Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jugadores tenían que pisar con cuidado para no perder la vertical. A falta del fútbol verdad, que muchas veces echábamos de menos, nos dimos a pensar en la novedad de jugar con esquí. Sería curioso hacer la prueba. ¿N o hay fútbol motorista? Eso, un motor para cada jugador blanquiazul, deseaban, los incondicionales españolistas en la segunda parte. Pero allí no hubo más motor que el que funcionnó con regularidad en el equipo azulgana, que primero, marcando por sorpresa, y después manteniéndose por su mejor conjunto, se adueñó del marcador, sin dejárselo probar al Español. ¿Quién lo iba a decir? exclamaban muchos espectadores tiritando de frío. ¿N o decían que el Español estaba tan bien? Eso decíamos muchos, pero este partido nos ha demostrado que aún no ha llegado a estarlo completamente, sobre todo en lo moral, que necesita todavía algunos toques. E n la primera parte jugó bien- -dentro de lo malo que venía siendo el encuentro- -conteniendo perfectamente su línea de medios a ¡a delantera del Barcelona y tiroteando su delantera a Nogués, con mayor frecuencia y peligro que los barcelonistas a Florenza. Así también empezó la segunda parte? Éel equipo blanquiazul; pero en cuanto acertó el Barcelona a marcar el primer goal, casi por sorpresa, y el segundo, francamente por sorpresa, en un tiro afortunadísimo de Ramón, empezó a temblar y a asustarse el Español y ya no le era posible hacer nada a derecha. De vez en cuando le salía acertada alguna jugada; pero entonces le faltaba empuje, rapidez y suerte, y el Barcelona pudo coronar su victoria con otro goal, el último de su triunfo rotundo e indiscutible, indicador de una superioridad que todavía existe y seguirá existiendo por las trazas Ante la veterania del Barcelona, al- gunos muchachos del Español se fundieron. Pero también se fundió Solé, que antes era la clave de los éxitos de la línea media, y ahora lo venía siendo de la delantera. Y ahora que es interior, como antes que era medio centro, cuando no acierta Solé no puede jugar bien el equipo. E n mala postura queda. ahora el Español para aspirar al título de campeón de Cataluña, en el partido que todavía ha de celebrarse en las Corts. Dentro del tono gris del partido no jugó el Barcelona. A él y a su delantera le debimos lo poco que nos animó a sacar las manos de los bolsillos para aplaudir. N o j u gó Zabalo. Actuó A r o c l i a de medio centro, siendo el mejor equipo por su entusiasmo como siempre y también por su juego, que ya nos pareció el de un buen medio centro. Eso lo ha aprendido presenciando el match de H i g h b u r y por lo visto. Discreto también en sus jugadas personales, pero muy bien conduciendo l a línea Fueron autores de los goals Goiburu y Ramón en los primeros diez minutos de l a segunda parte, y S a m i tier a los treinta y tres, minutos. Arbitró Llovera bastante bien y formaron los equipos: Barcelona: Nogués; Saló, A l coriza; A r n a u Arocha, Castillo; Piera Goiburu, Samitier, Ramón y Pedrol. Español: Florenza; Saprisa, Moliné; Cristian, Layóla, Pausas; Prat, Besolí, Edelmiro, Solé y Juve. -Ors. perseguir a los delanteros cántabros como a vigilar al propio guardameta. Los areneros, más rápidos, mantuvieron el cerco de la meta santanderina, pero con escaso resultado por la espléndida actuación de Sola y sus defensas, quienes en todo momento mostraron hallarse en gran forma. Sobre todo Sola hizo alarde de colocación y estilo, destacando entre sus intervenciones una estupenda parada por alto a un tiro i n esperado e intencionado de Calero. E n uno de los contados ataques santanderinos Cisco remató a las mallas- -primer tiempo- -una combinación bien llevada por todos los delanteros. S i n embargo, en una tarde normal, Zarraonandía no hubiera dejado pasar un balón, que tuvo tiempo para detener. Dada esta inseguridad del portero, los areneros tuvieron suerte, puesto que los santanderinos no atacaron con decisión. Todo el grupo arenero estuvo pendiente de las pocas intervenciones de su portero, en las cuales la pelota se le escapó de las manos, proporcionando los sustos consiguientes. E n el segundo tiempo llegó el empate por obra de Menchaca, que recibió