Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. SÁBADO 19 DE DICIEMBRE DE 1931. EDICIÓN DE ANDALUCÍA. PAG. 22 E l ministro de I N S T R U C C I Ó N P U B L I C A hace algunas aclaraciones sobre ciertos casos, entre ellos los referentes a los reclusos de más de setenta años. Rectifican ambos oradores, y el Sr. D E L O S R Í O S se muestra encariñado con la idea de que los reclusos, a partir de los setenta años, sean confinados en establecimientos que amengüen en su vejez una vida que ha sido para ellos tan dura. (Aplausos. E l Sr. F E R R E I R O habla del negocio de construcción de la cárcel de la Coruña, levantada en. tiempos de la Dictadura, en la cual hace pocos días hubo un plante de presos, y éstos pudieron comunicarse, derribando con las manos los muros que separan las celdas, he ho que recuerda los cuentos de Navidad de las torres de Turrón y Guirlache. E l ministro de I N S T R U C C I Ó N P U Ruegos y preguntas B L I C A Y a se ha instruido expediente. A las ocho menos veinte, se entra en la E l Sr. V Á Z Q U E Z trata de ciertos pleitos sección de Ruegos y preguntas obreros surgidos en Almendralejo, con motivo de la recolección de la aceituna. E l Sr. C A S T E L A O manifiesta, con reE l Sr. L O P E R E N A formula un breve lación a una petición formulada por el seruego. ñor Beunza sobre la necesidad de discutir los Estatutos vasco y gallego, que éste no E l Sr. A L V A R E Z Á N G U L O habla de ha podido ser redactado porque Galicia no ciertas bases de trabajo aprobadas en Jaén, tiene constituidas sus Diputaciones, y dice para la recolección de aceituna, que fijaban que en dicha región no existe ninguna insjornales de seis a siete pesetas, que titución jurídica capaz de redactarlo sin los patronos no respetan. Ruega al Goque pueda ser recusado de falta de autenbierno que transmita órdenes al goberticidad, y las Diputaciones gallegas, consnador para que haga cumplir dichas bases, tituidas hoy por el arbitrio gubernativo, no aunque el ruego del orador se haya venido obedecen al deseó de los naturales de la aplazando hasta un momento en que se hace región. N o obstante, Galicia está bien detarde para cumplir lo establecido. finida y tiene una antigua historia regional. Protesta contra supuestos atropellos de la Ante la segunda República, Galicia ha vuelto a sentir grandes esperanzas. Cree que la palabra soberanía es un viejo vocablo, una palabra hueca, que sabe a militarismo, y la cual ha venido a cruzarse en el P a r lamento ante las aspiraciones de una Federación. E l Sr. M Á R Q U E Z diputado socialista, dice que, como hay varios diputados que tienen diversos criterios sobre el Estatuto gallego, debería, a su juicio, discutirse este asunto más ampliamente. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S lee el artículo de la Constitución que fija las condiciones para formular el Estatuto. E l Sr. S U A R E Z P I C A Z O pregunta quién puede tomar la iniciativa. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S Con que lo pida un sólo individuo de un sólo Ayuntamiento, está l a iniciativa en marcha. U n diputado socialista: E s que no hay sigue con un gasto de ambiente. cinco céntimos, que es lo E l Sr. S U A R E Z P I C A Z O Pero hay que crearlo. Que cuesta afeitarse a E l ministro de O B R A S P U B L I C A S E s diario con las tá bien; pero esto no corresponde al Gobierno. Los gallegos son los que deben crear H O J A S D E AFESTÁR ese ambiente, sin temor de que se estorben sus aspiraciones. E l Sr. C A S T E L A O cree que el Gobierno debe designar el organismo que se encargue de efectuar el plebiscito, como en las V a s D E L A FÁBRICA N A C I O N A L D E T O L E D O congadas. Él ministro de O B R A S P U B L I C A S E n las Vascongadas las comisiones Gestoras h i cieron la petición. Como en Galicia no se ha hecho la propuesta, el Gobierno no puede deliberar sobre lo que no existe. E l Sr. A L O N S O D E A R M I Ñ O trata de las deportaciones, y dice que si se quiere lograr la paz espiritual es preciso perdonar a los perseguidos. E l Sr. R O D R Í G U E Z P I Ñ E I R O dice que, aun figurando en campo distinto del Sr. Alonso de Armiño, se sumará al ruego formulado por éste, y, de acuerdo con la petición hecha por la Prensa de Cádiz, solicita que los deportados no vayan a