Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
poseía en los años de su decadencia como amateur. L a copa D a vis terminó con un golpe- de teatro. Norteamérica había enviado a E u ropa un equipo de jóvenes, en el que- se habían puesto Jas esperanzas nmx. nr. tas: S i d ney Woocl, F r a n c k SLields, L o t t y Vari Ryan. U n a nueva generación de grandes jugadores, sin. la suficiente experiencia, pero con un brío- y una maestría que parecían inigualables. E n el torneo de W i m b l e d o n confirmaron su clase. N a d i e pudo contener la fuerza arrobadora de ios jóvenes americanos. Y a partir de aquel, momento se dijo, no sin cierta lógica, que los franceses tendrían que inclinarse ante los yanqivis- en la chaUenge round de la copa. Dábase ya como segura la victoria americana; y, sin. embargo, los americanos no pudieron, llegar ni a la challenge round porque ¿Inglaterra venció a los irresistibles en l a final interzonas. H e aquí los resultados- A u s t i n vence a Sidrtey W o o d -Franck Sbields vence a P e r r y L o t t y V a n R y a n vencen a Hughes y P e r r y P e r r y vence a W o o d y A u s t i n vence a Sbields. É s decir, que los jóvenes yanquis no lograron ia victoria sino en un match de simples y en el match de dobles, Quedaron para la final ingleses y franceses. Estos consiguieron por quinta vez ia victoria adjudicándose una vez más la f a mosa copa Davis. H e n r i Cochet hizo para ello un esfuerzo desesperado y sublime. Quien había sido eliminado estrepitosamente en Wimbledon se mostró en una forma nueva a la hora de defender el trofeo que corresponde a uno de los títulos deportivos más codiciados del mundo. E n la historia del lazan- tennis hay seguramente pocas hazañas que puedan compararse a la realizada por e ¡eciuipo de F r a n c i a en estos cinco años de victorias continuadas. Oxford versus CambridgeL a prueba deportiva más famosa del mundo, la que reúne mayores y más estrepitosas muchedumbres: la 83 regata O x f o r d Cambridge sobre el Támesis, terminó con una nueva victoria de Cambridge. Dos largos al llegar a la- meta. Cambridge confirma así su superioridad en remo sobre la Universidad adversaria, ya que ésta 110, ha ganado sino una sola vez desde i 920: el año 1923. E s t a gran regata es 3 a exaltación, más optimista y. más j u v e n i l de u n país intensamente deportivo, en el que las luchas de este género adquieren un tono caballeresco muy pocas veces igualado, J. MIQTJELARENA El fútbol en 1931 ¿Quién tendrá la culpa de ios males, que aquejan a nuestro fútbol? ¿L o s jugadores? ¿Las Federaciones? ¿Los públicos? L a organización? Probablemente hay intervención dé esos y otros muchos factores; pero, entre todos, se dibuja el descenso de clase que afecta a todas las regiones, a todos los Clubs, a todos los campos. L o s clásicos campeonatos, los de V i z c a y a Cataluña, Centro y Guipúzcoa, no dieron nuevos nombres para el futuro campeonato át España. L a lucha fué tan dura como en temporadas precedentes; pero la afición no se interesó como en concursos anteriores. Algún partido célebre (un Arenas- Athletic df Bilbao, por ejemplo) fué presenciado por un miliar escaso de espectadores. Y no se argumente que la l l u v i a fué un obstáculo, porque en V i z c a y a el barrillo y el agua no fueron nunca obstáculo para el desplazamiento de grandes masas de aficionados. E l M u r c i a el Valencia, el Sevilla y el Betis, eí Barcelona y el Español, el M a d r i d y el Athletic, el Donostia y el Irún, el R a e- ing cántabro, el Oviedo y el Sporting, el Celta, y e l Deportivo, han vuelto a clasificarse para eí torneo nacional próximo. P a r a ese campeonato de España, muy pocos nombres nuevos: el Imperial, de M u r c i a que ha conquistado el título de subeampeón regional con. un equipo rigurosamente amateur... pero; que sirve de vivero al M u r c i a que cuando lo. cree oportuno rompe la albura de los aficionados- imperiales para convertirlos en profesionales murcianistas. E n la segunda división, donde los equipos estaban tan igualados en la cabeza como en h cola, el V a l e n c i a el Sporting de Gijórt, el Sevilla y el Athletic madrileño llevaron la puntuación codo s codo, hasta las jornadas postreras. Entonces, los valencianos le arrancaron al Deportivo de Coruña, en R zor, un triunfo meritísimo, del que puede afirmarse que dependió su éxito. Y ef V a lencia pasó a la primera división por méritos tan deportivos como turísticos. Qtií. no hay que olvidar las dificultades de esas travesías por las rutas españolas, que son la más seria dificultad con l a que luchan los divisionarios de segunda. E l mejor conjunto nacional lleg. -S a l a final con relativa suavidad; y en el último trance, en ia pista de Chamartín, quiso la buena fortuna de los atléticos que sus r i v a les fueran los representantes del fútbol andaluz. E l Betis Balompié- -como antes el Sevilla- con una táctica propia y un estilo peculiar, fué u n rival fácil para los leonesde San Mames, P o r eso el campeonato nacional tiene esa breve historia, que se condensa, en tres palabras: Athletic de Bilbao. U n campeón auténtico y meritísimo y un 4 M Vino TracücionaP La tradición es ia ejecutoria de una marca de vinos. Es su título de nobleza. Varias generaciones de viticultores han acumulado su esfuerzo para dar a Codorníu su actual prestigio. Cada botella contiene la flor dei Vino a nejo, criado en cuevas profundas como corresponde a u n champaña. Espuma, bouquer y transparencia son tas divisas de su escudo. ¡Descorche C o d o r n í u L m i ITIT i. nmmrinir Tmtr
 // Cambio Nodo4-Sevilla