Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. D O M I N G O 20 D E D I C I E M B R E D E 19 31. E D I C I Ó N D E ANDALUCÍA P A G 47 con que recibió la investidura de concejal. D i j o luego que iba a entregar la medalla al alcalde, pero que quedaría siempre en su alma el recuerdo del cargo, que había desempeñado, y del cariño con que M a d r i d lo había tratado siempre, no sólo en el Concejo, sino en las Cortes constituyentes cuE l señor Alcaiá Zamora preside L yos aplausos, a l ser él proclamado presidente de l a República, había agradecido vivala sesión extraordinaria mente como ningún otro homenaje. M a d r i d 19. Poco antes de la una y meAquellos aplausos- -agregó- -tengo que dia de la tarde llegó al Ayuntamiento el prerestituírselos porque son suyos, y lo hago sidente de la República, Sr. Alcalá Zamoen esta solemnidad. ra, acompañado del general Queipo de L l a Cuando terminó de hablar el señor P r e no, del secretario de la Presidencia, señor sidente dijo eí Sr. Rico que el AyuntaSánchez Guerra, y un capitán ayudante, y miento se honraba regalándola medalla al del Sr. Galarza. Sr. Alcalá Zamora, que había ostentado duE n la plaza de la V i l l a se hallaba formarante su representación edilicia. do el escuadrón de la Guardia municipal en traje de gala. E l banquete. Donativos del PreE n el vestíbulo esperaban al presidente sidente una comisión compuesta del alcalde, señor Terminada la sesión, los asistentes al ac- R i c o de los tenientes de alcalde señores Sato pasaron al gran salón del Ayuntamiento, lazar Alonso, Nogueras y Cámara, con los cuales se encontraba también el ministro de donde estaban colocadas las mesas para el Trabajo, Sr. L a r g o Caballero. banquete, que a las cuatro de la tarde no había terminado. E l Presidente, bajo mazas, -entró en el L a Banda municipal, dirigida por el maesAyuntamiento y fué recibido en el patio de tro V i l l a dio un concierto durante la cocristales por los concejales del Ayuntamidai miento, con la excepción de l a minoría maurista, que no asistió al acto. E l Sr. Alcalá Zamora ha hecho- un donativo de m i l pesetas al distrito de ChamPoco después fueron llegando el presiberí, que era el que representaba en el Condente de la Cámara, Sr. Besteiro, y los m i cejo, y otro de dos m i l para los pobres de nistros de Hacienda, Agricultura, Fomento, Madrid. Instrucción, Marina, Gobernación y Estado. También asistieron al acto el gobernador civil, el presidente d e l T r i b u n a l Supremo, Nota de la minoría liberal Sr. M e d i n a el presidente de l a Audiencia L a minoría liberal dio una nota, manifesy el vicerrector de la Universidad Central, tando que asistía a l a sesión extraordina- doctor Cardenal. ria por consideración al presidente de l a L a sesión extraordinaria fué presidida por República. Pero 110 asistió al banquetea. el presidente de la República, quien tenía a su derecha al alcalde de M a d r i d y a su izquierda al ministro de Trabajo. L A CRISIS I N D U S T R I A L Una vez abierta l a sesión habló el alcalY DEL TRABAIO EN de para manifestar que aunque no era de los republicanos más viejos, puesto que, naVIZCAYA turalmente, no lo era, tampoco era de los Bilbao 19, 4 tarde. Vuelve a asomar en más jóvenes, pero que por el cargo que Vizcaya el fantasma de la crisis industrial ocupaba se veía en el caso de saludar al prey del trabajo, que pareció alarmar días pasidente de l a República, amigo particular, sados al primer Gobierno del Sr. Azaña, el compañero de profesión y compañero tamcual empezó a tomar medidas precautorias, bién en las luchas políticas, que recordó con qué tuvieron la virtud de calmar, aunque frase emocionada. sólo de momento impaciencias por las esAñadió que cuando su modesto nombre peranzas que hicieron concebir. Pero en- fué incluido en. l a candidatura en la que fraseadas las grandels esferas de la política figuraba el S r Alcalá Zamora, no podía española en otras atenciones que a sus perpensar nunca que de aquélla había de arransonalidades Representativas parecerán del carse lo que más valía y lo más destacado, mayor interés y gravedad, han olvidado, o privando con ello de una colaboración efir abandonado cuando menos, el problema que cacísima a l Ayuntamiento. prometieron resolver y que 110 admite dilaEvocó l a fecha del 13 de abril y añadió ciones, y han renacido la impaciencia y la que España había colmado sus deseos. Que nerviosidad con la agudización del probleJ más tarde las Cortes Constituyentes afir- ma, que no puede resolverse sólo con pala marón l a República que salió de las urnas, bras. i y por último se había designado para preLas clases directoras de la industria vizj sidente de la República al Sr. Alcalá Zamocaína han empezado a moverse. Hace pocos r a al que el Ayuntamiento rendía hoy un. días comunicábamos un telegrama, enviado ihomenaje de cariño y consideración sin dispor las mismas al Gobierno. Y los obreros tinción de matices. E n nombre de M a d r i d os a expresar su intranquilidad en la forma felicitamos, pues, y nos congratulamos de temible en que estas