Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Y ya que estamos en los deportes polares, hablaremos del último salto del noruego Alf. Eugen sobre sus esquís. Alf. Eugen, que reside en los Estados Unidos desde hace tiempo, ha logrado en y Lake Placid un salto de Si metros batien- 1 do el record del mundo que él mismo poseía con 77 metros cincuenta. J. ¡Las alas en los pies! -J. M S e proyecta una modificación al reglamento Hablamos hace poco de la- gran partida de brigde que se disputa actualmente en Nueva York, La radio, como dijimos, unlversaliza inmediatamente las incidencias de este descomunal match de cartas; de este auténtico rascacielos del cambio de cartulinas: El personaje fundamental de la contienda- -como si dijéramos el principal Boy -Culbertson, interesante y pintoresca figura. Cubertson nació en Rusia, de padre americano y de madre moscovita. Arruinado por la revolución, se trasladó a los Estados Unidos; durante algún tiempo tuvo que entregarse a actividades tan modestas como el fregado de, platos en los restaurantes más humildes. El bridge ha sido para él la gloria y lafortuna. Se ha fabricado con este juego- -dice un periódico de Nueva York- -ingresos anuales, que desbordan muchas veces los 300.0000 dólares. El explota el bridge con la regularidad y el talento que Henry Ford explota el automovilismo. Esta suma fantástica- -tres millones y medio de pesetas, poco más o menos- -la consigue Culbertson jugando al bridge dando conferencias de bridge publicando maga zines de bridge enseñando a reyes y mag- nates a jugar al bridge En la actualidad, la Prensa norteamericana dedica. a Culbertson más espacio y más fotografías que a cualquier gran personaje del mundo; más que a Greta Garbo, por ejemplo. El mejor juego de Ely Cidbertson- -añaden los periódicos yanquis- -ha sido su boda con Josefina Dillon. Fué ella la que dirigió a Culbertson en los primeros momentos, organizándole el bridge copio una carrera. Josefina Dillon continúa, por su parte ¿dando lecciones de bridge Cobra alrededor de mil pesetas por hora y trabaja de ocho a diez horas todos los días. Josefina Dillon es una graciosa rubia, de ojos azules, tan fría como el hielo y tan competente y segura como una máquina de calcular Así es el bridge, y así es América. En Inglaterra, el cincuenta por ciento de los clubs de fútbol pierden dinero ahora. Es la crisis, señores. La Prensa da cuenta de la miserable situación de algunos de estos clubs, y añade: La obligación del Comité de Liga es proteger de la mejor manera posible a las víctimas del temporal económico. Y nadie duda que el Comité de Liga cumplirá con su deber En España, poco más o menos, ocurre lo mismo. Si no ocurre algo más grave. Y todo el mundo duda del Comité Nacional. Se sabe que el Comité Nacional no cumplirá con su deber. Pero algún día hablaremos, de esto con cierta extensión. L o s afree- kicks de l a r e g l a nueve, l i b r e de offsides L a Devon Country Foptball Association ha prcsejitado una proposición a la Internacional Board para la modificación de una regla. E n este sentido: N o podrá existir offside en ningún, free- kick lanzado por infracción a la regla nueve, que castiga la zancadilla, el golpe o el salto en foul de un j u gador. L a Devon Country Football Association opina que la regla actual favorece los sistemas desordenados de juego, de una manera especial en los foulds cometidos cerca del área de penalty; entendiendo que es demasiado grande la diferencia que existe entre una falta en el área de penalty y la misma falta cometida al borde de aquella. E l juego se hará más claro y más justo con la proposición de referencia. Con! a anulación del off- side en esta clase de free- kicks, el castigo será algo más rigu- roso de lo que es ahora, porque en la actualidad no pasa de ser un castigo teórico. Esta alteración fué ya sometida el año pasado a la Internacional Board; pero no pudo discutirse por vicios de tramitación. E l proyecto de Cataluña en estos momentos, con todos los requisitos burocráticos, merece, indudablemente, el éxito. KLEBER. (CARICATURA POR CEBRIAN) El equipo que representó a Budapest contra la selección madrileña no logró causar el efecto que se esperaba. Fútbol demasiado lento y excesivamente desprovisto de remate. Sin embargo, en el team extranjero hay algunos buenos jugadores, entre los que ha de citarse en primer lugar a Kleber, medio centro, que destacó netamente entre sus compañeros. Kleber se mostró incansable en la labor de destruir el juego enemigo y en la- de empujar materialmente- a los suyos hacia una- penetración que éstos no lograban luego. Unión D e p o r t i v a F e r r o v i a r i a 2; Nacional F C o Córdoba 26, 12 mañana. E n el Stadium América celebróse un encuentro de los pertenecientes al campeonato regional del grupo B entre los equipos locales Nacional F. C. y Unión Deportiva Ferroviaria. E l encuentro, que no resultó muy lucido, debido a la diferencia de fuerza, ya que la superioridad de los ferroviarios llevó la marcha del mismo, terminó con la victoria de ellos por dos tantos a cero de sus contrarios. Distinguióse por el Nacional la defensa y el meta Font, quienes cooperaron a que no aumentase el tanteo. P o r 3 a Ferroviaria, Tejada y el medio centro. E l arbitro tan sólo discreto. U n organizador de Boston ofrece a M a x Schmeling un combate con Ernie Schaaf. E l alemán cobrará el cuarenta por ciento de la recaudación, con una garantía mínima de 150.000 dólares. Eso dicen. Y sin embargo, parecen demasiados dólares para estos tiempos. E l gran corredor holandés de pista Jan Pignenburg ha aprovechado un domingo l i bre para tomar parte en una prueba sobre ruta organizada en E l Haya. Pignenburg ha demostrado que es un as sobre la grava también, venciendo en la carrera. Cubrió los 66 kilómetros en 1- 45- 10. El segundo, K. Rosson, invirtió 7 minutos más. N o está mal como ensayo. las aiiai s e escara Bisejcw aún coas M A L T Á R I 1 A Acaba de disputarse en Australia la carrera Warrambood- Melbourne, 264 kilómetros. Venció el campeón nacional, Matt Lynck, en seis horas 31 minutos, a la velocidad extraordinaria de 40 kilómetros 530 metros por hora. H a y eme adyeríj r, sin- embargo, que los corredores fueron favorecidos por un terrible vendaval de popa, que les permitió utilizar una multiplicación de sprinter: siete metros 32,