Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E l medio centro ovetense cortó y sirvió mucho en el segundo tiempo, y los medios alas, cumplieron. E l punto débil del Oviedo es la defensa, y dé ahí que el Sevilla, en una de sus actuaciones más desafortunadas, marcase tres tantos. 1 Un a d m i r a b l e r e g a t e d e V a n t o l r á E s t e j u g a d o r g r a c i a a s u a r t e se s a l v a de t o d o s los naufragios. L o s merengues, repetimos, jugaron un segundo tiempo desastroso. E n el primerq actuaron bien A r r o y o Rey, Ramos, Vantolrá y, á ratos, Campanal, Adelantado y Brand. ...4 Abad tuvo de todo, aunque- -digámoslo en justicia- -predominando lo aceptable. N o quiere esto decir que el Sevilla deje de preocuparse por buscar o t r o medio centro. L a defensa, mediana, y Eizaguirre descon- certado. Este guardameta, que iba para fenómeno, ha perdido su sitio sin causa aparente. L o s goals fueron así: Primero del Oviedo: Abad falló, una pelota, que recogió Inciarte, para dar un centro cerrado, que remató Galé de un buen cabezazo. Primero del Sevilla: Fusilado por Campanal, en avance personalísimo. Precedió al tanto un empujón del defensa contrario dentro del área. Segundo del S e v i l l a B r a n d dio un buen centro. Entró a l remate Adelantado, y falló. Campanal enmendó el yerro, colocando el balón contra la malla. F i n del primer tiempo. Segunda mitad. A los tres minutos, se- gundo goal del Oviedo: L a delantera realizó una combinación laboriosa, y Lángara eje- cuto un tiro de lejos, que sorprendió a Eizaguirre. Tercer tanto ovetense: A los siete minutos; otro avance de la delantera con balón recogido abajo. Inciarte se internó para batir te meta, Cuarto tanto de los mismps: A los once minutos, jugada personal de Lángara, que remató con fortuna de un tiro colocado. Y quinto de los forasteros: A los treinta y dos minutos. U n avance muy bonito de ía tripleta. A u t o r material del goal, Galé. E l tercer tanto del Sevilla lo remató, faltando un par de minutos para el final, A d e lantado, al saque de un comer. Cuando Meícón, que hizo buen arbitraje, silbó el término de la contienda, los aficionados tomaron a hombros a Lángara, a quien pasearon por el campo en triunfo. Y ahora recomendamos a los sevillistas calma. Esta grave derrota del club de sus preferencias les obliga a ser más circuns. pectos, única forma para que los elementos dirigentes se dediquen con tranquilidad a reparar el daño. -Antonio Olmedo. Equipos. -Sevilla F C. i E i z a g u i r r e Iglesias, Sedeño; Rey, Abad, A r r o y o V a n tolrá, Adelantado, Campanal, Ramos y: Brand. Oviedo F C Osear; Caliche, GoyosÁngel, Sirio, Chus; Inciarte, Gallart, Lángara, Galé y Polón. Cataluña, 2; A t h l e t i c i Barcelona 27. De tumbo en tumbo, los, clubs, y de decepción- en decepción los aficionados, el fútbol se va desplomando. P r o n to nos podremos contar con los dedos de la mano, y en los campos nos conoceremos como si fuésemos vecinos de un mismo rellano. A l Athletic madrileño- -nombre sonoro y evocador de gestas brillantes- -y el Cataluña que se había previamente reformado, no fueron a verle esta mañana en el Guinardó más que unos cuantos madrugadores, que querían aprovechar el sol y los chiquillos de la barriada. Poco interés despiertan- -ni a las diez de la mañana por lo visto- -estos partidos de la segunda división. Viendo actuar al Athletic nos pareció estar escuchando, una película parlante, con los dobles mal combinados. E l Athletic nos sugería, nos evocaba, nos invitaba a entrar, en el partido en la entrena del asunto; pero los dobles se retardaban, dejáadose oír como ecos y tuvimos que convencernos, enteramente desilusionados, que el Athletic estaba allí vestido como antes, pero mudo, aislado, solo. A este conjunto que presenta ahora el Athleto- -que como el Cataluña no se resigna a m o r i r- -n o se le hincha la camiseta al viento como al de antes. A aquél parecía que le empujaba el soplo más fuerte de E o l o a éste puede derribarle el céfiro. L e ha vencido el Cataluña, que es casi lo mismo. N o obstante, en puro sentimiento deportivo, más vale que estos clubs y los tantos otros que como ellos se encuentran, sigan viviendo como puedan, antes que declararse impotentes. Más carácter adquieren y más