Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. D O M I N G O 27 D E D I C I E M B R E D E ig ft E D I C I Ó N 3 D E ANDALUCÍA. P A G 30 U N A ENCÍCLICA D E L PAPA E N CONMEMORACIÓN D E L X V C E N TENARIO DEL CONCILIO D E E F E S O í toridad superior a l a del Papa. Contra esta persona de Celestino I, hace quince siglos, grave objeción, Pío X I expone argumentos en admirable concordia proclamó el más incontrovertibles. Los legados pontificios del grande privilegio de l a Santísima V i r g e n Concilio de Efeso recibieron del Papa Cesu divina maternidad. lestino la orden precisa de no poner a dis E l Papa augura que un día volverán los cusión nuevamente el acuerdo del Sínodo, disidentes al centro de unidad y se proster 4 por considerarla ya juzgada y definida por narán con él delante de la M a d r e del R e la Sede Apostólica. L o s legados pronundentor, que al mismo tiempo es M a d r e cian, por boca del sacerdote Felipe, palabras nuestra por habérnosla ya dado Cristo en Ciudad del Vaticano 26, 8 noche. (Crónicon que se expresa solemnemente al P r i el momento de morir, mientras estaba penca telegráfica. E n conmemoración del X V mado romano la sentencia proclamada por diente en l a cruz centenario del Concilio Ecuménico de Efeso, el Papa Celestino, pidiendo la aprobación de Hace por último Pío X I un conmovedor ha dirigido el Santo Padre una Encíclica a todos los Padres, que admiten y aplauden llamamiento a los hermanos de l a Iglesia todo el orbe católico, que, según el uso de l a las palabras del Pontífice, a quien llaman oriental. curia romana, se titula Lux veritatis, prime Custodio de la F e E l l o s también veneran a María como ras palabras de dicho documento. Pasando después a tratar de la condenanosotros, ellos que durante tantos siglos se Después de recordar los dos Comités forción de Nestorio, los asistentes al Concilio mantuvieron unidos en la Sede Apostólica, mados en Roma para la celebración de este se declararon obligados por los sagrados cáy que en el Concilio de los Mosaicos, de l a santo acontecimiento, y de congratularse de nones y por la definición ya dada por el Basílica liberiana, celebraron el triunfo de los trabajos realizados durante el año que obispo de Roma. María. está a punto de finalizar, el Papa dice que E l Pontífice, queriendo dejar un recuerdo P o r tanto, 110 se condena de nuevo en quiere tratar este importante suceso, para de la celebración del centenario del Concilio Efeso, sino que se ratifica la sentencia del coronar dignamente las fiestas centenarias. de Efeso, establece para toda l a Iglesia el Sínodo, es decir, la que el mismo Celestino Añade que tiene l a firme confianza que oficio y la misa de la Maternidad de María. había pronunciado. si sus palabras son meditadas, no sólo lleL a Encíclica lleva fecha de l a Fiesta de Demuestran estos argumentos valiosísi- ¡varán gran consuelo a los católicos del munla Natividad. -Turchi. mos que, aun en tiempo de la herejía nestodo entero, sino que darán motivo a los herriana, era común en la Iglesia el reconomanos disidentes a considerar que l a Iglecimiento de l a autoridad suprema e infalisia romana ha sido siempre fiel depositaría ble del Papa. EL CONTROL OBRERO y custodia de la doctrina de Cristo, que aun E n el documento pontificio se desarrollan en los primeros tiempos del cristianismo se EN LAS INDUSTRIAS otros dos puntos acerca de la doctrina dedirigían a la Iglesia maestra, infalible y fendida y confirmada en el Concilio de verdadera, de todas las iglesias y comunidaInforme de la Federación de Efeso. des de Oriente y Occidente. E n primer lugar la unión de dos naturaleE n la Encíclica se exponen a continuaCírculos Mercantiles zas de Cristo en una sola persona. L a prueción los argumentos históricos y dogmátiL a Federación Nacional de Círculos M e r ba e ilustración de este dogma está tomada cos a los tres puntos doctrinales qu- 2 se encantiles y Asociaciones Libres de Comerde l a revelación contenida en la Escritura cuentran en la reacción ortodoxa a la hereciantes e Industriales ha acudido a la i n y en la tradición. E n ésta no se habla de jía de Néstor, y en el desarrollo del Conciformación pública abierta ayer en la comidos personas de Cristo, sino de una única lio de Efeso, que es la más bella y perfecta sión de Trabajo de las Cortes Constituyenpersona, ya que Cristo es llamado Hombre y confirmación: esto es que en Cristo hay dos tes, acerca del proyecto del ministerio de Dios al mismo tiempo; Hombre que nace, se naturalezas, la divina y humana, que están Trabajo y Previsión sobre el establecimienalimenta, padece y muere, y Dios que obra unidas en una sola persona divina, en unión to dei control obrero en las industrias. por su propia virtud los más estupendos m i hipostática. Y por esto, l a V i r g e n María es E l informe de l a Federación es, desde sus lagros. Madre de D i o s y al romano Pontífice le primeras líneas, francamente hostil al proEsta verdad ofrece ocasión a Pío X I en corresponde, por derecho divino, la autoriyecto, que