Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 5 DE E N E R O D E 1932. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 31. 1 NFORMAC IONES DE MADRID M a d r i d al día El discurso, no para jabalíes, pronunciaao en la Comedia por el ilustre hombre públicoD. Melquíades Álvarez, y el leído por el insigne director de la Escuela de Arquitectura, Sr. López Otero, al tomar posesión de su plaza de número en la Academia de laHistoria, fueron las culminantes notas dominicales. No faltaron los casi obligados e inevitables mítines, entre ellos uno de los ferroviarios, para meterse con las Compañías, y de paso con el ministro del ramo, que en estos casos no es 6 ¡e oliva. Jóvenes balonistas del Sporting de Gijón y del Athletic de Madrid fugaron en el campo de Chamartín, empataron a dos tantos, y el numeroso público, escasamente divertido, se volvió por donde había ido. La jornada del lunes se inició con el homenaje que anualmente se rinde a la memoria del glorioso Peres Galdós, depositando flores ante su estatua en el Retiro, avalorado el tributo esta ves con el concurso del insigne poeta Marquina. Fueron episodios mañaneros un alboroto de los llamados obreros sin trabajo, que se reúnen para manifestarse en la Plasa Mayor, y, la agitación estudiantil en la Universidad, en donde debía celebrarse un Consejo de disciplina por el Claustro, acto que no tenía la aprobación de los estudiantes y que, por tanto, no se pudo, celebrar. El jaleo no trascendió a la calle, acaso porque se habían destacado en ella los guardias de Asalto con sus porras. El Gobierno civil dio noticias de diversos incidentes motivados por huelgas declaradas en Vtílare jos y en Carabanchel Bajo. De política, regreso de ministros que estaban de viaje; reunión de todos en Consejo y comentarios y decires sobre los tristes sucesos de Castilblanco. Por la noche, banquete de gala al Cuerpo diplomático y al Gobierno y concierto de orquesta en. Palacio. Un estreno en el teatro Español, y otros de películas en varios cines. Llegada de los maestros cantores, no de Nuremberg, sino de Moravia, que vienen a deleitar a los madrües. El tiempo, un poco mejor, dentro de la gravedad. -Áemecé. E n Ja A c a d e m i a de la H i s t o r i a Recepción de D Modesto López Otero M a d r i d 4, 10 noche. E l domingo por la tarde se celebró el acto solemne de recibir en sesión pública a l nuevo académico e ilustre arquitecto, D Modesto López Otero. Asistió una numerosa y distinguida concurrencia. E l acto fué presidido por el duque de Alba, presidente de la Academia, ocupando sillones en el estrado numerosos académicos, entre los que estaban los señores marqués de Lema, Padre Zarco, A l t o laguirre, Melida, Merino, Redonet, Alemany, Gómez Moreno, marqués de San Juan de Piedras Albas, Asín Palacios, Tormo, Ibarra, Sánchez Albornoz, Castañeda, marqués de Selva Alegre, Prieto Vives, González Palencia, el académico electo marqués de Rafa, el honorario Sr. Cebrián los correspondientes señores García Sáinz de Baranda, Bauer y otros. Se hallaban también en la sala los señores Garnelo, Sánchez Cantón y conde de Casal. Abierta la sesión leyó el electo, Sr. López Otero, un elocuente discurso sobre el tema La técnica moderna en la conservación de msmvsr entos. Ej ipezó manifestando que no se hjabia tos, bajo la, dirección del Sr. López Otero. advocado a los estudios históricos, pero que Terminó dando la bienvenida al ilustre aceptó la designación por, comprender que director de la Escuela Superior de A r q u i había sido llamado para una labor auxiliar técnica. tectura, de Madrid. Dedicó luego un recuerdo a su antecesor en el sillón académico, el eminente geógrafo E l homenaje anual en recuerdo de Sr. Beltrán y Róspide, uniéndole en su meid o n B e n i t o Pérez G a l d ó s memoria a íos dos académicos arquitectos M a d r i d 4, 10 noche. Con motivo de cumseñores Fernández Casanova y Lampérez. plirse hoy el doce niversario de la muerte A continuación entró en el tema de su de D Benito Pérez Galdós, se verificó esta discurso, estudiando las fórmulas que se pueden emplear para la conservación de monu- mañana, a las once, ante el monumento enclavado en el Retiro a la memoria del ilustre mentos, ya consolidando o reponiendo sin escritor, el desfile de artistas y literatos, que alterar su traza. depositaron gran cantidad de flores, hasta E l recipiendario representó a España en dejarlo casi totalmente cubierto. la Conferencia organizada por el Instituto También tomó parte en el homenaje el de Cooperación Intelectual, de la Sociedad público, y, al efecto, durante la ceremonia, de Naciones, para la protección de edificios se congregó en los alrededores un enorme históricos, y hubo de referirse en su discurgentío. so académico a los postulados que entonces E l ofrecimiento literario del anual homese sentaron. naje corrió a cargo de D Eduardo M a r q u i Recordó la gestión del arquitecto M u y na, quien leyó una hermosa poesía llena de dembauer, creando el A r c h i v o fotográfico emotividad. de monumentos de Prusia, y ensalzó el auxiEntre las personalidades que acudieron a lio que prestan en este concepto de conserla ceremonia se hallaban el doctor Marañen, vación de monumentos la fotogrometría y la Danvila, Quintero (D Joaquín) Tapia, O l i grafosíática. ver (D Federico) Zamacois, M o r i y G u i Alabó las buenas cualidades del hormigón xol, por la Sociedad de Autores. armado para obras de consolidación, citanTambién estuvo la hija de Pérez Galdós, do elocuentes ejemplos en diferentes países y no pudjeron concurrir, por hallarse enfery en monumentos españoles. mos, D. Serafín Alvarez Quintero, y don Pasó luego a. tratar de la reposición de José Francés. elementos originales o anartylosis pro E l desfile de público ante el monumento pugnando también por el empleo del hormidel autor de El Abuelo fué muy considegón armado, y citando el ejemplo del Parterable. nón, convertido por los turcos en polvorín y destruido por los venecianos en 1687. U n herido gravísimo de dos p u Trató luego de la higiene de los monumentos, enumerando las causas que pueden ñaladas perjudicarles, y terminó ofreciendo las conquistas de la construcción a la gran ciencia M a d r i d 4, ro noche. E n la mañana del de la vida que es la Historia. dpmingo. se encontraba discutiendo con vaNutridos aplausos acogieron el elocuente rias mujeres que habitan en una casa de y erudito discurso del Sr. López Otero. la calle de Ministriles un individuo, llamaContestó al recipiendario el académico do Manuel González. Otro individuo, llade número D. Elias Tormo, que dedicó elomado Carlos del A m o intervino en la disgios a la labor profesional del Sr. López puta para defender a una de ellas, llamada Otero, y comparó la obra del arquitecto conConcha. Los hombres disputaron y salieron servador de obras históricas con la del paa la calle, donde Manuel González infirió a leógrafo, atestiguando los grandes servicios su contrincante dos heridas con un cuchique supone el dato arqueológico p á r a l a hisllo de grandes dimensiones. toria de los sucesos y las generaciones. DesLas heridas que padece Carlos del A m o pués hizo una alusión a la obra de la Ciudad fueron calificadas de muy graves. Universitaria, donde se da el caso de una adE l agresor fué detenido v pasS a fe o mirable colaboración de jóvenes arquitecsición del Juzgado. TM T r
 // Cambio Nodo4-Sevilla