. que toda especialización casi deja de serlo desde el instante que de ella existen muchos especialistas. Y he aquí que de pronto he tropezado con lo que pudiera llamarse m i destino, apenas sin sospecharlo. E l presentimiento de lo que ahora es realidad, llegó ayer a l medio día por teléfono y con voz de mujer. -i Quieres venir a comer esta noche a casa? -preguntó la v o z- no te extrañé m i precipitación de última hora al convidarte. Ante todo, franqueza: en realidad no había contado contigo para mi comida. Y a ves que- no trato de engañarte. Pero tengo confianza en tí y me eres necesario. H o y mismo han excusado su asistencia tres de mis co- mensales. Descontando estas faltas seríamos trece a la mesa. ¡Figúrate! Contesté sin titubear: -Acepto. T u franqueza me seduce tanto por lo menos como la perspectiva de tu co- mida. Supongo que bastará el smoking... A las diez menos cuarto... de acuerdo. Colgué. A este menudo hecho produjo un leve sonido metálico, chac, y de aquel sonido hubiérase dicho nació l a luz necesaria para iluminar m i investigación. ¡Y a está... me dije regalando a m i frente con l a clásica palmada. H e aquí una especialización que puede llevarme a un resultado útil. Desde hoy sólo viviré para encarnar en el invitado número 14. M e sería grato que hubieran ustedes podido presenciar, admirarme en la representación de m i nuevo papel. H i c e honor al escogido menú de la comida, no sólo como un invitado más que agradece los cuidados que se toman por su estómago de buen gourniet, sino como un especialista del caso que hace un inmenso favor con lo que hace. M i manera de mirar, ya que no mis palabras, debían decir poco más o menos: ¿Qué sería ie vosotros, pobres presos de una superstición, si no estuviera yo aquí... Ahcjra mismo cuando paladeáis tranquilamente este pastel de ave lo hacéis tan sólo por mi causa. M e bastaría anunciar seriamente mi retirada de la mesa para darme el gusto de veros palidecer a casi todos. Nada de temores, sin embargo. M i honradez profesional de invitado número 14 me veda toda superstición. A ver (aquí una mirada al criado de t u r n o) Sírvase usted servirme un poco más de ese delicioso chateau biquen Hasta ahora mis tarjetas de visita eran de una sencillez a toda prueba. A h o r a F u lano de T a l y de T a l y las señas. Desde ahora, las que he mandado grabar, llevan debajo de los consiguientes apellidos este rengloncito aclatatorio: Invitado número 14. Y a lo saben, pues, las señoras- especializadas en ofrecer buenas coniídas: para los casos de apuro desde ayer existe un especialista más: Gil de Escalante. (D Juan) Larrea, viuda de Eraso (l ¿épe; s de Cebaílos) Domínguez (D Enrique) Bermúdez de Castro y Sanche: de Toca, Riera (D Adriano) Rilón (L Peéro) y algunos más. Los Sres. de Uzcategui obsequiaron a c- ag invitados con una bien servida merienda. Noticias E n Córdoba, en el domicilio de doña Blanca Sánchez- Guerra, viuda, de Alvear, han firmado sus esponsales, su hija la señorita María L u i s a de Alvear y. SánchezGuerra y D Carlos Sáenz de Santamaría, arquitecto municipal de aquella ciudad. M a d r i d 15. E n la iglesia parroquial de San Millán, de Segovia, han coutraído matrimonio la bella señorita Paquita Parareda Hermoso, hija del ex teniente de alcalde del Ayuntamiento D Pedro, y el joven teniente de Artillría D L u i s Matamoros. Actuaron de padrinos un hermano del novio y la madre de la desposada. Los recién casados han emprendido un largo viaje de novios por Francia. E l viernes próximo se celebrará en la parroquia de San Andrés, de esta capital, el matrimonial enlace de la bella señorita M a ruja Guridi Mancisidor con don Guillermo Martín- Perea. P o r el reciente luto de la novia, la boda se verificará en familia. E s t a tarde, a las cinco y media, en el teatro de la Comedia se celebrará una función a beneficio de la obra infantil Imeldas, sociedad que se ocupa de los niños podres en Madrid. Se representará por distinguidos aficionados la. comedia de Muñoz Seca titulada Las hijas del rey Lear. También habrá una interesante parte de concierto. Las pocas localidades que quedan pueden obtenerse en casa de la presidenta, señorita P i l a r de Aviles, Goya, 13, teléfono 55490, o de la secretaria, señorita A n i t a Monedero, Claudio Coello, 17, teléfono 57160. E l embajador de Méjico y la