Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, J U E V E S 24 D E D I C I E M B R E D E 19 31. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 28 a parte superior, y de la partícula re, en el inferior. Con ello logra el autor de tal sistema, según explicó, la representación morfológica del ochenta por ciento de los vocablos del idioma castellano en forma sumamente abreviada, lográndose grandes velocidades. A l término de su conferencia solicitó el Sr. Mhartin que su sistema fuera editado por los ministerios de la Guerra y Marina, para ser repartido en folletos por todos los centros y unidades militares de España, sin lucro alguno para su autor, que se consider a satisfecho con el honor de ser aplicado el sistema. Fué muy aplaudido. dero, se halla resuelta a quedarse para siempre con las novecientas plumas, denuncio a! Juzgado lo sucedido, para que, conociendo la magnitud de mi desgracia, proceda en consecuencia... Por su parte, la acusada jura y perjura que no ha recibido tal dinero. Vamos a cuenta y echa la galga, que no hay que correr... Es cierto que estuvo en mi casa de Torrejón durante algún tiempo, y cierto que me entregó varias cantidades; pero éstas eran el pago del pupilaje... L o de las mil del ala es un cuento tártaro, si no una fantasía morisca... ¿Por qué, de cuándo acá el señor iba a darme mil pesetas para que las guardase? ¿Soy yo acaso su administrado L a escuela única ra? ¿Además, que de dónde habían de ven i r l e a l desgraciado... ¡Mil pesetas en esPor la Sección de Pedagogía del Ateneo se tos tiempos... ¡Cuando hay quien no come ha celebrado una sesión en aquel centro, sohuevos por no tirar las cascaras... ¡Me bre La esniela única. hace gracia! ¡Pero que mucha gracia! Hablaron el inspector de primera enseñanza Sr. Samuel, que hizo un comentario ¿Quién tiene razón? ¿E l denunciante, que de ia nueva Constitución republicana en el llega hasta la Audiencia pidiendo, insistente, orden aeducación. T r a t a d e los gastos que su dinero, como el prestamista de Los intesupondría l a implantación de la escuela reses creados? ¡única. ¿L a procesada, que, segura de su inocencia, echa la petición a broma? E l Sr. Alonso García sostiene el criterio de la incompatibilidad entre la escuela úniPara el fiscal, quien no duda un momento ca y el Estado capitalista, y manifiesta que de la existencia del depósito, constituye el el fracaso de los niños en la vida obedece hecho un delito de estafa, por el que debe más que a causas económicas a motivos de imponerse a la acusada cuatro meses y un cultura. día de arresto mayor. Por último hace uso de la palabra el seMenos crédulo el Sr. Huerta Calopa, aboñor Albiñana Mompo, que afirma que el gado de oficio en este asunto, rechaza, no problema, más que de escuela primaria, es ya lo de la entrega del dinero por el denunde clases directoras. Arremete contra la Peciante, que esto, sin recibo ni documento aldagogía en España. Después ataca el monoguno de garantía, le parece sencillamente polio del Estado en la enseñanza, y cita fraabsurdo, sino hasta la posibilidad de que un ses de Clemenceau, en las que se protesta jornalero que apenas si ha cumplido los contra el hecho de haber desterrado a Dios veinticinco años de su vida, pueda ahorrar de las conciencias, para luego imponer el mil pesetas en estos tiempos que corremos. Estado- Dios, lo que resulta antiliberal en- -P e r o aunque cosa tan difícil se hubiera sumo grado. logrado- -decía- -en los delitos contra la propiedad, y especialmente en aquellos que tuvieron por objeto la substracción ái alguna las distintas modalidades LOS T R I B U N A L E S cosa ajena en dicha clase de delitos, es que puede acusar de todo punto indispensable acreditar la preDE JUSTICIA existencia de las cantidades o efectos substraídos; porque sin tal requisito sería siemEn la Audiencia pre imposible l a condena del presunto c u l pable, por no estar debidamente justificada la perpetración del hecho punible que diera E l huéped acusa a su p a t r o n a de h a b e r l e origen al procedimiento... sustraído unas pesetas No consta, pues, que el denunciante huM a d r i d 23. E n el caso que ayer se planteó biera poseído el dinero que reclama, como ante la sección cuarta de lo Criminal, debería consta, por ejemplo, que la procesada posee preceder a la sentencia que se dicte una deen su establo algunas vacas... claración de paran dura. Porque, o lo es E n opinión del Sr. Huerta procede, pues, la