Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SEGUNDA DIVISIÓN Cataluña F C Cabo; Claudio, Ibáñez; Burguete, Tomás, Flaquer; Almiñana, A r tigas, Burillo, Portugués y Esteve. DESPUÉS D E U N GRAN PARTIDO D E L EQUIPO ASTURIANO, E M P A T A N A DOS EL ATHLET 1 C. DE MADRID Y E L SPORT! NG D E GllON E l B e t i s a p u n t o de perder su p a r t i d o contra el Cataluña. O b t i e n e el O v i e d o una fácil v i c t o r i a sobre el Castellón. Resultados Athletic Madrid- Sporting Oviedo- Castellón Murcia- Sevilla Celta- Coruña Betis- Cataluña Gijón... 2- 2 S- 3- 1 2- 1 2- 1 forasteros, transcurrió el partido, hasta que, faltando veinte minutos para el final, Bürillo consiguió el primer tanto de la tarde. Bastó que Tos blanquiverdes sacasen su coraje, ante la vergüenza de la posible derrota, y a los seis minutos del goal cataluñista, vino el del empate, y cuatro minutos más tarde el de la victoria, ambos conseguidos por Adolfo I I Realmente, los béticos merecieron perder, no por ser inferiores a sus rivales, que no hay tal, sino por no haber opuesto su técnica habitual al entusiasmo del contrario, que forzosamente hubiese quebrado. L a línea media del Betis, la principal culpable, de la pésima actuación del equipo, y del terceto, el peor Soladrero, quien navegó toda la tarde a la deriva. L a delantera flaqueó, del lado derecho principalmente, y el centro, Vallina, fracasó rotundamente Inútil estirada de Jesús al marcar lo, s catalanes por primera y única vez B e t i s 2; Cataluña, i E l Cataluña, un equipo de principiantes, lia estado a punto de dar un serio disgusto a los expertos del Betis Balompié. Todo porque el Betis se empeñó desde el primer instante en batir a su contrario con un juego preciosista, que mostrase bien a las claras la diferencia de clase. Pero no hay enemigo pequeño, y menos cuando el débil suple las deficiencias de organización con extraordinario entusiasmo. Y esto fueron los jugadores del Cataluña: once muchachos entusiastas, que apuntan buena disposición p a r a- l a práctica del d i fícil deporte. E n cambio, los béticos, apenas les fallaron las cuatro primeras preciosidades i n tentadas, se descompusieron. Y como la l i nea intermedia se relajase, por colocación excesivamente retrasada, el servicio era mediano. L o s decididos cataluñistas- -no confundamos- siempre buscando el balón, se lo llevaban sin disputa cada vez y eran dueños de l a iniciativa, por dejación. A s í podían impresionar a quienes ceden a cualquier sugestión y parecer, por tanto, mejores de lo que en realidad son. Pero los que tal pensaban, no habían cuenta de que el enemigo les cedía el campo, con pérdida incluso del. aire de superioridad. Sin embargo, los absurdos remates de las jugadas del Cataluña, hablaban bien claro de inexperiencias, de pobreza técnica: equipistas novatos que se harán, aunque aún les queda mucho camino. ¿Cuándo mejor ocasión para ganar que en una de las tardes catastróficas con que de vez en cuando nos obsequia el Betis? Siempre el pelotón en los pies de los Athletíc de M a d r i d 2; S p o r t i n g de G i j ó n 2 M a l a suerte la del A t h l e t i c tuvo que presentar un equipo bien trufado de reservas. M a l a suerte también l a del Sporting: a ios seis minutos de juego, P i n sufrió una distensión en un tobillo, muy fuerte, al caer en mala postura, después de un encontronazo por alto. P i n hubo de retirarse para no reaparecer más, y el equipo asturiano se redujo a diez hombres. P o r lo visto era l a ventaja que los asturianos podían dar ai conjunto de enfrente, en el que- -ya se ha dicho- -faltaban algunos jugadores fundamentales. Ün gran partido, a pesar de todo. T r e n vivo, mucho entusiasmo y algunas jugadas de verdadera clase. L o mejor estuvo a cargo de la línea delantera del Sporting, desdentada y todo por la falta de P i n que forma con N a n i de ordinario, lo más brillante y agresivo del equipo. L o s ligeros asturianos dieron al match un gran tono; y a l go más grave le hubiera ocurrido al A t h l e tictic- -más grave que el empate- -de haber llegado Herrera a las claras oportunidades que tuvo con algo más de serenidad y de dominio del momento. Tuvo el ataque asturiano dos extremos magníficos: Adolfo y Nani. E l público se sintió impresionado por su maestría; pero apenas advirtió el juego sordo, constante, extraordinariamente efectivo de Avilesu, que, a nuestro juicio fué el mejor jugador del Primer tanto bStieó. L a pelota pasa rozando las manos del portero Aparatosa caída de un jugador del Cataluña en yn choque con Jesusí E s posible qeu este jugador pueda hacerse, pero, mientras tanto conviene que pase a segundo término. Cuando se aspira a clasificarse en el torneo liguero, no se pueden comprometer partidos para buscar la postura de un equipista. Romero, con sus defectos, es mucho más delantero centro que Vallina. L o mejor del Betis, el trio defensivo, donde sobresalió el veterano Tenorio, que aún sabe defender con brío, como el domingo lo hizo, los colores de su club. D e los forasteros, mostraron excelentes condiciones para el fútbol el medio centro, Tomás; los extremos, Almiñaüa y Esteve, y el interior izquierda, Portugués. Arbitró Quintana, bien. Los catalanes le discutieron, la validez del segundo tanto bético con excesivo acaloramiento. Cosa de novatos también, aunque viene a corroborar el entusiasmo y la fe que los muchachos cataluñistas pusieron en la pugna. -Antonio Olmedo. Equipos. -Betis: Jesús; Tenorio, Jesusín; Peral, Soladrero, Adolfo I T i m i m i Adolfo I I Vallina, García de la Puerta y Sanz ¡Oselito e mi arma, que mal rato hemo pasao! -N o me hable usté, compare; no me hable usté. Vaya si h a costao trabajo pasa e s e duro farsot