un bien calculado pase de Calero- -que brilló en el segundo tiempo por su juego eficaz- -para convertirlo en goal. E l Racing fué desfalleciendo, y terminó por desinflarse al marcar Calero el segundo tanto, de un tiro dirigido al lado opuesto, en el que estaba colocado Sola. Desde entonces el Racing se dedicó exclusivamente a l a defensiva, pero a pesar de ello, Emilín aprovechó juna, oportunidad para fusilar el tercer tanto, rematando un buen pase de Calero. E l Arenas debió ganar por mayor margen, puesto que dominó constantemente. E l arbitraje de Melcón muy desacertado. ¿Cuándo aprenderán nuestros arbitros a distinguir entre cargas ilegales y aquellas otras varoniles, perfectamente reglamentarias? E l error de apreciación marcó eí grado de fracaso de Melcón, arbitro internacional. Equipos. R a c i n g S o l a Ceballos, Mendar o Larrinoa, García, Ibarra; Santi, Loredo, Télete, Larrinaga y Cisco. Arenas: Zarraonandía; Llantada, A r r i e t a Cilaurren, Fernández, Gerardo; Saro, García, Calero, Menchaca y Emilín. SEGUNDA DIVISIÓN SE D E S T A C A E L T R I U N F O D E L B E T I S SOBRE E L SEVILLA El O v i e d o al vencer al Celta, continúa siendo el leader de clasificación. Resultados Athletic de Madrid- Castellón Sevilla- Betis Murcia- Sporting de Gijón... Coruña- Cataluña Oviedo- Celta hasta el mismo Bracero, de quien, habida cuenta de tener enfrente al veterano Tenorio, se podía esperar algo que justificase l a nombradía adquirida en recientes encuentros amistosos. Unicament e los extremos Vantolrá y Brand hicieron buenas jugadas, con las i n termitencias naturales, dada la mala inteligencia entre una y otra línea sevillista, separadas por un vano, donde se movieron a su antojo los xivales. Culpable del fracaso merengue: Abad, torpe, concibiendo siempre equivocadamente el juego y descolocando a sus alas, a las que obligó a realizar un esfuerzo infructuoso. Por oposición, la línea media hética sirvió convenientemente a su vanguardia, que se desenvolvió a gusto, con perfecta trabazón, mereciendo un más crecido tanteo favorable, ya que línea por línea y elemento por elemento todos y cada uno de los héticos fueron superiores sobre el terreno a sus r i vales. Destacó en el once de Sampere T i m i m i quien por velocidad burló a sus adversarios, centrando magníficamente sobre la puesta de la 2- 0 2- 3 4- 1 3- 0 4- 1 Clasificación de Ja segunda división J G. E P. F C. P. Oviedo F C. Betis Balompié Murcia F. C Athletic de Madrid Deportivo Coruña... Sevilla F C Sporting Gijón Celta de V i g o Deportivo Castellón Cataluña F C 3 o o 13 5 321095 320185 320187 320176 310265 310265 3 1 0- 2 5 10 3o1247 300329 3 6 5 4 4 4 2 2 2 1 0 Betis Balompié, 3 Sevilla F C 2 Sobre el campo superlativamente adverso de su secular rival, el Betis obtuvo en la tarde del domingo señalada Victoria, que le s i túa en posición magnífica como aspirante al primer puesto de la competición liguera. E l triunfo no fué fácil, pero sí merecido, por persistentemente buscado. Decisión, entusiasmo, ganas de ver al meta sevillista el blanco de los ojos, hubo en el adelante bético, que aún pudo marcar algunas veces más de haberle ayudado la suerte, por esta vez esquiva con los blanquiverdes. Ño quiere decir esto que el Betis hiciese un gran partido. Más, mucho más juegan los finalistas del último campeonato de España, quienes para vencer el domingo actuaron simplemente bien, en conjunto. E n cambio, del lado sevilli- fta, bien poco hubo digno de señalarse como aceptable. L a delantera merengue, falta del oportuno y necesario servicio de su línea intermedia, donde Abad era, no ya nulidad, sino elemento negativo, no ligaba el ataque en forma conveniente, señalándose por su descolocación y. desaciertos Ramos, Campana! y Arenas, 3 Racing de Santander, J Bilbao. Durante casi todo el partido el Racing se mantuvo a la defensiva. Sus escasas correrías no le dieron buen fruto más que en una ocasión, a pesar de que el domingo Zarraonandía tuvo una de sus peores tardes. S i no le metieron más que un goal, fué porque les santanderinos se acercaron pocas veces y la defensa, viendo el desmflamíento de su portero, se dedicó también a Modelo áe jaula para espectadores exaltados.