inquietudes se mani; que hayáis sido elegido para el alto cargo fiestan, porque las factorías de V i z c a y a vuelque y a desempeñáis. ven a hablar del reajuste inmediato e ineviTerminó dando las gracias al Presidente table de sus plantillas y porque estos días por los donativos que éste acababa de realihan circulado rumores que hablan de l a pazar en favor del pueblo de M a d r i d ralización de los trabajos en unas minas que radican en la jurisdicción de Bilbao, así Discurso de presidente de Ja Re- como del anuncio de despido de operarios en un departamento industrial y el que hupública biese llevado a cabo otros la Constructora A continuación habló el Sr. Alcalá Z a Naval. mora, pronunciando un elocuente discurso, Hemos interrogado esta mañana al goberen el que se lamentó de abandonar el A y u n nador, Sr. Calviña, sobre el fundamento de am- ieto, para el cual dijo que tendría siemtales rumores, y nos ha dicho lo siguiente: pre un recuerdo cariñoso. Ambas noticias son exactas. Se trata de Elogió a Madrid, manifestando que su una consecuencia más del fenómeno de pacaracterística es la de haber heredado todos ralización industrial, que va invadiendo tolos refinamientos de su historia, y recordó das las zonas de trabajo del mundo. A f o r sus luchas políticas recientes y la satisfacción tunadamente, España no pasa aún por la EL PRESIDENTE D E LA REPÚBLICA, EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID 1 r realidad de un decaimiento industrial tari intenso como el de otros países, n i el volumen de obreros parados alcanza las proporciones gigantescas que expresan las estadísticas de otras naciones. E n el horizonte vizcaíno- -ha seguido diciendo- -veo. la posibilidad de una solución transitoria que nos permita salir de los rigores del invierno, sin el grave e irreparable quebranto cuya sola perspectiva en la lejanía es motivo de tan justificada alarma. P a r a ello es preciso el concurso, la abnegación, el sacrificio leal de todos. Ese concurso fundamentalmente necesario para resolver el único gran problema que hoy existe en Vizcaya, la crisis de trabajo, y que para mí es motivo de hondas preocupaciones, tengo la certeza de que en ningún momento ha de faltar. Ante las fuerzas económicas que se resquebrajan y el hogar que se destruye, no existen, no pueden existir sectores antagónicos irreconciliables, ideas intransigentes, sólo existe el anhelo fervoroso. de volver a la plenitud, de vida de las fábricas y talleres, con el ansia de que V i z c a y a pueda continuar, su obra. L e preguntamos si confiaba en la cooperación eficaz del Gobierno, y e l S r Calviño contestó que estaba seguro de ello, que el Gobierno está verdaderamente interesado en aplicar remedios que puedan despejar esta situación; el envío de una comisión interministerial es buena prueba de ello. E l Sr. Calviño confía en los hombres destacados por el Gobierno a Vizcaya, y especialmente en el Sr. Culto, cuya gran capacidad, a su juicio, es garantía de máximo acierto. Espero que sabrán inspirar a nuestros gobernantes soluciones que encaucen rápidamente los problemas que hoy preocupan. Por. m i parte- -añadió- -lucho con ahinco por, contener esa alarmante progresión de brazos inactivos. Soy hombre acostumbrado a l a lucha, y no siempre en condiciones favorables, y abrigo la esperanza de que una conjunción de todas las fuerzas y sectores de Vizcaya, y el decidido apoyo del Gobierno, han de restablecer l a normalidad i n- dustrial. 1 P o r último, respecto de sus propósitos inmediatos, dijo que confía en que el ministro de la Gobernación le autorice para desplazarse a M a d r i d en los primeros días de la semana entrante. L l e v a a l a- capital de España el clamor de los sectores sociales. y económicos de Vizcaya, fundidos en u n mismo afán. N o son, a su juicio, exigencias sospechosas y privilegios que apetezcanmasas. -M e acompaña- -ha dicho- -en este viaje el asentimiento de las organizaciones políticas, el de las sociedades obreras que vienen dando un alto ejemplo, de serenidad y el de las fuerzas económicas con l a ratificacióa de su sacrificio para resolver el problema. E l Gobierno. al que informaré ampliamente, con la honradez y sinceridad de un leal colaborador, no ha de mostrarse indiferente dentro de las disponibilidades económicas. H a y en el seno del Gabinete una figura prestigiosa para él unida a V i z c a y a por vínculos de afecto, y él ha de ser. el mediador más rápido y más influyente para que hagamos frente- -ha terminado diciendo- -a l a adversidad, con firmeza, con. serena energía, s i a decaimiento de espíritu y con aquella levantada fe en la pujanza de Vizcaya, que inspira y alienta todos los momentos de su historia industrial. Quiera Dios, para bien de Vizcaya y de todos, que el Sr. Calviño, excelente orientador, tenga éxito en estas gestiones que nosanuncia, porque resulta imprescindible que en M a d r i d se cree un ambiente favorable a las peteusiones que unánimemente mantienen todos los sectores de la provincia, y que trata de recoger el gobernador de fezcaya. 1 i