Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA FIESTA DE LOS REYES MAGOS EN LA HUERTA DE MURCIA ODOS los años de manera t r a d i cional se celebra por esta- época en todos los pueblecillos y partidos rurales de la. huerta l a fiesta de los Reyes Magos. E n realidad no es sino l a representación f r a g m e n t a r i a de un antiguo retablo de l a N a t i v i d a d de Nuestro Señor Jesucristo, sobre cuyo origen no h a dado todavía claridad suficiente l a investigación histórica. T E l documento escénico más autorizado de los que se conservan es el de D Gaspar Fernández y A v i l a colegial teól o g o d e l S a c r o Monte de G r a nada y cura de l a v i lla de Colmenar, i m preso por vez p r i m e r a en Málaga en el s i glo XVIII. Consta de LA QUE VIRGEN E N ACTITUD ESCUCHA PROFUNDAMENTE LA BUENA AL NUEVA PUEBLO EMOCIONADA LA ESTRELLA ANUNCIA diez coloquios, dedicados al nacimiento de J e sús y adoración de los Reyes. Está todo él escrito en romance y con una acusada intención de, hacerlo asequible a la comprensión ingenua y a la inteligencia poco docta del pueblo, para l o cual el autor hace hablar a ios personajes populares en su habitual lenguaje panocho. Aunque además de éste, y tal yez posteriores a él, existieron otros retablos manuscritos- -como La Adoración de los Reyes, de Giriés Campoy Silvestre, c o n pretensiones retóricas, escrito en quintillas y cuartetas aconsonantadas; Los Santos Reyes, escenificado en 1895 por P a u l i n o R o m o y M L á zaro (del que sólo existe el original en el archivo murciano de D José Alegría) y el auto alegórico El Rey umittado, triunfa, y el sobervio ba bencido, que se conoce más comúnmente por los Reyes de T o c i n o por figurar en él u n personaje popular así l l a m a d o- es éste del cura de Colmenar el que más se representa. C l a r o que de lo que los poemas pretenden ser a lo que en realidad son representados v a tal distancia, que los propios autores se sorprenderían de ellos. Porque a los ánacrohisrhos introducidos en l a escritura se añade en la representación pintorescas i n novaciones de guardarropía y una pronunciación tal del texto que adquiere a veces carácter de j e r g a ininteligible. A s í ocurre, por ejemplo, que en aquellos sitios dónde ta representación no es dirigida por u n c r i terio competente, Herodes y los M a g o s se visten c o n trajes de alguacilillos de rico paño o terciopelo y calzan las típicas medias de r e p i z c o s sujetas con anchas ligas de seda y las, botas de piel roja que usan sólo en Jas grandes solemnidades. Se ven tan majos así que no se cambiarían p o r los auténticos Monarcas orientales. LA VIRGEN, LOS A L A QUE, COMO SE V E NO FALTA U N DETALLE, ESPERA LA LLEGADA D E Y QUE CONDUCE REYES, QUEVIENEN S I G U I E N D O A L ÁNGEL Q U E H A Y A S U L A D O LA ESTRELLA
 // Cambio Nodo4-Sevilla