señora de Pañi han obsequiado con un almuerzo al ministro de su país en el Uruguay, señor Urquidi, actualmente de paso por M a d r i d H a marchado a Salamanca el marqués de las Nieves. Últimamente han regresado: D e Sevilla, el duque de T o v a r de París, la condesa del Puerto; de Cáceres y Guadalupe, los condes de las Barcenas; de Morón, los condes de la M a z a de Biarritz, los condes de Torre A r i a s de San Sebastián, la marquesa de Villapanés y sus hijos; de Comillas, la duquesa viuda de Almodóvar del R í o de P a lencia, los marqueses de Tablantes y familia, y de Somio, el conde del Real Agrado. E n la residencia de D Baldomero Uzcátegui y de su joven y bella esposa- -distinguido matrimonio venezolano que, después de v i v i r durante una larga temporada en París, ha fijado en M a d r i d su residencia- -se celebró ayer por la tarde una muy animada fiesta, a la que concurrieron personalidades del Cuerpo diplomático, de l a colonia venezolana y de nuestra sociedad. Asistían la embajadora de Méjico, señora Pañi; el encargado de Negocios del Perú, Sr. García Irigoyen; el consejero de Venezuela y la señora de Reyes; el de Checoeslovaquia- y. la señora de Formanek, y el primer secretario de la Embajada de Cuba y la señora de Arce. Concurrían también la marquesa de la Rosa, las condesas de Peña- Castillo y v i u da de Fuente- blanca; vizcondesa de V i l l a n drando, y señoras y señoritas de Díaz de Tuesta, Cebrián, Villatorq e H i a Ribera E n la iglesia parroquial de la Purísima Concepción se ha celebrado la boda de lá bellísima señorita P i p i n Gavalda y López Pelegrín, hija de l a señora viuda de G a valda y hermana de los condes de los G a i tanes, con D Federico H i l b e k y Seminario, perteneciente a distinguida familia peruana. Apadrinaron a los contrayentes la señora doña A n a Hilbek, hermana del novio, y el citado conde de los Gaitanes. Como testigos figuraron, por paite de la novia, el marqués de Muñiz, D L u i s Soler D Miguel López- Pelegrín, D Juan Landaluce y D E m i l i o Martos, y por el novio, D Alfredo Kesleers, D F i d e l de Astoreca, D Carlos López- Pelegrín, D L u i s de Ussía, D Germán Ortega y D L u i s Reyes. Los recién casados, que recibieron machas felicitaciones, han salido, en automóvil, para Valencia, en donde embarcarán para las Islas Baleares. Les deseamos todo género de venturas. s E n la iglesia del Buen Suceso, preciosamente adornada, se ha celebrado la boda! de la bellísima señorita N o l y de A v i l e s Pascuas- Zegrí, hija del coronel D E n r i que A v i l e s Melgar, con. el ingeniero de Minas D Manuel García Morales. L a señorita de A v i l e s estaba encantadora coa sus galas nupciales; lucía vestido crepé satín blanco, con velo reynold, prendido de gardenias y azahar; se adornaba con valiosas joyas y bouquet de rosas blancas. Apadrinaron a los contrayentes la señora doña María de las Angustias Buascuas- Zeg r i de Aviles, madre de la novia, y D M a nuel García Morales, padre del novio. Firmaron el acta como testigos: por parte de la novia, los generales Aviles, Martines de la Vega y L e g r i y D Pío López Pozas, el capitán aviador Sr. Aviles, hermano de l a novia; el coronel Castañón y el abogado séñor Camacho, y por el novio, los generales D Ricardo Burguete y García Benítez y los coroneles de Estado M a y o r Robles y. Martínez Cabrera, y el hermano de la novia, el ingeniero de Ferrocarriles Sr. García M o rales. Terminado el acto los invitados trasladáronse al Hotel Ritz, donde se sirvió úti lunch, seguido de animado baile. Los señores de García Morales han sa. do para la Costa A z u l desde donde proseguirán su largo viaje de bodas par varias capitales del extranjero. 1 LOS P E R I T O S INDUSTRIALES D E FERROCARRILES lina asamblea E l día 20 del actual se reunirán en M a drid los peritos industriales que prestan servicio en Empresas ferroviarias para celebrar asamblea, a las diez de la mañana, en el local que designe la Federación Nacional, sita en San Mateo, 5. L a comisión organizadora, perteneciente a la Asociación profesional de Valladolid, recibirá antes del día 20, en su domicilio social, Fernández Cubas, 17, las proposiciones de aspiraciones mínimas de la clase que presenten los grupos regionales que no puedan enviar delegado a la Asamblea. Las reuniones en M a d r i d durarán sólo dos días.