Fernando Póo. E l Sr. G O M A R I Z trata de la aplicación ílel último indulto. Señala las condiciones especialísimas que habrá de tener el concursante y para ello estima conveniente la indicación de la i n dustria canaria; pero teme que, si los caaarios insisten en que se retire l a cláusula cuya supresión pide el Sr. Valle, se perjudique el Tesoro y no se logre romper con la situación ilegal que se trata de remediar. Interviene el Sr. L A R A diputado canario, quien afirma que si los negocios de tabacos se ofrecen en la forma determinada por el proyecto que previene el nuevo concurso, no podrá acudir a éste más que el Sr. March, que posee fábricas en A r g e l y Orán, o cualquier testaferro suyo. Intervienen los Sres. V A L L E D E L A V I L L A P É R E Z D Í A Z y otros diputados, Queda aprobado el dictamen. Guardia civil, y pide que se limite al servicio de carreteras y trenes; solicita la creación de guardias de Asalto en los pueblos. Habla de un obrero que se halla gravemente herido a consecuencia de una paliza de la fuerza pública, en el Hospital de Jaén. Pide que la Guardia civil obligue a sembrar a los patronos del campo. Solicita que se abonen a los maestros de Cartagena los sueldos que les deben los Ayuntamientos. E l Sr. O T E R O P E D R A Y O dice que V e g a de Valdeorras carece de todo medio de comunicación y pide la construcción de caminos. E l ministro de O B R A S P U B L I C A S declara que el expediente se inició en 1882 y es más viejo que el ministro. (Risas. P r o mete estudiarlo. E l Sr. N A V A R R O formula un luego. E l Sr. R O M A pide al Gobierno medidas urgentes para remediar la gravísima crisis de trabajo en Jerez de la Frontera. Y se levanta la sesión a las ocho y treinta y cinco. Acotaciones de oyente un L a sesión es lánguida. E n la tribuna, los periodistas charlan; Sirio traza geniales caricaturas de los compañeros, con la sencillez y la facilidad misma que en su país brotan- -ya dentro de sus frascos de c r i s t a l- -esas pinas, el kirchs, que después nos parecen a los europeos un milagro de sabor. Se anticipa a las inminentes vacaciones el deseo de no trabajar. E n el salón se pronuncian palabras. Pensamos que muchas de ellas (estructuración, sugerencia, barbillear) necesitarían un intérprete tan fino como Gil de Escalante- -este hombre que es sencillamente el creador de un género- -para ser fijadas en su verdadero y sorprendente sentido. L o que Gil de Escalante ha hecho tanto talento y gracia en su Diccionario recientemente publicado con las palabras mundanas, precisaría ser repetido con las políticas. Pero haría falta también su elegante agudeza, que siempre que profundiza lo hace como pidiendo perdón por ser tan inteligente. c o n A h o r a hablan los diputados del monopolio de tabacos en África. Pensamos vagamente que los diputados son pocos en los escaños y el tabaco detestable. ¿Por qué fumamos tan mal? S i n embargo, en Canarias hacen labores excelentes. Aquí no las conocemos; pero tienen todo lo que se puede exigir en presentación y en bondad. ¿Es el Estado o la Tabacalera o ios dos juntos los que impiden que puedan venderse en España? N o lo sabemos, pero nos irrita este otro contrasentido de nuestra administración, y la vida en la tribuna se nos hace de repente más infeliz. E n los pasillos tampoco está el tema. Se comentan frivolidades. L a comedia que A z a ña va a estrenar en Barcelona no es política. ¿P o r qué no es política? Entonces ¿qué es? 1 Sentimental? N o nos gustaría tanto. Cuando veamos al protagonista llevarse la mano al corazón para decir: T e amo no podremos evitar el recuerdo del autor y- -estamos seguros- -habremos de sonreír un poco al pensar: ¡M i r a el señor presidente... E n e l fondo nos es i g u a l pero el malhumor tedioso de esta tarde nos hace cavilar que el Teatro- -al que tanto poder de convencimiento se atribuye- -sería un arma política formidable. Y escrito por un hombre culto y moderno como Azaña, renovaría los aburridísimos moldes. E l drama de los presupuestos no se ha escrito aún. E l del d i vorcio, sí, y nosotros estamos seguros de que si afortunadamente se ha dictado una ley de divorcio no fué precisamente por lo que ocurre entre los muros de los hogares, sino porque se han escrito muchísimos día-
 // Cambio Nodo4-Sevilla