Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r A B C, S A A D O 2 D E E N E R O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 15 ¿Defraudar a ese espectador? ¡Entonces se tiembla por dentro, amigos! U n día recibí una carta de Enrique B o rras, brindándome su arte para una obra mía. N i siquiera había tenido yo aún por aquel entonces, la noche afortunad del. estreno de Proa al, sol. ¡Cómo la recuerdo a usted en estos momentos, Lola Membriyes, ¡madrina! a través del mar! Así fué cómo me atreví a leerle a Borras. ¿Qué pudiera escribir yo de este rasgo magnífico y generoso del excelso actor? ÁNGEL LÁZARO AUTOCRÍTICAS La diosa ríe T r a g e d i a grotesca, de E C a r los A r n i c h e s E l autor h a escrito acerca de ella esta autocrítica: Soy un autor de pretensiones comedidas y ninguna de mis obfas puede estar inspirada en un propósito trascendental. La diosa ríe no puede rehuir esa calidad. S i logra convencer a algunos ilusos de que el amor dichoso, si se alcanza en la vida, sólo puede alcanzarse entre almas qué caminan por el, mundo a un mismo ritmo, ha colmado m i propósito. H e pretendido lograrlo por mis habituales procedimientos, poniéndolos a tono con la marcha progresiva del teatro en cuanto me ha. sido posible. L e Hamo tragedia grotesca porque el conflicto que abruma al protagonista no le lleva a los límites trágicos de la desesperación, porque se trata de un alma vulgar y sencilla. Y nada más tengo, que decir de mi obra. L o que falta lo dirán los espectadores, y a ellos dejo esa tarea, resignado de antemano con la suerte que merezca. También de su interpretación por los artistas del teatro María Isabel hablará el público. Y o estoy sinceramente satisfecho de ella CARLOS A R N I C H E S Solera Comedia de Serafín y Joaquín A l v a r e z Quintero, que se estrenárá en l a próxima semana en el téatro F o n t a l b a Él joven e ilustre poeta Ángel Lázaro, autor de L a hoguera d e l d i a b l o que el lunes se estrenará en el Español. Caricatura de Sirio. ¡S i uno pudiera llegar a eso en el verso del diálogo! ¿Miedo? E l arte es largo ¡y, además no importa! dice Antonio Machado. U n poeta- -en verso o prosa- -puede salvarse en una escena, en una frase, hasta en un silencio... Pero cada vez que veo al pie de una taquil. a a un hombre o una mujer del pueblo, que ha estado trabajando todo el día y que por la noche va con su dinerito al teatro... La hoguera del diablo E l lunes 4 de enero estrena E n rique B o r r a s en el teatro E s p a ñol, el poema dramático, en tres actos y en verso, La hoguera del diablo, o r i g i n a l de Ángel Lázaro. Si un paisaje es un estado de alma, también un estado de alma puede ser un paisaje. Esto es, de un estado de alma puede surgir un ambiente, unos personajes, una comedia. Y me parece a m i que toda obra dramática que en el fondo no sea un poco de biografía espiritual, no tiene permanencia, originalidad, valor artístico en suma. Estado de alma y acaso también, estado de ritmo. Aunque el autor escriba en prosa. (Y a decía D Jacinto Benavente que sin ser poeta- -en verso o prosa- -no se puede ser autor dramático. Sé de alguien que, muchas veces, escribiendo, para tomar el tono de una escena, ha de ponerse a cantar. Pol- o baixo cantando... como el caminante solitario de Pondal. Quisiera hablar de L a hoguera del diablo lo menos posible, aunque me guste- -como se vé- -hablar a propósito de ella. H a y que prevenirse contra el crítico. Todo espíritu inteligente lleva en sí una gran fuerza de contradicción. P o r eso es natural que en tastas ocasiones el crítico contradiga los propósitos del autor declarados previamente. L o que más me halagó de cuanto la crítica dijo de Proa al sol fué que era un drama colectivo. Pero creo que tuve la. precaución de callarme en la autocrítica que eso era precisamente lo que me interesaba de aquella obra. ¿Valdrá, sin embargo, prender aquí y allá alguna llamada? E l motivo dionisíaco, el motivo satiresco de una flauta de afilador- -l a obra, en G a l i c i a pero sin vidiñas ni encántiños- ciertas alusiones misteriosas, ciertos símbolos y procesos subconscientes... Procurando buscar el camino más sencillo, porque el poeta- -creo ye; -ha de hacer de la cultura motivo de inspiración solamente, así la convierte en sabiduría el docto y puede convertirla en pedantería el erudito. Solera: madre del vino- -sangre de Cristo, jugo dé los campos, savia confortante y vivificadora, que alegra a los hombres, los acerca y los u n e- Solera: madre del espíritu, de la gracia en su más amplio y noble sentido, y del donaire y el salero, o sea la gracia en su acepción vulgar. L a solera espiritual andaluza cabría decir que es solera española. L a s grandezas y virtudes, los defectos y vicios de los andaluces son, en general, comunes a la mayoría de los españoles. N o creemos ser caprichosos al asegurar que Andalucía es una h i pérbole de España. E l alma andaluza se filtra en el alma nacional en mil formas y por mil caminos diversos, que si aparentemente pueden ser la guitarra, la copla, el arte, los toros, el vino, la luz, la gracia, l a alegría, etc. observando con mayor perspicacia se advierte que son asimismo manifestaciones de hondos y peculiares sentimientos: la pasión cegadora, que con igual r a pidez se enciende que se apaga; la protesta y la tolerancia instintivas, la piedad de- bilitando a la justicia, el sacrificio pronto... y cien características más de la tierra baja Decía Azoria- Juan Berchmans es como el agua, cristalina: rio se ve en el vaso en que está Serafín y Joaquín Alvares Quintero darán a conocer dentro de unos días, en él Fontalba, su nueva comedia de costumbres sevillanas S o l e r a cuya intérprete será Carmen Día. El estreno, anunciado para el sábado cíe esta semana, lia sido aplazado hasta la próxima bor enfermedad de la ilustre primera actriz del Fontalba.
 // Cambio Nodo4-Sevilla