reputa desdichado y peligroso paLux Veritatis para volver sobre l a unidad dad suprema e infalible en cosas de fe y ra los vitales intereses de la Industria. verdadera de ía Iglesia, que es cuerpo mísmoral sobre toda la Iglesia. E l control sindical obrero- -dice el i n tico de Cristo, asunto por cierto y a tratado También l a Encíclica desarolla el tercer forme- -por facilitar una hegemonía políticon gran amplitud en la Encíclica precedenpunto acerca del Magisterio Supremo del ca no repara en el sacrificio de las garantías te, Mortalmm Animus. Pontífice. q u e m a s pueden contribuir en el engrandeCon esto Pío X I repite su invitación paDespués de recordar el principio de la cimiento de España: los valores económicos ternal a todos los hijos disidentes, que con herejía nestoriana que hace quince siglos i n y los derechos individuales. los cismas y herejías antiguas y modernas tentó, como las anteriores, dividir la conE x a m i n a el informe del preámbulo del han rasgado esta mística unión, exhortáncordia y la unidad de la Iglesia universal, proyecto que pretende justificar una convehace ver- -citando copipsos documentos his- doles a volver ai único Pastor. niencia legislativa, mencionando países donFinalmente la Encíclica desarrolla un últóricos- -cómo en aquella gravísima situatimo punto referente a la divina maternidad ¡de el control advino en circunstancias especión toda la jerarquía cristiana reconoció la ciales y donde está confirmado su fracaso. de María. Esta verdad es corolario del dogsuprema autoridad del obispo de Roma. S i lo que se pretende- -añade- -es elevar ma anteriormente estudiado. E n efecto, Cirilo, patriarca de Alejandría, la condición del obrero, se pudo acudir a S i Cristo es Dios, aquella que lo ha enmaestro y defensor de la fe ortodoxa, desde los grandes, prestigios científicos universales gendrado debe ser llamada Theotocos, M a d r e el primer momento de l a aparición de la que, se muestran unánimes en su principio: de Dios. Y por ser Madre de Dios, debe esdoctrina nestoriana, se dirige al Papa Cecontribuir a l a organización científica del tar llena de todas las gracias y adornada de lestino I, según antiquísima tradición, para trabajo para establecer en bases firmes l a todos los privilegios. P o r esto nosotros deobtener del mismo la palabra segura y la mejora del obrero y el auge de la riqueza bemos venerarla, amarla e imitarla regla indiscutible antes de condenar el error. universal; pero nada de eso se ha tenido en Las objeciones de los protestantes al culto E l mismo heresiarca Nestorio, obispo de cuenta. H a predominado el ideal del anara María están resueltas claramente en la Constantinopla, reconoce implícitamente el quista Pierre Bernard, que lo concretaba Encíclica. E s más, el Papa se dirige a los supremo e infalible juicio de la Sede romaasí: A l introducir el ejercicio del control protestantes con paternal exhortación, para na, y escribe más de una vez al Pontífice, en las Empresas, los Sindicatos minan el que sigan el ejemplo de los católicos, invotratando de justificarse y de obtener su edificio patronal y obran como al poner un cando la protección de l a V i r g e n como meaprobación. cono de acero en el tronco de un árbol para diadora e intercesora cerca de Cristo. descuajarlo. P o r eso el control obrero no Entre tanto la conducta del Papa CelesHabla también de la filial adhesión por representa empeño propio de. hombres tino demuestra al mismo tiempo su firmeza los legados al Concilio de Efeso a l Papa, de trabajo, sino una finalidad comunista y y su gran prudencia. E l primer patriarca de Custodio de la F é invitando vivamente a revolucionaria, que tiende a un cambio de la Iglesia occidental, Cirilo, muéstrase i m volver al antiguo Padre común, que en l a los títulos de propiedad por l a coacción y la potente para decidir en cuestión dogmática violencia. tan grave, y entonces el obispo Nestorio se dirige a la autoridad pontificia. E l Papa Termina el informe que nos ocupa conTeléfonos de A B C en Sevilla entonces decide reunirse en Sínodo Romano denando el control por cuanto se aparta de para examinar diligentemente el grave asununa organización científica del trabajo y. de to, y con sentencia inapelable define la conDirección. 32.679 los beneficios legítimos que reportaría un dena de Nestorio. sistema gradual para retribuir l a mano de Redacción. 32.188 L a Encíclica recuerda las objeciones heobra y prefiere consagrar la ignorancia, l a indigencia y el hambre, prometiendo quiméchas por no pocos escritores antiguos y moricas venturas que sólo pueden ser cimentaAdministración. 32.689 dernos de que aunque el Papa Celestino hudas en el caos de una suicida revolución sobiese definido la verdad y condenado la hecial, y considerando al c o n t r o l coOficina: Calle Muñoz Olivé (antigua regía; no obstante, el Concilio de Efeso, mo un atentado contra la seguridad de E s discutiendo nuevamente el tema y pronunpaña y de la República. de Lombardos) i i 5 i ciándose sobre el mismo, demostró tener, au;