Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UN MOMENTO D E L B A I L E C O N Q U E ACABA L A F I E S T A Y DE E N E L QUE LAS DISTINCIÓN MOZAS LUCEN LAS CORONAS DE LOS REYES, COMO SIGNO SOBERANA n i l a adoración de los R e y e s que van teniendo su aparición por el orden que quedan enumerados. L o s Reyes van generalmente a caballo, precedidos de l a E s trella, llevada por un niño, también a caballo, y seguidos de mayor o menor escolta de jinetes o comparsas a p i e pero siempre el acto tiene una pretensión desusada de rumbo, que, en ocasiones, tiende a hacerlo pintoresco. Así sucede e n e l Rincón de la Cueva, en el Esparragal, Sangonera, A l b e r c a y otros caseríos escondidos en l a huerta, de escaso número de h a bitantes, todos de condición h u m i l d í s i m a pero que en esta fecha, consecuentes con el legado de tradición devota que sus antepasados les hicieron, real i z a n el esfuerzo económico que l a fiesta reclama con u n goce íntimo v fervososo. Terminada la representación, que s u e l e H ERO DES, E N ESTA ES TENTADO POR POSTURA TAN ADECUADA EL DEMONIO Y DEFENDIDO (FOTOS PARA POR EL REPOSO D E ÁNGEL UN CON MONARCA, ZAPATOS ser siempre a media mañana, los persona- jes, vestidos con l a ropa de l a misma, que ya no se quitan hasta la noche, se dispersan por el pueblo, haciendo cuestación para sufragar Jos gastos, y al mediodía se reúnen en el típico banquete de Reyes, en el que se come y bebe copiosamente, d i s p o n i e n d o l o s ánimos para el baile, que da remate a l a fiesta y que dura hasta las primeras horas de l a noche. Se celebra éste en el mismo lugar en que l a representación se llevó a cabo, y en él es característica costumbre que. los Reyes coloquen la corona pintada de p u r p u r i n a y adornada con profusión de cadenas, medallas y monedas, con que se tocan, en la cabeza de aquellas mozas, con l a s que pretenden bailar, rindiéndolas así el homenaje de sus predilecciones. RAIMUNDO UN MATEO) DE LOS REYES r 4
 // Cambio Nodo4-Sevilla