respeto se merecen en la adversidad. Nosotros aplaudimos al terminar el partido, y algunos espectadores nos miraron extrañados. Mucha gente aún no comprende estas cosas. Merecida victoria fué la del Cataluña. E l once ha sido modificado con bastante eficacia, y parece que, andando las jornadas, lie- gara a ser un buen equipo, modesto siempre, pero bueno. N o obstante y parecemos justa su derrota, y con todo lo cambiado- -tres en peor- -que encontramos al Athletic, creemos que este equipo es todavía algo mejor que el Cataluña, pues le opuso a éste, con todos sus referzos, una seria resistencia en la segunda parte, sin permitir que le marcara más goals, ni por casualidad, como fué uno de los que encajó en la primera parte. Algunas cosas vimos de Athletic puro en el once madrileño, y estamos seguros de que ellas son más abundantes en Madrid, ea donde el Cataluña hubiera perdido este partido sin remedio. Hemos de celebrar que el equipo de Gracia haya ganado, al fin, dos puntos, muy necesarios para su moral, y tiempo tendrá el Athletic para olvidar el disgusto de hoy, después de su victoria ante el Castellón. Sobre todo procurando que su delantera se anime más. Se marcaron los goals en la primera parte, entrados los dos primeros por Artigas, a los quince y a los treinta minutos. Diez m i nutos después Losada, de penalty, marcaba el tanto athlético. N o fué del todo malo el juego en la primera parte, dominando ligeramente el Cataluña. E n la segunda se ensució bastante, gritó mucho el público y el arbitro, Sr. Ledesma, que venía arbitrando deficientemente, cargó con las iras de todos. L o s equipos se alinearon de la siguiente forma: Athletic: Bermúdez; Corral, Pepín; A n toñito, Rey, Santos; Marín, Losada, Cuesta, Guijarro y del Coso. Cataluña: Cabo; Claudio, Ibáñez; B u r guete, Tomás, Flaque; L l u c h Artigas, C l a d. era, Burillo y Esteve. -Ors. S p o r t i n g de Gijón, 4; Betis de Sevilla, 1 Gijón. 28. E n el campo del Molinón, arbitrando Escartín, que estuvo acertado, se alinearon así, los equipos Spirtong: Sión; Quirós, P e n a Cantelh, M o r o Luisín; Adolfo, Avilesu, H e r r e r a P i n y Nani. Betis: Jesús; Jesusín, Tenorio; Suárez, Soladrero, A d o l f o T i m i m i Adolfito, V a l l i na, García de la Puerta y Pérez. Dominó el Sporting en el primer tiempo. E l primer. tanto local fué d e P i n de un tiro largo cruzado. Empató en seguida el Betis en briosa arrancada, que remató Adolfo. Luego el Sporting concluyó otro avance, con remate de H e r r e r a imparable, que fué el segundo tanto, y a poco Avilesu logró el tercero. E n la segunda parte, el Sporting se l i mitó a defenderse, a pesar de lo cual H e rrera, en brillante jugada personal, marcó el cuarto goal, que fué ovacionado. E n dos ocasiones Sión estuvo batido sin que hubiera un delantero contrario capaz de aprovechar l a oportunidad. E l partido fué interesante en el primer tiempo tan sólo. D e p o r t i v o Castellón, 4; D e p o r tivo C o r uña, 2 Castellón 28. E n un terreno resbaladizo a causa de los últimos temporales, jugóse este encuentro, alineándose así los equipos Castellón: R o c a Valentín, Folgueras; Pío, Guillen, Gómez; Ballester- Santaolaria, Montañés, Beltrán y Pascual. Coruña: R o d r i g o Sarasqueta, Alejandro; Frois, Feliciano, Fariñas; Torres, Triana, León, Chas y Diez. 1 E l primer tiempo fué muy interesante, j u gándose a gran tren, a pesar de las malas condiciones del campo. E l primer goal fué de Coruña, hecho por Triana, pero seguidamente el Castellón empató y logró un segundo goal, hechos los dos por Montañés. Los locales dominan luego, logrando Santao- laria el tercer tanto para Castellón, que esj muy aplaudido, y concluyendo así el pri- mer tiempo. i E n la segunda parte, los locales marcan al comienzo el cuarto goal, hecho por B e l- trán, y a partir de este instante el Coruña juega desesperadamente. L o s medios del Castellón fio jean, y los coruñeses dominan, hasta que en una melée Fariñas aprovecha y marca el segundo tanto. para J o s sayos 5 O s- s H t o u e si l a d i r e c t i v a q u e si tíl e n t r e n a d o q u e si Pepito, que si G u i l l e r m i t o ¡Lio. s i e r t o e q u e y a e m p i e z a O s e l i t o a a c o s t a r s e t e m p r a n o los d o m i n g o s!
 // Cambio Nodo4-Sevilla