Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
seres de actividad original, y que se influencia por una extraña temeridad que la acerca al peligro... Mezcla de vanidad y sensualismo, emplea un arte Miss Atlántico de Adelardo Fernández Arias. El juez real, el de pérfido para rendir y explotar a calculista y los hombres acaudalados; pero su ser de curiosiduque y la comedianta de Alfonso Pérez Nieva. dad insaciable y atrevida exige mucho más que la aventura corriente por las ciudades del placer y del turismo. Hay algo más Miss A T L Á N T I C O novela, por Adelardo más bien, el viaje novelado el autor ha: que voluptuosidad; hay inquietud espiriFernández Arias. -Frente al declive de la de referir las sensaciones e impresiones a tual, imán de aventuras arriesgadas, y, en novela erótica, de una monotonía reiterada los personajes, según la hechura moral y el fondo, generosas. V a a parar a China, y Huera, cuando ño pornográfica y soez, patológica de cada uno de ellos; y así los y en China se desarrolla la última parte siguen en ascenso las de fondo histórico y mismos panoramas y de la novela, después de haber pasado por, las que, con e l pretexto anecdótico o el relas mismas escenas y las más inesperadas peripecias, incluso halieve de una figura excéntrica y atrevida, los mismos efluvios ber caído en manos de. un elegantísimo y ofrecen al lector ambientes y. panoramas adquieren una dis- apuesto ladrón de alto bordo, exóticos. A esta índole, que casi merece el tinta tonalidad y ten- i L a imaginación de Fernández Arias va nombre de género, reservada a los escritosión. añadiendo sorpresas, lances y enredos en res de fibra, más sensible a las influencias Adelardo Fernán- cada capítulo, cautivando el interés del lecexternas- -no sólo plastkisino, también roodez Arias, según nos tor con gradación ascendente. L a acción dos sociales, características originales de probó en una. de sus es tan continua, y complicada, que no. perpsicología, dé civilización, de costumbres- obras anteriores, es mite, puede decirse, interrumpir la lectupertenece el libró qué acaba de publicar un viajero de retina ra. Y hoy, como ayer, y como siempre, en Adelardo Fernández Arias. E n esta literaprivilegiada, de fácil la novela cual en el teatro, el autor que tura hay más. caudal de sensaciones propias, retención y de mesepa planear y llevar bien una acción emosubjetivas y reales, que de esfucrTM imagi- dios expresivos lle- cionante será él dueño de los lectores. nativo; pero la imaginación lia de impregnos de fluidez y de Miss A T L Á N T I C O obtendrá seguramente un nar lo visto y lo vivido en- la medula nacolor. No hay especéxito tan rápido como rotundo. rrativa, dando vida y alíenlo al episodio hutáculo ni detalle, samano y verosímil y a las figuras del epiE L JUEZ REAL, E L CUQUE Y L A COMEDIANTA, liente que no capte y sodio: con lo cual los escenarios, los lureproduzca con vigo- por- Alfonso Pérez Nieva. E l tomo X I I I de gares- -y cuanta mayor y más presta varíe; roso trazo. Observa- la Biblioteca Hernando contiene esta novedad, mejor- son. también algo vivo y tandor, pero no frío y la de costumbres del siglo xVn, que cumple gible que vemos y sentimos con precisión perezoso, sino apa- a maravilla la misión que con la publicación ADELARDO FERNANDEZ de realidades al contemplarlos y. transponerARIAS sionado y vehemente, de esta biblioteca se ha impuesto la Casa los en compañía de los personajes. E l libro editora. necesita c o m p a r t i r de viajes, aun en el mayor acierto de la No vamos a descubrir ahora los merecimóyiles, sentimientos y actitudes de los maestría descriptiva, tiene una resonancia espiritual limitada, contenida, por el límite protagonistas. E l es, en el fondo, el prime- mientos literarios de! ilustre escritor recientemperamental del narrador y por la singuro y el auténtico protagonista: pero escon- temente fallecido, Sr. Pérez Nieva, pero sí laridad absoluta de. ser él el único actor; dido tras de otras figuras del primer plano, -hemos de hacer constar que su novela E L JUEZ REAL, E L DUQUE Y L A COMEDIANTA es forzosamente, se une. y sé condiciona a esa a las que acompaña, más que exhibe. singularidad toda la visión. En lo que puMiss Atlántico es una creación afortu- una obra amena, cuyo interés no decae en diéramos llamar la nóvela viajada o, nada, de un dinamismo fuertemente cen momento alguno, lo que ya en sí la hace retrííugo, que propende al contacto con otros comendable. Y NOTICIAS D E LIBROS 1 B R I N DI S l a copa e nalto y el c o razón a l e g r e b r i n d e e n sus f i e s t a s d e f a m i l i a c o n este v i n o e s p u m o s o c h i s peante, transparente d e e x q u i s i t o bouquet Es e l v i n o clásico d e las fiestas, hecho c o n r a c i m o s d e l o s viñedos mediterráneos, c r i a d o y envejecido e n cavas p o r e l f a m o s o método champanes. 1 i DORNia
 // Cambio Nodo4-Sevilla