Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A JB C V I E R N E S zi D E D I C I E M B R E D E 1931. E D I C I Ó N S E ANDALUCÍA. P A G 19 T O M A D E POSESIÓN DE VARIOS MINISTROS D E L N U E V O GOBIERNO En Estado Después del acto de. la toma de posesión los ministros entrante y saliente, señores T o m a de posesión d e! señor Z u l u e t a Carner y Prieto, estuvieron conferenciando A las diez y media de la mañana se rehasta después de las dos de la tarde, en unieron en el ministerio de Estado D. Aleque recibieron a los periodistas. jandro Lerroux y D. Luis Zulueta, celebranEn Hacienda E l Sr. Prieto hizo la presentación de do ambos una conferencia, durante la cual el ministro saliente informó al Sr. Zulueta T o m a d e posesión del nuevo ministro éstos al nuevo ministro, diciendo que estaba satisfecho de la fidelidad con que hade los. asuntos del departamento. señor C a r n e r bían interpretado siempre sus declaracioActo seguido, ante el alto personal del A las nueve de la mañana se celebró la nes durante el tiempo que regentó la carministerio, el Sr. Lerroux dio posesión de su nuevo cargo al Sr. Zulueta, pronuncian- toma de posesión del nuevo ministro de tera de Hacienda. d o un breve discurso, en el que hizo un cá- Hacienda, Sr: Carner. E l Sr. Carner saludó amablemente a los lido elogio de su sucesor. Agradeció, por En el salón grande del ministerio se re- informadores financieros, a quienes dijo que último, al personal la colaboración que le unieron todos los directores generales y al- ellos, a través de sus respectivos periódihabía prestado durante su actuación. tos funcionarios del departamento, con una cos, podían ayudarle al restablecimiento de E l nuevo ministro de Estado se mostró nutrida representación de los empleados de la confianza, uno de los principales puntales reconocido a su antecesor por las palabras las dependencias del mismo. en que ha de apoyarse siempre la Hacienda de elogio que le había dirigido, y dijo que E l ministro saliente, Sr. Prieto, manifes- pública, y que les pedía esa colaboración etl ponía toda su buena voluntad al servicio del tó que venía de otro acto semejante, alu- los límites que cada uno pudiese prestárcargo para que había sido nombrado, con- diendo a su toma de posesión en el minis- selo. tando de antemano con la ayuda del per- terio de Obras Públicas, y aseguró que no Dijo, por último, que por haberse hecho sonal. estaba acostumbrado al rito de estas solem- cargo hacía unos momentos de. la cartera E l Sr. Lerroux fué despedido con una nidades, por lo cual se limitaba a despe- de Hacienda, no tenía que añadir por ahora gran salva de aplausos. dirse del personal de Hacienda con frases ninguna manifestación a las que ya había hecho en el dia anterior a la Prensa, pejes que sólo tendrían sinceridad. En Instrucción Pública Del Sr. Carner hizo un elogio caluroso, su única preocupación en estos momen. os asegurando que viene al. ministerio a lle- es la nivelación del presupuesto. T o m a d e posesión del nuevo ministro nar, efectivamente, el hueco que se adverA la uña y media de la mañana tomó po- tía por la ostensible incapacidad del minisEn Justicia sesión de su nuevo cargo ce ministro de tro que ahora cesa. Según el Sr. Prieto, Instrucción Pública D. Fernando de los su sucesor es persona que tiene un gran T o m a a e posesión d e l señor A l b o r n o z Ríos. dominio de las cuestiones relacionadas con Asistieron al acto el ministro saliente, la Hacienda pública y con las necesidades A las once de la mañana llegó al minisnuevo de Agricultura, D. Marcelino Domin- y conveniencias de la Economía Nacional, terio de Justicia D. Alvaro de Albornoz. go el subsecretario. del ministerio, señor por lo que hay que esperar que su gestión Desde hacía ya más de media hora se enconBarnés; D. Miguel de Unamuno, alto per- en el cargo sea todo lo fructífera que pre- traba en el ministerio D. Fernando de los sonal del ministerio de Instrucción y per- cisa España en las actuales circunstancias. Ríos. sonal de secretaría. Concurrió al acto una Los dos ministros, antes del acto de la Refiriéndose al personal del ministerio, representación de funcionarios. el Sr. Prieto declaró que guardará siem- toma de posesión, tuvieron un breve cambio Don Marcelino Domingo dirigió unas frade impresiones. lo profundo de su alma un ses a los reunidos, diciendo que pocas veces pre en muy, hondo de gratitud por lasentiSeguidamente, y a presencia del personal miento íntial abandonar un puesto había sentido tan ma cooperación que desinteresadamente le del ministerio, D. Fernando ele los Ríos honda amargura. dio