Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-ja E L TRAJE D E N O V I A D E XlfXE W O R T H temible insulto. ¿Comprenden ustedes ahora? ¿Y preguntan con el corazón oprimido si habrá triunfado este año e! traje de tarde? No quiero hacer esperar la contestación: tranquilícense ustedes, porque ¡ha franqueado, victoriosa, la última valla. (Hablaremos primero de las túnicas, en verdad interesantes. Son. más largas que las del. año pasado, ouesto que dejan ser menos falda; son desiguales, un lado m á s corto que- el otro, plegadas o cortadas en forma, conservando la espalda recta para afinar la silueta. Las telas que se emplean con- mayor éxito son sedas pesadas, con dibujo, brochados o terciopelos, siempre de un solo color. Bonitos bordados orientales se destacan sobre fondo obscuro; crespón chino con dibujos, reproduciendo los antiguos y gripur gordo; las de éste encaje se ponen sobre vestidos lisos de seda obscura. Los colores preferidos serán los violeta, azules y ocres. Los cuellos se presentan más altos, menos cómodos, porque envuelven la garganta indolentemente. He aquí el problema para muchas mujeres indecisas: llevar lo que es nuevo, o solamente lo que favorece. Para mí no exis te el dilema: la mujer debe embellecerse con el traje. Las mangas tienden a acortarse, resultan más de vestir, más graciosas, bichan con las mangas ceñidas y largas, sin que unas venzan a las otras, porque todas tienen fervorosas adictas. E n cuanto a la cintura, no la marquen demasiado alta, escuchen la voz de la naturaleza; el cinturón estrecho con hebilla tiene tantas partidarias como la banda de terciopelo. Uno de los más conocidos nombres de la: moda ha realizado