procesada la que niega con tesón de absolver a su representada... -Manuel Terhaber recibido las m i l pesetas que el decero. nunciante asegura, puesta la mano sobre el lado izquierdo del pecho, que la entregó al instalarse en su casa en concepto de huésped, allá por el mes de abril del año 1928, o lo es su antiguo pupilo, por faltar a la verdad e intentar que le devuelvan un din, eto que jamás ha poseído. CUKA llADJCALMENTE- -Y o- -d e c í a en su declaarción- -había enESTOMAGO E I N T E S T I N O S íregado a m i patrona, en Torrejón de A r doz, la suma total de mis ahorros: m i l pesetas, que reuní a costa de fatigas y sudores... E n cierta ocasión pedí a m i cajera veinte duros, y, en efecto, me los entregó... Quedaban, pues, si Pitágoras no era chapucero, novecientas Icandras, con las que proyectaba... ¿Para qué voy a decirio? Pensaba muchas cosas. Hasta casarme! Pero, cátate que un día, próxima la fecha de mi matrimonio, se me ocurre pedir la devolución de aquel dinero. Y me lo niegan. Insisto por las buenas, haciendo ver a mi patrona que el depósito de pesetas es sagrado, y que con él, ni con las prendas de vestir, se debe ni puede jugar, y pierdo lamentablemente el tiempo. Ruego, imploro, amenazo, y cuando persuadido de que todo es inútil, porque la señora, traga por las- trazas, más que un sumi- UN MANIFIESTO DE LA ACCIÓN NACIONAL FEMENINA DE Cuenca 23, 7 tarde. L a Asociación Femenina de Acción Nacional ha publicado, un manifiesto, dirigido a las mujeres católicas de la provincia, en el que dice que, obligadas por las críticas circunstancias de la hora presente, llegan al estadio político, enviando un saludo a todas las mujeres católicas. Dicen que es tenaz la campaña de las masas revolucionarias contra las derechas españolas, que las vienen agraviando sin descanso n i respeto a sus más caros sentimientos, atacando los fundamentos del orden social y las gloriosas tradiciones. H a y que oponerse a esa campaña con la unión, exigiendo plenitud de derecho y dignidad de conducta; de lo contrario, habrá que resignarse a v i v i r oprimido o huir avergonzado. H a y que defender l a Religión, la Familia, el Orden, el Trabajo y la Propiedad, y por eso la mujer se incorpora a la política sin personalismos, y no con los que reparten merced, sino con los perseguidos, infiltrando la democracia cristiana y propugnando el reconocimiento pleno de la libertad de la Iglesia, haciendo necesario un Concordato que asegure la paz religiosa y la igualdad jurídica efectiva de los ciudadanos ante l a ley. E s necesario también la libertad de A s o ciación, de enseñanza, de profesión, el i r contra el divorcio vincular, contra la equiparación de la legitimidad de los hijos, los derechos de los padres de dirigir su educación e instrucción. Manifiestan que acatan el régimen vigente, colaborando, según su ideología, luchando dentro de las leyes por la justicia. Aspiran a hacer política de sano feminismo cristiano, con el fin de reivindicar los derechos que corresponden a los ciudadanos, así como a las inadres y esposas obreras. c NECR TIC 1 AS OLOG! CAS E l entierro de A r n a l d o M u s s o iini Milán 23, 7 tarde. E l entierro de A r n a l do Mussoiini ha constituido una de las manifestaciones de duelo más impresionantes habidas en Milán. Toda la ciudad tributó al presidente Mussoiini con tal motivo demostración de afecto y simpatía. Se suspendió el tráfico durante el paso del cortejo fúnebre y en la mayoría de las casas comerciales se cerraron las puertas. E n todos los mástiles ondeó la bandera nacional a media asta. A las diez de la mañana fué sacado el féretro que encerraba el cadáver de la redacción del Popólo D Italia y que había sido convertida en capilla ardiente. E l presidente Mussoiini había pasado la noche en una habitación contigua a la en que se hallaba el cadáver de su hermano. E l féretro fué llevado a hombros de los redactores del citado periódico hasta la iglesia de San M a i eos, que dista una milla de la redacción del periódico. V a r i o s coches seguían el cortejo llenos de coronas y flores. U n gentío enorme figuraba en el cortejo, siendo también muchísimas las personas que presenciaron su paso. Frente a la iglesia hubo el ritual consistente en que el nuevo secretario del partido fascista hiciese la tradicional llamada: Camarada Arnaldo Mussoiini contestando la muchedumbre presente. -United Press. PASTILLA DUITA LA S LA PRIMERAS, JNIWABLB
 // Cambio Nodo4-Sevilla