posesión de su cargo al nuevo ministro, -Llegué- -dijo- -a este ministerio en ho- ha prestado en horas muy amargas para él, pronunciando un discurso, en el que dijo ras de alegría popular. Esta alegría persis- conducta que jamás olvidará, por la que que hacía ocho meses que había tomate, pero el deber me obliga a marchar de reiteradamente le da las gracias. Además do posesión del ministerio de Justicia aquí para seguir cumpliéndolo en otro mi- espera que al Sr. Carner se le seguirá pres- en momentos solemnes para la vida nacionisterio. Esta hora no es de crearse popu- tando una colaboración igual que permita nal. A l posesionarse, en nombre del Gobierlaridad, sino de sacrificar la conquistada. aprovechar la utilidad de los servicios de no provisional de la República, de lagarteDejo una obra y unos hombres; para aqué- los funcionarios y traducir en hechos práclla fueron mis entusiasmos, y para éstos mi ticos la mayor capacidad que adorna al ra, dije a los funcionarios de la casa que esperaba de ellos una gran fidelidad a la obra afecto por su valiosa colaboración, pero, nuevo ministro. afortunadamente, viene a continuar esta Y terminó su despedida con nuevas fra- que nos proponíamos realizar y, ahora, al obra D. Fernando de los Ríos, de quien no ses de afecto a todo el personal, que aplau- dejar el cargo, tengo la gran satisfacción al hacer entrega de él a mi gran amigo D. A l necesito hacer elogios que, en su presencia, dió con verdadero cariño al Sr. Prieto molestarían a su modestia y que serían inE l Sr. Carner declaró que agradecía mu- varo de Albornoz, de decirle que, efectinecesarios, porque todos conocéis sus mé- cho al ministro saliente las frases elogiosas vamente, el personal de la casa ha colaboraritos. que le había dedicado y que nacían más do con una fidelidad escrupulosa al requerimiento que le hice. Terminó diciendo que aunque salía de esté de un sentimiento de simpatía personal que Espero- -añadió el Sr. de los Ríos- -que el de las condiciones que pueda reunir el nueministerio, todos los que con él han traba- jado seguían contando con su afecto entra- vo titular de la cartera, en cuanto a la día de mañana, y cuando el Sr. Albornoz competencia necesaria para desempeñarla. de nuevo tenga que entregar la dirección de ñable. Aseguró que, aunque el Sr. Prieto había este ministerio al que haya de sucederle, A continuación pronunció un breve discurso D. Fernando de los Ríos, el cual dijo manifestado reiteradas vteces que carecía podrá repetirle estas mismas palabras que yo acabo de pronunciar. que venía de donde se trataba de formar Y o también, a mi vez, he procurado colos órganos de justicia y llegaba adonde se rresponder a la conducta del personal, satrataba de formar la conciencia y la cultura cándole en lo que las medidas de las fuernacional. Allí procuré hacer justicia, como aquí procuraré hacer cultura. Recojo la zas económicas del país permitían, de la desobra que deja don Marcelino Domingo y igualdad administrativa eñ que se encontraprocuraré continuarla, ahondando surco, pero ba, lamentando que mi esfuerzo no haya pono variando su dirección, que es la que le dido ser mayor. ha impuesto la República. E l Sr. de los Ríos hizo también un caluCuantos a mí se acerquen pidiendo justiroso elogio del personal da, las carreras fiscia serán escuchados, pero no quiero que cal, judicial y magistratura dependientes del se acerquen a mí pidiendo gracia, que es una departamento, y terminó diciendo que tenía tradición antigua mendicante. Siempre viví un gran sentimiento al abandonar este en relación con este ministerio, donde están puesto. aún personas que me dieron de alta en el A continuación el ministro entrante, don escal? ff? t del profesorado y sólo pienso conAlvaro de Albornoz, pronunció breves Jrdla- tinuar la obra emprendida con tanto entusiasmo y éxito por D. Marcelino Domingo, orientándola en el sentido de favorecer las enseñanzas artísticas y la alta cultura en que se forman los maestros, así como él ha procurado perfeccionar la enseñanza primaria. Ambos fueron muy aplaudidos, y el ministro de Instrucción, D. Fernando de los Ríos, habló brevemente con los periodistas, manifestándoles el propósito de visitar los diferentes Centros docentes para darse cuenta personalmente del estado de la enseñanza. de capacidad para regentar el ministerio, cuando se vayan conociendo detalles de su actuación, se verá que no es así, y entonces se le hará pública justicia por su forma de proceder en las circunstancias tan difíciles que ha tenido que arrostrar. M a n i f e s t a c i o n e s d e l señor C a r n e r a los periodistas