Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. SÁBADO 2 DE ENERO DE 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 25. C D E LOS GRAVES D I S T U R- E L N U M E R O E X T R A ORDINARIO DE A B C BIOS O C U R R I D O S E N C A S T 1 L B L A N C O S E DE F I N D E AÑO A las once de la mañana de ayer se haL A D E T E N C I Ó N D E L I U E Z M U N I- bía agotado nuestro número extraordinario de fin de año. A pesar de que se habían P A L D E DICHO PUEBLO adoptado las medidas pertinentes a los aumentos de tiradas que en ocasiones semejantes se habían hecho, las demandas de ejemplares, sobrepasaron este año nuestros cálculos. Con la escueta exposición de esta ¡realidad creemos suficientemente registrado el éxito de dicho número y la acogida que el público nos ha dispensado. una vez más. Significamos a nuestros lectores nuestra gratitud por esta nueva y elocuente prueba de su identificación con A B C Cómo sufrió Ja Benemérita el ataque de sus agresores. Detención del juez municipal. E l general Sanjurjo, al tener noticias de los sucesos de Castilblanco, regresa a M a d r i d desde Zaragoza, donde se hallaba. Entierro del obrero muerto en Feria. Los guardias civiles, al confiarse demasiado, sufrieron Ja acometida de la turba que los asesinó Badajoz I, 7 tarde. Los informes recibidos por el capitán de 1 la Guardia civil instructor del sumario por los sucesos ocurridos en Castilblanco, confirman que éstos se desarrollaron en la forma descrita anteriormente. E l cabo y los tres números de la Guardia civil trataron de d i s o l v e r l a manifestación por procedimientos pacíficos. Aquélla estaba compuesta por elementos de la A g r u pación Socialista, capitaneados por su presidente, que enarbolaba bandera roja. L o s guardias v el comandante del puesto i n v i taron a los manifestantes a disolverse, y se confiaron tanto, que llegaron a establecer contacto con aquéllos. Pero, de improviso, un grupo, compuesto por más de doscientas personas, se arrojó sobre los guardias, disparando sobre ellos armas cortas. L o s criminales se ensañaron con los cadáveres de las víctimas. También emplearon instrumentos cortantes y contundentes, y después de dar con ellos en tierra, los acometieron, una vez muertos, con sus mismos machetes, destrozándoles los ojos, los dientes y la cabeza. L o s cadáveres fueron acuchillados, y machacados sus cráneos con piedras. se ha retrasado hasta que terminen algunas diligencias, las de autopsia entre ellas. A l cadáver de uno de los guardias le faltan los ojos. E l subsecretario de Gobernación llegó a Badajoz, saliendo inmediatamente para H e rrera del Duque, desde donde se trasladará a Castilblanco, para presidir el entierro de las víctimas de los sucesos. Terminación de la huelga en Badajoz Badajoz r, 1 mañana. Anoche, a las 1 doce, se dio por terminada la huelga. N o obstante, hoy lían continuado patrullando por las calles fuerzas de la: Benemérita. L a Prensa local ha aparecido, censurando enérgicamente al Comité de huelga, acusándole de los luctuosos sucesos ocurridos en F e r i a y Castilblanco. Piden se depuren responsabilidades y que se fijen los nombres de los principales promotores del m o l i miento. Anoche se suspendieron las fiestas organizadas por el Casino y otras Sociedades con motivo de fin dé año. E l gobernador civil marchó a Castilblanco para asistir al entierro de las víctimas. A F e r i a fué en representación del gobernador el presidente de la Audiencia y el fiscal para depurar responsabilidades. E n algunos establecimientos donde no acudieron los camareros el día de la huelga han sido despedidos. L a h u e l g a continúa estacionada en F u e n te de C a n t o s Nuestro querido colega La Nación acoge, con su proverbial compañerismo, en su edición madrileña de anoche, la aparición de nuestro extraordinario de ayer y tiene para Prensa Española, para l a memoria de su ilustre fundador y para cuantos trabajamos en esta casa, elogios muy sentidos, que agradecemos profundamente. Los términos en que ha Nación comenta bondadosamente el número extraordinario de Á B C, aun habida cuenta del culto que en la casa