Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Traducíamos ayer una opinión de Franck M. Carruthers, sobre la carga en fútbol. Mr. Carruthers- -un gran crítico de Londres- -ha escrito Yo la prohibiría en absoluto como finalidad destructiva. Nosotros nos sentimos mucho más ingleses que los ingleses, que en estos momentos piensan en que la carga debe ser suprimida o, cuando menps estudiada Parece indudable, en efecto, que un juego basado en una operación de energía, puede impedir el desarorllo perfecto del jugador erudito; del jugador hábil, en escamoteos del esférico. Pero en todo caso, el fútbol sin carga está dando versiones en algunos países -pirotecnias ridiculas- -que no tienen gran cosa que ver con el fútbol genuino. Se está llegando a un fútbol de. circo; -a ese fútbol, que hasta hace un mes practicaba en los escenarios de music- h 9.ll el difunto Rastelli. Hay una segunda razón para que los ingleses mantengan su juego clásico: una razón conservadora, una razón de solera, imprescindible en lo más fundamental del sport. Los ingleses deben seguir mostrándose impermeables a todas las versatilidades y a todas. las interpretaciones del momento. Queda algo todavía a favor de la carga. Queda la nobleza del juego, que puede hacerse a base de la carga y que es muy difícil ofrecer sin ella. Al jugador se le colocan en los flancos válvulas de escape, para que desfogue por ellas el sobrante de su energía y hasta la irritación desorganizada que, en ciertos momentos, pueden producirle las incidencias del juego. El jugador del borseguí exclusivamente, lanza casi siempre por su vehículo único de fútbol, por la bota, todo lo que debiera salir- -si tiene que salir- -de una manera más caballeresca, más sportiva y, sobre todo, menos hospitalizante. ¡God save... la carga! Algunos clubs de la segunda división de la Liga creen, probablemente, que en la primera división todo es de color de rosa y todo tiene irisaciones de nácar. Pequeño error. Y ahí va un ejemplo: En el match jugado el domingo último en Vitoria, entre el Deportivo Alavés y el Donostia, se recaudaron 1.000 pesetas, según la Prensa del Norte. Deduzcamos de esta suma el veinte por ciento por impuestos, publicidad, etc. -que no es mucho deducir- y nos quedan 800 pesetas. Una factura: 650 pesetas de arbitraje, Y nos quedan 150. Otras facturas: Gaseosas, algodón en rama, embrocación, lavado de ropa, etc. Y no nos queda nada. Tómese nota, y archívese. Se está jugando estos días en Nueva York la partida de bridge más importante del mm- do. El Sr. Cidbertson, con su equipo, contra el Sr. Leng, con el suyo. La apuesta es de 25.000 dólares, que arriesga el Sr. Culbertson, contra 000 dólares de su adversario. Dos tácticas distintas de juego en la descomunal batalla, a 150 roberts. Cidbertson emplea la approaching forcé; Leng, el sistema gradual. La partida se desarrolla en el hotel Chatham, alquilado por los dos magníficos faraones del bridge. Una gran muchedumbre paga sumas fantásticas por el derecho a contemplar el juego. Comenzó éste el día 8 del actual, y se desarrollan cuatro roberts al día. En los primeros días, Leng adquirió una apreciable ventaja; pero en- estos momentos, Cidbertson, el de los 25.000 dólares, va por delante. Las incidencias de este match son inmediatamente unlversalizadas por radio. Un equipo de ingleses ha desafiado a otro de americanos, a 300 roberts, por el título mundial. ¡A todo esto se ha llegado en bridge. -J. M BOXEO Detalles del combate SchmelingWaJker en proyecto L o que d i c e J o e Jacobs EAMON TKIANA. (CARICATURA POR CEBKIAN) Nueva Y o r k 23. Joe Jacobs, manager de M a x Schmeling, ha firmado un contrato con el promotor del Estadio de Chicago, N a taniel Lewis, para que Schmeling luche contra M i c k e y W a l k e r en Chicago, en marzo próximo. E l contrato es válido únicamente si la legislación del Estado de Illinois, antes del día 25 de enero, modifica la ley sobre el boxeo, permitiendo encuentros de quince asaltos. L a actual sólo autoriza los de diez, que fué el número de los habidos en el célebre encuentro entre Dempsey y Tunney, hace cuatro años. Jacobs ha dicho que después de este encuentro el púgil alemán se enfrentará, bien contra Jack Dempsey o bien contra Jack Sharkey. -United Press. El equipo del Madrid tiene su río Gua diana- -se oculta, desaparece y sale de nue vo- -en Monchín Triana. Triana se desprende del fútbol para entregarse a sus es- indios; y el silencio le envuelve durante algiín tiempo. 5 Hasta que, en un momento de apuro, alguien recuerda que Monchín Triana era un erudito del cuero y que quien tuvo tanta, algo ha de tener todavía. Entonces se le busca, se le convence, se, le prueba con alfileres unos trajes de entrenamiento y Monchín Triana, al palenque de nuevo... El pone siempre una buena ráfaga dé. vctcranla- -como el domingo, en Valencia- entre el juego de sus compañeros, nuevos para él casi siempre. ni Línea de la Sierra ÓMNIBUS SAÜRBR Sevilla- Aracena- Cortegan a- Rosal SERVICIOS DIARIOS ÓMNIBUS D E DION BOUTON Oficinas: Adriano, 22. Teléfono, 25339. Lincas de Sevilla a Alcalá y Sevilla a Carmona. Salidas: Puerta de Jerez, jardines de Cristina. Oficinas: Almirante Lobo, 18. Teléfono 22680. Servicio regular de ómnibus entre Utrera y Alcalá de Guadaira, con enlace para Sevilla. Horario para el servicio de invierno. Salidas de Sevilla, Almirante Lobo número 18 (Puerta Jerez) para enlazar en Alcalá: 12,30 tarde, 6 tarde, 8,45 noche. Salidas de Utrera, plaza de la Constitución, para enlazar en Alcalá: 8,30 mañana, 1,45 tarde y 7,15 tarde. Los domingos habrá un servicio especial, que saldrá de Sevilla a la 1,30 dé la madrugada, para enlazar en Alcalá. Precios: Utrera a Alcalá, 1,50 pesetas; billete combinado para Sevilla, 2,05. Todo el mundo sabe ya que el matcli Guhering- Carnera tendrá lugar en Berlín, Palacio de los Sports, el 14 de enejo pró- v ximo. Mucho más nueva es la noticia siguiente: E l organizador de la pelea es H a n s Breitentraeter, antiguo campeón alemán de todas las categorías, a quien Paulino Uzcudun detuvo en su carrera con algunas de sus más frescas galletas. ¡L o s buenos tiempos del vasco! Nekolny ha debutado en los Estados Unídos. Sensación. L e llaman ametralladora; hacen bien en llamarle así- -dice Joe Jacobs, el manager de Schmeling- -porque este mozo lanza sus guantes con más rapidez que Jack Berg, en el tiempo de su esplendor. P a r a el primero de febrero se ha organí zado en Cardiff el match L u i g i Quadrint, antiguo campeón de Italia de los plumas, con A l f Brown. A l liEíite de 56 kilos 5 0 0
 // Cambio Nodo4-Sevilla