Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL ARTE ESPAÑOL DURANTE EL A Ñ O 1 9 3 1 dios para pinturas murales, labor italiana del siglo x v i Don Antonio Plasencia regaló dos obras de Roelas. Otra donación importante fué el legado de Santiago Rusiñol a la villa catalana de Sitges de su Casa- Museo, Cap- Ferrat, en la que se guarda, además de pinturas y esculturas, una magnífica colección de hierros artísticos y otros objetos de artes industriales; legado que tuvo triste efectividad con la muerte del pintor de los viejos jardines españoles, pintor- poeta, que convertía las pinceladas en estrofas de un lirismo romántico, suave y melancólico, tan al margen del vivir moderno. Y ya que de muertos hablamos, recordemos a Julio Romero de Torres, creador de un tipo de pintura y de un tioo de mujer qué, en el sentir de muchos, interpretaba con fortuna el espíritu del ambiente cordobés. También en el año último se apagó la vida del pintor Juan de Echevarría, que a su cualidad de artista unió la de excelente comentador en artículos y conferencias del arte moderno. Desapareció también monsieur Fierre París, director de ta Casa de Velázquez y gran amigo de España. E l gran humorista francés Luis Forain, que recientemente nos visitara representando a la Academia Francesa en el homenaje tributado a la memoria de León Bonnat por la de San Fernando, murió en París, sin dejar sucesor digno de él. E l Círculo de Bellas Artes celebró este año varias importantes E x posiciones, del Concurso Nacional de Pintura, Escultura y Grabado, para optar a los premios en metálico, premios de excepcional importancia en nuestra modesta vida social artística, otorgados por los señores y entidades duque de Alba, Ayuntamiento de Madrid, Bauer (don Alfredo) Cambó, conde de Cerragería, marqués de Luca de Tena, duque de Maura, D. Juan March- -que hizo otros espléndidos donativos al Museo Naval- duque de Medinaceli, marquesa de Pelayo, conde de Romanones, I Valentín Ruiz Senén y Diputación de Madrid. Lucharon con denuedo ios artistas, concurriendo con obras de positivo valor dentro de las tendencias más dispares, siendo lamentable que algunos nombres de gran prestigio se abstuvieran de concurrir. Destacaron entre lo exhibido obras de Juan Cristóbal, -Gutiérrez Solana, Roberto Fernández Valbuena, Moisés, Aguilar, Valverdé y de algunos otros. Hacer un repaso de las Exposiciones particulares que se celebraron en España durante el año eme terminó requeriría las páginas de un anuario voluminoso. E l afán exhibicionista es una de las enfermedades de nuestro tiempo, enfermedad de decadencia, de simulación y de envilecimiento de todo. A l lado de artistas de positivo valor exhiben sus obras gentes de una GOYA. RETRATO DEL GENERAL RICARDOS, QUE FIGURA EN E L LEGADO FERNANDEZ DURAN L año que ayer concluyó tuvo para el arte español días afortunados y horas trágicas. Fué, sin duda, el más movido del último medio siglo. Una ola inexplicable de vandalismo destrozó para siempre edificios, imágenes, retablos, bibliotecas de numerosas iglesias y conventos de M a drid, de Sevilla, de Murcia, de Málaga y de otras ciudades. También destrozó, si rio para siempre, sí para muy largo, el principio de autoridad... Una compensación providencial ha enriquecido nuestro patrimonio artístico, y aún ofreció a España museos completos. Tal ha sido, por ejemplo, la donación de la Casa de Sorolla, soberbio edificio, saturado de recuerdos del gran maestro valenciano; recuerdos de todas clases; de la categoría de reliquias- -el taller del pintor, con todos los útiles de trabajo dispuestos como él los dejara al ser cortada para siempre su vida artística- -y recuerdos consistentes en obras de gran valor, ejecutadas en diversas épocas de su fecunda existencia de luchador infatigable. Esta donación espléndida constituye uno de los ejemplos de mayor generosidad que se han dado en España, generosidad que hasta ahora no. ha sido correspondida por el Municipio madrileño dando a la calle en donde está emplazado el nuevo M u seo el nombre del artista. L a apertura en el Museo del Prado de las salas del legado Fernández Duran fué suceso extraordinario, que hay que señalar Con gran júbilo. E l Retrato del general Ricardos, La tormenta (mal llamada esta obra El coloso) La gallina ciega, El albañil herido y La ermita de San Antonio, obra de Goya; La Virgen can el Niño, de Van der Weyden; tapices, muebles, dibujos, etc. codo ello sería suficiente para formar un pequeño Museo de extraordinario interés. También tuvo el Prado otro donativo del Sr. Weissbefger, consistente en cinco estu- E UNA D E LAS SALAS D E L LEGADO FERNANDEZ DURAN, E N E L MUSEO D E L PRADO (l OTOS V MURO)
 // Cambio Nodo4-Sevilla