del colega se rinde a los imperativos de la convivencia profesional, exceden de las formas habituales para revelarnos su bien probado afecto, acreedor a nuestra cordial reciprocidad. L A RECEPCIÓN D I P L O MÁTICA D E P R I M E R O D E A Ñ O E N BERLÍN Berlin i 8 noche. Con motivo de la recepción de Año Nuevo, el nuncio, en nombre de los miembros del Cuerpo diplomático, ha dirigido al presidente del Reich una alocución, en la que dijo, entre otras cosas: E n los designios de l a Providencia corresponde seguramente a una gran prueba la crisis económica que ha servido para poner de manifiesto, con trágica insistencia, hasta qué punto son íntimos e indisolubles los lazos, económicos que unen a los pueblos entre sí. Lazos tan estrechas, que el bienestar de una nación cualquiera, ya sea vencida o vencedora, sólo resulta hoy concebible dentro del marco de cierta prosperidad general común al mundo entero. Lazos tan indisolubles, que l a ruina de una sola, nación haría sentir en otras muchas las consecuencias perturbadoras. Aleccionados y atemorizados, por la magnitud del peligro, los pueblos han reconocido la necesidad de llegar a una sincera inteligencia recíproca, y todos la desean mirando con ansiedad el nuevo año para ver en él la aurora de una nueva era de civilización, en la que no sea preciso por el progreso de la humanidad el armamento bélico. Llamados por la naturaleza de nuestra misión diplomática a ser los paladines infatigables de la paz, compartimos de buena gana este optimismo de los pueblos y deliberadamente queremos creer que las preocupaciones inspiradas en el bienestar de la. humanidad, tendrán la suficiente fuerza para imponerse a los inteneses de cada Estado. Abrigamos el convencimiento de que los hombres que rigen los destinos de los pueblos, guiados por los altos ideales de justicia y amor inseparables de toda política sabiamente inspirada, sabrán elevarse a un plano de noble y sincera solidaridad, que sirva de base para el renacimiento de la prosperidad económica universal y de l a completa pacificación de los pueblos. L a gran crisis económica ha marcado una profunda huella en Alemania, pero ha. Detención del juez municipal socialista E l capitán de la Guardia civil ordenó a su llegada l a detención del juez municipal, significado socialista, por haber intervenido en los sucesos. E l general Sanjurjo, en M a d r i d E l director de l a Guardia civil, Sr. Sanjurjo, se encontraba en Zaragoza, en donde asistía a una fiesta familiar. A l tener noticia de los dolorosos sucesos de Castilblanco, emprendió el regreso a Madrid, a. donde llegó anoche. Fuente de Cantos i r 9 noche. L a huelga planteada en esta ciudad, sigue su curso, no habiéndose producido incidentes de ninguna clase hasta ahora. Entierro del obrero muerto en Feria Badajoz 1, 7 tarde. Acaba de. celebrarse el entierro católico del obrero muerto en los sucesos fc Feria, Manuel Flores. Asistió numeroso público. Presidieron el duelo el presidente de la Audiencia, en representación del gobernador c i v i l el alcalde, socialista; el juez de instrucción, e! Comité de huelga y algunos familiares de la víctima, llegados de Feria. Clínica del doctor Morón. Sevilla. Operación de cataratas, estrabismo, glaucotm. etc. LOS mero OJOS DE LA O T E A -esta E l subsecretario de Gobernación a Castilblanco Ayer, a primera hora, marchó a Badajoz y Castilblanco el subsecretario de Gobernación, Sr. Esplá, para asistir, en nombre del Gobierno, al entierro de los guardias asesinados. E l ministro, que tenía intenciones de ir en persona, no pudo hacerlo por hallarse i n dispuesto. Noticias oficiales E n Gobernación facilitaron de madrugada las siguientes noticias L a tranquilidad es completa, habiendo terminado la huelga. En, Castilblanco se han practicado 34 detenciones, teniendo en sus trajes algunos de los. detenidos manchas de sangre. E l entierro de las víctimas de los sucesos B l a n c o y N e g r o publica en s u núdel domingo 3 del actual obra (de su interesante yer Molina, c o n c u r s o de ilustrada n o v e l a s c o r t a s) o r i g i n a l de José O l i artísticamente por Bartolozzi.